Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/15/1998 12:00:00 AM

MI VIDA EN ROSA

Ganadora del Globo de Oro a la mejor película extranjera, la historia de un niño que sueña con ser niña.

MI VIDA EN ROSA MI VIDA EN ROSA
A sus siete años Ludovic vive una infancia de ensueño entre los furtivos personajes que su imaginación le ofrece. Sólo tiene un pequeño inconveniente: está convencido de que es una niña. Por eso, cuando en una fiesta de barrio al aire libre se presenta vestido de princesa, con boca pintada y aretes, y su madre le pregunta estupefacta por el motivo de la pinta, el pequeño no puede dar una respuesta más sincera: "Me vestí así porque soy linda".
Con esta secuencia el director Alain Berliner da inicio a una película que ha recorrido con éxito los festivales de Cannes, Toronto, Nueva York, Edimburgo y Buenos Aires y fue galardonada este año con el Globo de Oro a la mejor película extranjera en Estados Unidos. Se trata de una aproximación sicológica a la sexualidad vista desde la ingenuidad de la infancia, a través de un personaje que, con total inocencia, no sólo encuentra su identidad en el sexo opuesto sino que sicológicamente no reconoce en él patrón masculino alguno.
Independientemente de las alteraciones de orden familiar y social exploradas por la película alrededor del caso, la cinta resulta interesante en la medida en que deja la moral a un lado. Puesto que el pequeño Ludovic está convencido de su realidad, tampoco se siente culpable de su comportamiento y, en consecuencia, es incapaz de comprender las razones que llevan a su comunidad a rechazarlo.
En este sentido, Mi vida en rosa está lejos de ser un drama convencional. Es más bien el retrato vivencial y conmovedor de un niño al que se le intenta negar la posibilidad de ser él mismo, una manía social que no por automática es válida, más si se tiene en cuenta que la personalidad termina casi siempre imponiéndose a las convenciones sociales.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com