Home

Cultura

Artículo

La oración es el dialogo de los creyentes con Dios.
La oración es el diálogo de los creyentes con Dios. | Foto: Getty Images

Cultura

Oración católica para la mañana de hoy lunes, 25 de septiembre

Normalmente, para orar se necesita un clima de recogimiento, silencio y soledad interior.

Redacción Semana
25 de septiembre de 2023

Dar gracias a Dios es una manera de honrarlo y acercarse a él. Es por ello que diariamente millones de personas acuden a la oración para darle gracias por los favores recibidos y dejar en sus manos su salud y protección, tanto personal, como familiar.

En tal sentido, existe una oración clave para agradecer al Señor, este lunes, 25 de septiembre.

La oración

“Señor, en el silencio de este día que comienza, vengo a pedirte la paz, la prudencia, la fuerza.

Hoy quiero mirar el mundo con ojos llenos de amor, ser paciente, comprensivo, dulce y prudente.

A lo largo de los años, la fe a San Cayetano ha perdurado de múltiples maneras.
A lo largo de los años, la fe a San Cayetano ha perdurado de múltiples maneras. | Foto: Getty Images

Ver por encima de las apariencias, a tus hijos como Tú mismo los ves, y así no ver más que el bien en cada uno de ellos.

Cierra mis oídos a toda calumnia, guarda mi lengua de toda maldad, que solo los pensamientos caritativos permanezcan en mi espíritu, que sea benévolo y alegre, que todos los que se acerquen a mí sientan su presencia.

Revísteme de Ti, Señor, y que a lo largo de este día yo te irradie.

Amén”.

Los salmos de protección que se deben rezar diariamente

Si bien no existe una manera exacta de rezar los salmos, sí existen algunas de estas citas que son utilizadas por algunas personas en el mundo como protección.

Por lo tanto, en el portal Su Biblia Online destacan varios salmos que son considerados de protección. A continuación, algunos de estos.

Salmo 121

“A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi ayuda? Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra. No permitirá que tu pie resbale; jamás duerme el que te cuida. Jamás duerme ni se adormece el que cuida de Israel. El Señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora. De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche. El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida. El Señor te cuidará en el hogar y en el camino, desde ahora y para siempre”.

Salmo 18: 1-3

¡Cuánto te amo, Señor, fuerza mía! El Señor es mi roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que me refugio. Es mi escudo, el poder que me salva, ¡mi más alto escondite! Invoco al Señor, que es digno de alabanza, y quedo a salvo de mis enemigos”.

Rezar
A lo largo de los años, la fe ha perdurado de múltiples maneras. | Foto: Getty Images

Salmo 18: 16-19

“Extendiendo su mano desde lo alto, tomó la mía y me sacó del mar profundo. Me libró de mi enemigo poderoso, y de aquellos que me odiaban y eran más fuertes que yo. En el día de mi desgracia me salieron al encuentro, pero mi apoyo fue el Señor. Me sacó a un amplio espacio; me libró porque se agradó de mí”.

Salmo 27: 1-3

“El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida; ¿quién podrá amedrentarme? Cuando los malvados avanzan contra mí para devorar mis carnes, cuando mis enemigos y adversarios me atacan, son ellos los que tropiezan y caen. Aun cuando un ejército me asedie, no temerá mi corazón; aun cuando una guerra estalle contra mí, yo mantendré la confianza”.

Día a día los creyentes se comunican con Dios a través de la oración.
Día a día los creyentes se comunican con Dios a través de la oración. | Foto: Getty Images

Salmo 7: 6-8

“¡Levántate, Señor, en tu ira; enfréntate al furor de mis enemigos! ¡Despierta, oh Dios, e imparte justicia! Que en torno tuyo se reúnan los pueblos; reina sobre ellos desde lo alto. ¡El Señor juzgará a los pueblos!”.