Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/4/1996 12:00:00 AM

¿QUIEN HARA LA SEÑAL?

En lugar de concentrarse en reprogramar adecuadamente la Señal Colombia, la Cntv e Inravisión se pelean en público la repartición del ponqué.

¿QUIEN HARA LA SEÑAL? ¿QUIEN HARA LA SEÑAL?
El Canal de Interés Público no acaba de salir del limbo. Después del fracaso del proyecto del entonces ministro Armando Benedetti y de varios meses de programación de relleno mientras se decidía quién se quedaba y quién se iba, parecía que la luz al final del túnel empezaba a vislumbrarse. Se habían conocido los resultados de un estudio encargado por la Comisión Nacional de Televisión -Cntv- al especialista Gustavo Castro Caycedo sobre las debilidades y fortalezas del proyecto Señal Colombia. También se conocían los resultados de una amplia encuesta de televidentes para determinar qué era lo que éstos esperaban de la programación cultural. La encuesta, realizada por el Centro Nacional de Consultoría, determinó entre otras cosas que para los televidentes la Señal Colombia seguía siendo sinónimo de Cadena 3 (a pesar de la millonaria campaña publicitaria para cambiar de imagen), que su programación se percibía desactualizada, repetitiva y desordenada, que estaba mal promocionada y que poco interesaba a sectores tan significativos como el de los campesinos o el de los jóvenes. Por otro lado, la encuesta descubrió que el gancho actual es la información noticiosa y que había productos con mucho seguimiento como los de Audiovisuales.
Con la adjudicación de 4.000 millones de pesos a la Señal de parte de la Cntv y lo mencionado anteriormente, sólo falta una voluntad política para emprender un esfuerzo definitivo por conservar los buenos espacios (un 50 por ciento de la programación actual) y cubrir las carencias del canal. Sin embargo, en este estado de la cuestión, a última hora le salió otra pata al gato. Y es que intempestivamente Inravisión y la Cntv se están peleando el derecho a programar estos nuevos espacios. Según el ministro de Comunicaciones, Saulo Arboleda: "La oficina jurídica de este Ministerio, la secretaría jurídica de la Presidencia de la República y la secretaría jurídica de Inravisión determinan que es a Inravisión a la que le compete adjudicar la programación". La Comisión por su parte alega, como lo hizo públicamente hace poco el comisionado Alvaro Pava, que: "Si la responsabilidad de la Señal Colombia es totalmente de la Comisión, entonces a este organismo le corresponde programarla" (El Tiempo, septiembre 11).
Lo peor de todo es que esta discusión bizantina logre desviar la atención de lo que en este momento debería ser la prioridad de ambas instituciones: sacar adelante a la maltrecha Señal Colombia con una excelente reprogramación que la salve de la agonía en la que hoy por hoy se encuentra sumido el canal público de los colombianos.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com