Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/29/1995 12:00:00 AM

PRET-A-PORTER

En este desarticulado retrato del corazón de la moda, el rebelde Robert Altman demuestra que su humor negro sigue vigente.

PRET-A-PORTER PRET-A-PORTER
DIRECCION: ROBERT ALTMAN
PROTAGONISTAS: SOFIA LOREN, MARCELLO MASTROIANNI Y KIM BASSINGER
LA PRIMERA VEZ que Robert Altman, el niño terrible de los directores norteamericanos, asistió a un desfile de modas en París, se emocionó hasta las lágrimas. Sólo atinó a decirle a su esposa: "Es maravilloso ¡este es el circo! ". Altman, que con el placer de un coleccionista de insectos ha dedicado su obra a cazar tics sociales y a desmenuzar ritos militares (Mash), matrimoniales (La boda), musicales (Nashville) o cinematográficos (The player), tiene que encontrarse obviamente en su salsa en el espectáculo de las pasarelas. Un evento que también se presta para desarrollar muchas de sus preferencias escénicas: es un espectáculo masivo, brillante, desestructurado, histérico y toca como pocos el corazón de la sociedad.
Pues el simple acto de vestir la desnudez nunca ha sido tan sencillo para la raza humana. Y la moda ha revelado desde siempre el corazón de la cultura. Mostrar un poquito allá, ocultar algo acá, ha sido la dinámica que ha construido a través de los siglos los cuerpos, el ideal de belleza, y las conductas permitidas. Pero tal vez nunca esta constante antropológica se había sofisticado a tal grado como sucede en las épocas modernas, con la ayuda del computador, la tecnología y la bendición de los mass media.
Pret-a-Porter es un comentario a este ritual hecho por la sardónica y juguetona cámara de Altman, con el mejor estilo de los 90. Aunque la historia de espionaje, asesinato, traiciones, encuentros y desencuentros amorosos, protagonizada por la mítica pareja de Sofía Loren y Marcello Mastroianni, simula un débil hilo argumental, úste solo es una excusa.
El verdadero protagonista es el barullo de telas, texturas, infidelidades, pieles brillantes, figuras perfectas y los ires y venires provocados por una de las tareas más atávicas de la cultura occidental. Un acto hoy por hoy realizado por esos estrafalarios e infalibles sacerdotes llamados diseñadores que dan sus bendiciones desde la meca de la alta costura: París, la ciudad de los disfraces. Pero aunque la corte de estrellas que visitan la película va desde el paso meteórico y rutilante de la supermodelo Claudia Schiffer hasta la sonrisa metálica de Cher, pasando por los desprevenidos comentarios de los reyes de los trapos al final del siglo XX, el resultado no es un documental cosmético, como podría pensarse.
Lo que Pret-a-Porter muestra es un hilarante y grotesco baile en el que todo el mundo quisiera mover los hilos: la prensa, las bellas, los productores, los diseñadores, los comerciantes, pero que finalmente se les escapa de las manos a todos. Para reflejare ese mounstro de hermosas piernas pero sin cabeza, Altman recurre una vez más a la exposición de miles de historias desarticuladas que le sirven de excusa para su retrato coral, como ya lo hizo en Nashville. Y aunque el tono documental de la película no parece interesado en dejar una moraleja o cerrar sus argumentos, el director no puede resistirse a dejar su comentario y termina en la imprevisible apología del desnudo en una película que supuestamente tiene como tema principal el del comercio del vestido. Lo que demuestra que Altman, uno de los grandes adalides de los sueños de los 70, a estas alturas del siglo, no ha dejado de ser idealista...

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com