Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/31/1989 12:00:00 AM

PENSANDO EN COLOMBIA

Novedosas propuestas arquitectónicas y energéticas en el hospital construido por Gaviotas, en Vichada.

PENSANDO EN COLOMBIA PENSANDO EN COLOMBIA
No es común el pensar que una obra de arquitectura, un espacio o un edificio, pueda ser juzgado en términos de su responsabilidad frente a las condiciones de vida que propone a sus usuarios. Si este tipo de juicio se aplicara, muchas de las propuestas de la práctica común del urbanismo y de la arquitectura en Colombia podrían, sin dificultad, calificarse de irresponsables, y ese calificativo se aplicaría por extensión a los profesionales que las diseñan y construyen y a quienes las promueven y financian. Por lo mismo es refrescante y estimulante encontrar, en algún lugar del país, una obra a la que cómodamente se le puede calificar de responsable.
El nombre del Centro " Las Gaviotas" es comúnmente asociado a la producción e instalación de sistemas de calentamiento de agua por energía solar, principalmente por su participación en varios proyectos de vivienda a gran escala realizados por el Banco Central Hipotecario, en los últimos diez años, en Bogotá y Medellín. El desarrollo evolutivo de sistemas cada vez más eficientes de aprovechamiento de la energía solar para diversos fines,en particular el calentamiento de agua para usos domésticos es, en la imagen común, su logro principal y en ese sentido las cifras respaldan esa creencia. En los proyectos construidos por el BCH, alrededor de 10 mil viviendas se benefician del sistema y en el país cerca de 25 mil unidades cuentan ya con estos sistemas.
No son públicamente conocidas, sin embargo, las investigaciones y realizaciones de Gaviotas en muchos otros campos y particularmente en los terrenos de la arquitectura. En este campo particular se han desarrollado en los últimos años diversos proyectos de "arquitectura bioclimática", algunos de ellos ya construidos, en los cuales el factor energético es determinante en el diseño de espacios y edificaciones. Mediante el manejo de sol y vientos se busca acondicionar climáticamente los espacios y proveerlos de iluminación,calentamiento de agua, refrigeración, ventilación y calefacción.
La obra más lograda en este sentido es el "Hospital rural tropical autosuficiente", construido en los terrenos de Gaviotas en las sabanas del Vichada. Este es un proyecto pionero no sólo para Gaviotas sino para el país. Su denominación, dada por Paolo Lugari, director general de la fundación, corresponde con la búsqueda de una arquitectura que, basada en el conocimiento y manejo de las condiciones propias del territorio tropical en que se ubica, capta los recursos energéticos naturales y los revierte en beneficios para la autosuficiencia energética del conjunto. La edificación "trabaja" como un organismo, para proveerse de aquello que requiere el funcionamiento de las actividades hospitalarias necesarias y para sostener las 16 camas con las cuales se atienden las demandas de una amplia región.
Lo primero que sorprende del pequeño hospital es su apariencia, que semeja la de un laboratorio en el que emergen diversas instalaciones externas: tanques, paneles solares, ductos. En el diseño del hospital, la relación interior-exterior, fundamento de la propuesta, se manifiesta en diferentes formas, distintas de las tradicionales, y en un cuidadoso estudio de todos los elementos arquitectónicos: cerramientos y cubiertas, ventanas y puertas, patios, corredores, depósitos, etcétera. La tecnología empleada permite contar con una cocina autosuficiente en la que las estufas se proveen de calor mediante aceite circulante, calentado por el sol, o por biogás generado en una instalación que pemite procesar residuos orgánicos producidos en el medio. Las neveras se enfrían mediante energía solar y la poca electricidad obtenida mediante celdas solares fotovoltaicas sólo se emplea para la iluminación con lámparas de alta eficiencia y para el funcionamiento de unos pocos aparatos. Las fuentes solar, eólica y de biomasa abastecen de energía más del 90% de los requerimientos hospitalarios. Si a esto se añade el manejo del agua mediante molinos y bombas producidas en el mismo sitio, la hidroponía en cultivos y muchas otras condiciones de existencia y manejo, se completa un cuadro muy amplio de autosuficiencia, fuera de lo común en este y en cualquier otro medio contemporáneo.
Cabe mencionar la presencia en el conjunto de una maloca indígena que hace parte de la edificación. Esta construcción, realizada por nativos de la región empleando sus técnicas tradicionales, sirve para alojar y prestar atención hospitalaria a los miembros de las comunidades Guahibo que pueblan el Vichada. En este hábitat análogo al propio de los indígenas, se brinda un ambiente familiar para el enfermo y para sus acompañantes. El contraste de esta construcción con la apariencia tecnológica del resto del hospital es curioso, pues enuncia dos maneras de entender el sentido de lo vernacular, una de ellas tradicional, la maloca, otra moderna el resto del hospital.
La inventiva mostrada en esta construcción y en las búsquedas arquitectónicas de Gaviotas plantea expectativas de respuestas interesantes que atienden a problemas cotidianos de la vida urbana y rural del país, y es el comienzo de una corriente que puede expandirse en diversas direcciones. El asunto energético cobra cada día más vigencia, dada la limitación mundial de recursos y la ausencia de propuestas que anuncien seriamente una solución global. La autosuficiencia es una condición actualmente válida y necesaria, no sólo en los medios rurales en los que parece casi natural el obtenerla, sino en los medios urbanos. Esta condición permitiría, entre otras cosas, en caso de ser extendida a un amplio sector de población, reducir los costos altísimos de producción de energía, los que ahora hacen parte de las enormes cargas económicas deficitarias del país.
Caben aquí preguntas de simple sentido común. ¿Por qué, si estas búsquedas producen soluciones comprobadas, no se asumen como lineamientos en los planes estatales? ¿Por qué no se incentivan y apoyan? ¿Por qué no se aplican como parte de las acciones asistenciales, de vivienda y de otros servicios en las comunidades urbanas y rurales? La "autosuficiencia" burocrática e institucional que aqueja permanentemente al país puede ser la enfermedad que no deja ingresar aquello que se presenta como alternativa para un futuro mejor.
Alberto Saldarriaga Roa.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com