cine

El escape: un relato de amor sin consciencia

Por: Manuel Kalmanovitz G.

Un tipo en Detroit, que maneja robots por control remoto en África, protagoniza esta película que tercamente se niega a pensar con matices los dilemas morales que trae un mundo globalizado.


Título original: Eye on Juliet

Año: 2017

País: Canadá, Francia, Marruecos

Director: Kim Nguyen

Guion: Kim Nguyen

Actores: Joe Cole, Lina El Arabi

Duración: 96 min

Calificación: 1 estrella

El asunto de los drones y robots manejados a distancia podría ser una metáfora perfecta para esta época del capitalismo global: la distancia física entre quien toma la decisión y quien la sufre, las diferencias de niveles de vida en distintos puntos del planeta, la sensación seductora pero falsa de que las distancias no existen (o que no importan) e, incluso, los mismos aparatos, hipertecnológicos y letales, que hacen pensar que hoy por hoy estar conectado y ser vigilado han terminado por ser lo mismo.

Subrayo acá el “podría” de la primera frase porque en esta película del canadiense Kim Nguyen los drones, si acaso, son símbolo de algo: de la terquedad de ignorar los problemas morales y existenciales que vienen cuando un tipo en un lado del mundo toma decisiones que afectan directamente a la gente del otro. De lo demás no hay mayor rastro.

Le puede interesar: Spielberg pierde el pulso: Netflix sigue elegible para recibir premios Óscar

La trama básicamente es esta: Gordon (Joe Cole) trabaja para una empresa de seguridad en el turno nocturno, manejando unos robots de seis patas que protegen un oleoducto en un país no identificado al norte de África. Vive en Detroit, acaba de ser echado por su novia y se conecta por internet a estos aparatos para recorrer el perímetro asignado, buscando gente que se atreva a robarle a esta multinacional para dispararles y asustarlos.

Todo es retratado como un ejercicio inocente —lo de los disparos para asustar y no matar apunta claramente hacia allá—; pero esta falta de perspectiva, esta ingenuidad y la consiguiente negativa a pensar las implicaciones de lo que sucede, se va transformando, a medida que avanza el filme, en una indolencia cada vez más perversa y difícil de procesar, aunque dudo que esa fuera la intención.

En uno de sus recorridos de vigilancia con estos insectos mecánicos (que ni siquiera tienen sentido, ¿por qué no instalar unas cámaras y ya?) localiza a una muchacha (Lina El Arabi) que se cita cerca al oleoducto con su novio. Este tipo en Detroit, quizás por estar entusado o por aburrimiento o por saber que puede tranquilamente abusar de su poder, comienza a seguirla.

La película simplemente normaliza la situación y ahí está lo realmente perturbador: ese intento para ignorar lo que implica el desbalance de poder, para no ver el privilegio que este tipo asume tan irreflexivamente, para negar lo que tiene de morboso este seguimiento detallado de un tipo despechado a una muchacha desde el otro lado del mundo.

Y luego, cuando del seguimiento Gordon pasa a la acción porque no está de acuerdo con las costumbres de esa tierra que no conoce en persona —“nunca he salido de Estados Unidos”, dice en un momento—, pero que vigila y en donde puede asesinar gracias a estos aparatos que maneja, ahí la película ya se vuelve un monumento a la irreflexión, al oportunismo y a la falta de respeto con la que algunos países del primer mundo afectan la geopolítica en estas épocas de globalidad. De nuevo, no creo que esa haya sido la intención, pero a veces es impresionante lo reveladora que es la inconsciencia.

Le puede interesar: La Carpa del Mañana de ARCADIA en la FILBo: programación completa

EN CARTELERA

La maldición - 1½ estrellas

Película para adolescentes basada en una novela de Daniel Waters con jóvenes melancólicos y fantasmas amenazantes.

Vivir de prisa, amar despacio - 3 estrellas

Película francesa que retrata el romance entre un escritor y un estudiante durante el auge del sida.

Regresa a mí - 2½ estrellas

Un hijo adicto llega inesperadamente a visitar su familia en una Navidad en este drama con Julia Roberts.

El parque de los sueños - 2½ estrellas

Drama canadiense en el que una mujer mayor, parte de la comunidad china de Vancouver, encuentra algo liberador en la asimilación a su país adoptivo.