Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/6/1988 12:00:00 AM

PACHITO ECHE

¿Columna de un Santicos trancó la crisis ministeria!?

PACHITO ECHE PACHITO ECHE
La gran incógnita sobre la crisis ministerial parece haber quedado despejada con las declaraciones del presidente Barco, el domingo pasado en Cartagena, cuando afirmó: "No vamos a cambiar ministros por darle gusto a unas personas que no dan argumentos, sino que sólo les parece y me van organizando el gobierno desde una columna de un periódico ".
Para los círculos políticos el Presidente estaba haciendo referencia a los columnistas en general pero a uno en particular: Francisco Santos Calderón. Al parecer, la crisis era un hecho pero Barco decidió darle una lección a los especialistas en crisis ministeriales, a tal punto que montó un show de excursiones a Cartagena con gabinete ministerial a bordo, en dos tandas, para estudiar el plan del gobierno para este año. Con esto queria dejar en claro que el gabinete estaba "vivito y coleando".

Pero, quién es este Santos a quien le atribuyen el "tate quieto presidencial". Santos Calderón hay muchos.
De todos los colores, tamaños e ideologías. "Pacho", como le dicen cariñosamente en la redacción de El Tiempo a Francisco Santos, es el menor de los hijos hombres de Hernando Santos. Sus hermanos mayores son Guillermo, jefe de Sistemas; Rafael "Ayatollah", jefe de Redacción; Juanita, directora de Arte y Camilo piloto comercial. Francisco llegó hace 7 años al periódico, después de haber realizado un master en periodismo en la Universidad de Austin, Texas, Estados Unidos. Comenzó como todos los Santos " untándose de tinta" y por eso su primer cargo fue el de redactor nocturno, luego pasó a dirigir la Sección Internacional y desde hace tres años escribe una columna que al igual que su personalidad se caracteriza más por la intuición y la espontaneidad que por la ponderación o el análisis.

La columna que produjo la ira presidencial se titulaba "Quiénes deberían salir" y en su antetítulo se leía: "El Presidente debe jugar sus restos en el nombramiento de este gabinete y salir de una serie de personajes que fracasaron". Y lanza en-ristre Pachito Santos no dejó "títere con cabeza". En escasos 40 cm de extensión de la columna, Pachito despedazó la gestión de 10 de los 13 ministros, con términos como: "El ministro de Defensa y algunos de la cúpula militar, deberían salir. Nunca antes el Ejército había sufrido tantas bajas ni su capacidad de respuesta y ataque había sido tan cuestionada... El ministro de Gobierno se ha dormido en su puesto y en vez de ser una proyección del gobierno hacia fuera, ha hecho lo contrario refugiándose en la Casa de Nariño... La agricultura está hecha un desastre... En Desarrollo, Fuad Char, pasó en blanco... Igual sucede con la cartera de Trabajo, donde Diego Younes ha pasado en blanco..."
Todo esto era demasiado para el Presidente. Que la gestión de dos años de casi todos los ministros fuera descalificada de un plumazo, por un muchachito de 26 años, cuyo principal atributo era "tener el apellido del dueno del periódico", según una fuente palaciega, "no se podía aguantar".

Nunca se sabrá si si iba a haber crisis y si efectivamente fue la impertinencia periodistica de "Pachito" la que la aplazó. En todo caso de ser así seria el más grande honor para este frivolo y descomplicado sardino periodista. --

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com