Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/23/1996 12:00:00 AM

SABOR CARIBE

El nuevo disco de Totó la Momposina es una aproximación a un olvidado género musical colombiano: el sexteto.

SABOR CARIBE SABOR CARIBE
Un amplio universo musical corre por las venas y el alma de Totó la Momposina. Un espíritu que a punta de empeños propios ha logrado consolidar su nombre como el más representativo de la música autóctona colombiana en el exterior. Y Totó sigue siendo la misma mujer humilde que 20 años atrás se jugó su destino transmitiendo el sentimiento de su tierra en las calles de París, la misma que con su voz es capaz de conseguir lo que necesita, no solo para llevar una vida tranquila sino para dejar en un nuevo disco el talento que ella y su grupo Tambores han sabido llevar por el mundo para un reconocimiento que aún parece esquivo en su propio país.
Totó la Momposina lanza esta semana, de manera oficial, su nueva producción Carmelina con un concierto especial en el Teatro Nacional La Castellana de Bogotá. Este disco, como es usual en ella, es una exploración dentro de los ritmos de la Costa Caribe colombiana, en esta ocasión dedicada a la música de sexteto, un estilo que por simple asociación podría considerarse cubano, pero que también tiene sus raíces propias dentro del folclor caribe del país. "Como la gente tiene acostumbrado el oído a la música cubana comenta Totó, entonces creen que en mi nuevo disco estoy haciendo música cubana. Pero no es así. Yo llevo 25 años tocando esta forma del sexteto que está radicada en nuestra Costa Atlántica y tiene grandes vínculos con Cuba y con la música africana y que nuestra gente no la conoce. Lo que sucede es que este género musical evolucionó en Cuba y aquí se quedó estancado". La idea de la folclorista, con este disco, fue la de fusionar estos conceptos para conseguir una música de sexteto colombiana, en una búsqueda para encontrar los sonidos autóctonos para los distintos instrumentos y llegar a tener, como ella dice, "nuestros sones, rumbas y guarachas, porque nosotros lo que no tenemos es el danzón".
Totó la Momposina considera que ella y su grupo, sin carácter prepotente, y gracias a su conocimiento de las raíces musicales de una vasta zona de la Costa Atlántica y su roce con otras etnias, han abierto una especie de universo en el que poseen las herramientas necesarias para mostrar una propuesta musical que se oriente a la consecución de un sonido que identifique a las distintas culturas musicales que habitan el país. "Creo que estoy en un momento de sacar conclusiones de qué ha pasado en todas las zonas donde he estado trabajando y recopilando la música tradicional". Con su misión, que para ella no es solo subirse en un escenario para cantar y bailar, sino explicar aquí y en cualquier parte del mundo qué es nuestra música, y que nuestras raíces son indígenas y negras con algo de piratas y filibusteros, Totó y su grupo Tambores traen una vez más la magia percusiva y el encanto vocal en ritmos como la guaracha-rumba, el bullerengue, el porro, el bolero son y la gaita en este Carmelina, un trabajo cuidadoso y de excelente presentación, acompañado de buena información que hace referencia al origen y evolución de estos ritmos y que también cuenta con composiciones de gente como Paulino Salgado 'Batata', Pablo Flórez y Esther Forero. Un disco que ella define como un "homenaje a esa cantadora, bailadora o hacedora de enyucados y alegrías. A esa trabajadora que día a día sale a pregonar y vender sus productos, contoneando sus caderas y ofreciéndolos de puerta en puerta, alegrando los corazones de las gentes, de los niños, de cada uno de nosotros y que es, en esencia, el mismo pueblo colombiano".

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    close
  • Danta, sin rumbo por la tala

    Danta, sin rumbo por la tala

    close
  • 'Fuerza Latina': Reclusos se hacen libres con música y teatro

    'Fuerza Latina': Reclusos se hacen libres con música y teatro

    close
  • “El Gobierno de Maduro me culpa de todos los males que hay en el país”: Julio Borges

    “El Gobierno de Maduro me culpa de todos los males que hay en el país”: Julio Borges

    close
  • La marcha nacional por la universidad pública en 2 minutos

    La marcha nacional por la universidad pública en 2 minutos

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1902

PORTADA

Memorias de medio siglo

Enrique Santos Calderón cuenta las últimas cinco décadas en Colombia a través de su papel en el movimiento estudiantil de los sesenta, su militancia en la izquierda en los setenta, su pluma en ‘Contraescape’, su oficialismo como director de ‘El Tiempo’ y su relación con el hermano-presidente.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1902

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.