Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/7/1996 12:00:00 AM

NOVEDADES

NOVEDADES, Edición 749, Sección Cultura NOVEDADES
Schubert: Songs without words Misha Maisky, violoncello Daria Hovora, piano Deutsche Grammophon
Este es un disco en dos partes. La primera para tomar en serio, la segunda para gozarla, siempre y cuando se entienda que es apenas un simpático divertimento. La primera contiene la gran Sonata Arpeggione en la menor de Schubert, por supuesto transcrita para violoncello. Maisky logra una interpretación profunda y ajena a cualquier frivolidad, su Adagio sencillamente trasciende y en el allegro moderato hace perfectamente lógicas y explicables las típicas reiteraciones de las grandes obras de Schubert. La segunda son transcripciones de lieder, pasando al violoncello la parte de la voz. Naturalmente las trascendencia original del contenido de los poemas originales desaparece y todo queda en manos de la legendaria inspiración de Schubert y el sonido seductor del violoncello de Maisky. Por ello lo que originalmente es trascendente, se convierte en divertimento, delicioso, pero divertimento al fin y al cabo.
Penderecki: Concierto Nº2 para violoncello
Eduardo Valenzuela, violoncello
New Moscow State Sym. Orch. Vladimir Ponkin, dir. Dom. rec.
Por múltiples razones el violoncellista Eduardo Valenzuela está bastante ligado a nuestra vida musical (en 1983 grabó la integral de la obra para violoncello de Schumann con la pianista colombiana Constanza Dávila). La obra central es el comentadísimo Concierto Nº2 para violoncello y orquesta del polaco Krzysztof Penderecki, uno de los más grandes compositores del presente siglo. Valenzuela muestra, desde el dramático crescendo inicial, que domina el discurso y el estilo, pero sobre todo que es capaz de poner su sólida técnica al servicio de una composición que exige no solo trascender, sino también buscar un sonido que permanentemente cambie de colorido. Complementa la grabación la Epifhanie fresque pour violoncelle et orchestre, también música contemporánea. Aquí de nuevo Valenzuela nos revela su versatilidad y flexibilidad interpretativa. Todo cuenta con los buenos oficios de Vladimir Ponkin al frente de la New Moscow State Symphony Orchestra.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com