Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/6/2018 4:19:00 PM

Este jueves se entrega el premio de cuento Gabriel García Márquez, conozca a los finalistas

Tres argentinos, una chilena y un colombiano están entre los nominados al premio de cuento más importante de Hispanoamérica. El ganador se dará a conocer en Bogotá.

Nominados al Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez 2018 Andrés Mauricio Muñoz (Colombia), Pablo Colacrai (Argentina); Edgardo Cozarinsky (Argentina), Santiago Craig (Argentina) y Constanza Gutiérrez (Chile) Foto: Cortesía Biblioteca Nacional de Colombia

El colombiano Andrés Mauricio Muñoz, la chilena Constanza Gutiérrez y los argentinos Santiago Craig, Pablo Colacraig y Edgardo Cozarinsky ya están en Bogotá esperando la decisión del jurado que este jueves anunciará el ganador de la quinta edición del Premio  Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez.

La ceremonia de premiación se realizará en el Teatro Colón y el ganador recibirá una estatuilla inspirada en las mariposas amarillas de Gabo más 100.000 dólares. Su libro, además, circulará en las 1.500 bibliotecas de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas de Colombia.

El premio, organizado por el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia, ha cogido nombre como el más importante para cuentos en Hispanoamérica. Entre los ganadores de las versiones anteriores están Alejandro Morellón, de España; Luis Noriega, de Colombia; Magela Baoudin, de Bolivia y Guillermo Martínez, de Argentina.

Le puede interesar: Una novela de hadas a la colombiana

El jurado de esta edición está conformado por Alberto Manguel (Argentina-Canadá), Piedad Bonnett (Colombia), Diamela Eltit (Chile) y Élmer Mendoza (México).

Este martes y miércoles, los escritores finalistas estarán desarrollando una agenda de eventos en algunas bibliotecas de la ciudad.

Estos son los libros por los cuáles fueron nominados:

Andrés Mauricio Muñoz (Colombia),  por Hay días en que estamos idos (Seix Barral)

Un hijo desaparece dentro de su propia casa. Una pareja de esposos se enfrenta al desafío de revivir una mata que le entregaron a su hijo. Una mujer aniquila sicológicamente a su esposo desempleado. Un complejo triángulo afectivo entre una pareja y la empleada doméstica. Una actriz se consume en el recuerdo de sus días de gloria. Un hombre pierde paulatinamente y ve el fracaso de su hogar por su incapacidad de hacerle frente a un intruso.

En seis cuentos el autor hace vivir al lector tensos y absurdos dramas que se desprenden de situaciones cotidianas en las que se evidencia la fragilidad del ser humano ante los agobios contemporáneos, revelándonos también que nuestras más feroces amenazas nos acechan a diario dentro de nosotros mismos.

Andrés Mauricio Muñoz apela a su potente capacidad para desnudar nuestras más hondas aflicciones, disponiendo su mirada acuciosa sobre las llanezas de la vida y los agobios contemporáneos.

Edgardo Cozarinsky (Argentina), por En el último trago nos vamos (Editorial Tusquets)

Siempre hay un trago después del último en las novelas y cuentos de Edgardo Cozarinsky, y aunque la canción lo anuncie nadie se va del todo. Los insomnes errantes encuentran un bar abierto donde los esperan historias inauditas. En Buenos Aires los muertos sobreviven en una precaria segunda vida; en la selva guaraní o en las ruinas de Angkor palpitan, invictos, los sacrificados. Y en un rincón de Brooklyn opera una vidente que puede transformarse en la madre del incauto que se anima a consultarla.

Como un caleidoscopio de todos sus registros narrativos, el nuevo libro del autor de Lejos de dónde y Dark explora las muchas dimensiones de lo imaginario, de la memoria afectiva y sus imprevistas confluencias, de distintos rostros del deseo. El resultado es un libro inquietante, donde la superficie de lo narrado se quiebra constantemente para revelar una realidad insospechada.

Pablo Colacrai (Argentina), por Nadie es tan fuerte (Editorial Modesto Rimba)

Es el segundo libro de cuentos de Pablo Colacrai, que desde hace una década viene construyendo una voz cuidada en sus aspectos formales, y que se abre paso entre colegas y lectores con solidez y sin estridencias.

Su prosa seduce con relatos introspectivos, se apropia de registros intimistas y los explora desde el interior del lenguaje para mostrarnos una galería de personajes  reconocibles, parados en el instante justo en que su vida está por cambiar definitivamente: infancias que se terminan, paternidades inminentes, amores perdidos sin remedio, la dificultosa construcción de una imagen paterna, lo que se quiso y ya no se tendrá, lo que se quiso y no se quiere más,  y lo que es sano reconocer que nunca se quiso. Parados en una imaginaria línea de llegada, que a su pesar es también de partida, no ven, en ningún caso, claro el camino.  Y con todo, el pasado ya no les sirve. Es inútil cualquier intento de aferrarse a él. No pueden, tampoco, entregarse a lo que vendrá.  Hay una fe, sin embargo. Y una conciencia en la inutilidad de esa fe. Lo que predomina es la inmovilidad.  Y el malestar. Y una vaga esperanza. Y algún tipo de reproche o melancolía.

Colacrai entreteje voces, imágenes, postales, anhelos, hasta encerrar entre paredes sutiles un núcleo duro que  elije siempre elidir: una invitación muda a completar la historia  con nuestra imaginación pero  sobre todo y fundamentalmente con nuestra sombra. Para cuando nos damos cuenta, estamos con los dos pies dentro en su máquina narrativa, de la que no es posible salir intocado ni en la emoción ni en la experiencia y con el azoramiento de un chico frente a un acto de magia. Es esta su maestría.

Santiago Craig (Argentina), por Las tormentas (Editorial Entropía)

Con un lenguaje tan poético como preciso, con una maestría calma, llena de detalles y capas que se superponen hasta lograr una profundidad asombrosa, Santiago Craig relata ocho historias de personajes obsesionados por el paso del tiempo, de recuerdos míticos que se transforman en fantasmas, de hombres que necesitan controlar al menos algo, aunque sea sólo cavar un pozo en la arena para después meterse adentro.

Craig construye este libro con un lenguaje natural y generoso. Un lenguaje que se da tiempo para asentar una imagen, una idea, el sentido del tránsito que propone la lectura.

Los cuentos de Las tormentas son protagonizados por personas comunes y corrientes, gente de barrio cuya juventud va quedando atrás, con sus rutinas apenas alteradas pero que, sin embargo, están envueltos por algo extraordinario, fuera de orden. La cotidiana desesperación de sus mundos los acerca a veces al fantástico, o al absurdo. Y sin embargo, sus habitantes en ningún momento son otra cosa más que seres humanos navegando en el caos de la vida, encontrándose y desencontrándose en una casa demasiado grande, reconociéndose unos a otros por el olor que llevan impregnado en el pelo. A veces es el olor del cansancio y el jabón blanco de la pobreza digna. Otras veces, es el olor de una tarta de atún, de un cuerpo amado, de la familia que supieron construirse bajo la tormenta.

Constanza Gutiérrez (Chile), por Terriers (Editorial Montacerdos)

Si en Incompetentes (2014), Constanza Gutiérrez construyó un mundo en el que era difícil distinguir dónde y cuándo se daban las frustraciones y esperanzas de un grupo de escolares, en Terriers esto es distinto. Pues aunque ambos libros parecen compartir la supuesta perspectiva ingenua de niños y adolescentes (o el recuerdo de esas experiencias), la fragmentación que la autora experimentó en la novela se transforma en siete cuentos que abordan con consistencia cómo se vivió y se vive en el norte, el centro y el sur de Chile.

Con la complejidad de lo real, la prosa de Gutiérrez describe y se entromete en cómo la pertenencia a un lugar y un grupo humano equivalen a la incertidumbre que los personajes y narradores comparten al enfrentar las convenciones sociales. Sin estereotipos de lo rural o lo urbano, lo chileno se representa en su diferencia, en la riqueza de sus expresiones y en su particular forma de sentir el mundo. Valiéndose del humor y la comicidad, Terriers despliega historias violentas y entrañables, un universo que prueba el oficio de su autora.

“Constanza Gutiérrez narra con una fuerza y una voz particularísima, completamente formada, que no hace concesiones y que, con mano maestra, al mismo tiempo asfixia y es precisa, deslumbra en su madurez y agobia en su mirada hacia el abismo de la adolescencia”. Federico Falco

 

VIDEOS MÁS VISTOS

  • “Es un gobierno tranquilo, pero con decisión y carácter”: Iván Duque

    “Es un gobierno tranquilo, pero con decisión y carácter”: Iván Duque

    close
  • ¿Cuánto de estadounidense tiene un auto de Estados Unidos?

    ¿Cuánto de estadounidense tiene un auto de Estados Unidos?

    close
  • Violento desenlace: entre gases y piedras colapsó Bogotá

    Violento desenlace: entre gases y piedras colapsó Bogotá

    close
  • "Esa marcha es discriminatoria": Luis Ernesto Gómez

    "Esa marcha es discriminatoria": Luis Ernesto Gómez

    close
  • ¿Cómo se navega en el espacio?

    ¿Cómo se navega en el espacio?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1906

PORTADA

“La gran bandera del gobierno es la equidad”

El presidente explica sus prioridades, qué problemas encontró, cómo quiere cambiar la política y cómo va a manejar su gobernabilidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1906

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.