Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/1/1987 12:00:00 AM

PERDIDOS EN EL GUAVIARE

A través de testimonios, el sociólogo Alfredo Molano construye el diagnóstico de esa conflictiva zona.

PERDIDOS EN EL GUAVIARE PERDIDOS EN EL GUAVIARE
El sociólogo Alfredo Molano dedicó varios meses a recorrer la zona de colonización de los Llanos Orientales, con el fin de investigar los fenómenos sociales que allí conviven, en especial los de la guerrilla y el narcotráfico. Y con base en esa recopilación de la "historia oral" de la región acaba de publicar el libro "Selva adentro", en donde analiza las distintas etapas de la colonización en la conflictiva región del Guaviare. Fue la explotación del caucho la que atrajo a los primeros colonos que se convirtieron, posteriormente, en cazadores y pescadores cuando las empresas extranjeras acabaron con la explotación del caucho. Luego, dice Molano, llegó la colonización campesina; gente proveniente de distintas regiones del país, trabajadores del agro en su mayoría, se dedicaron a cultivar la tierra, sembraron diversos productos pero pronto se estrellaron contra una dura realidad, la inexistencia de vías de comunicación para vender sus cosechas; en estas circunstancias aparecen en 1978 las primeras experiencias en el campo de la coca: "Cientos de toneladas de semillas fueron distribuidas de mano en mano, gratuita y afanosamente, y al poco tiempo las primeras cosechas estaban listas para ser "raspadas". Una hectárea sembrada de coca producía en una cosecha todo el dinero junto que el colono no había visto pasar por su mano en la vida. Todo el dinero que había dejado de ganar con el maíz, el arroz, el cacao. Los suenos de tierra de promisión que los colonos habían perseguido en el Cuaviare, se hacían, por fin, realidad tangible y sonante. El kilo de base llegó a pagarse a un millón de pesos".
Y el cultivo de coca se ha convertido hoy en uno de los problemas que más preocupa al país, en especial, en la región del Guaviare y del Caquetá. Pero a la par del fenómeno del cultivo y procesamiento de la coca, ha ido creciendo la influencia guerrillera en esta área, hasta el punto de que existen pueblos en donde la autoridad la ejercen las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.
Fueron largos días de camino y de conversaciones, con los colonos, lo que llevó a Molano a adentrarse en la selva, para poder mostrar, en forma ágil y seria, lo que allí realmente acontece. Frente a la presencia de las FARC en el Guaviare, el autor dice: "De grupo de autodefensa que había sido originalmente, desde los años cincuentas y sesentas, la organización (de los colonos) es ahora orientada por un frente guerrillero, hecho que tuvo profundas repercusiones. Hacía su aparición un grupo armado permanente, con una ideología orgánica, articulado a una organización de cobertura nacional que cumplía -y cumple- todas las funciones propias de las fuerzas políticas; legisla e impone mediante coerción de sus normas y su voluntad de propósito". Claro está que Molano señala la falta de presencia del gobierno en estas tierras, que fueron en un momento dominadas por la ley de la selva que impusieron los capos del narcotráfico. Pero ¿cuál es el costo que deben pagar los colonos para que las FARC les brinde protección frente a los capos del narcotráfico? ¿Cuál es la vinculación entre la guerrilla, que opera en el Guaviare, y la coca? Estos son, también, aspectos abordados en el libro y lo convierten en un material de palpitante actualidad.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.