Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/5/1993 12:00:00 AM

Sueños en vigilia

La Galería Fernando Quintana, de Bogotá, expone la más reciente obra del pintor mexicano Roberto Márquez.

Sueños en vigilia Sueños en vigilia
ROBERTO MARquez se graduó de arquitecto en la Universidad Jesuita de Guadalajara, México, hace 10 años. Pero entonces supo que su vocación no era la de diseñar edificios, sino la de pintar. Su oficio como ilustrador de carátulas en la Editorial Cuarto Menguante le sirvió de inicio en su carrera de artista, y luego de haber comenzado en serio su labor, a los 25 años se fue para Nueva York, la ciudad que le abriría las puertas de la imaginación para lo que él quería: indagar sobre el hombre y su problemática íntima con el entorno.
Márquez es el primero de los artistas jóvenes en el proyecto de la Galería Fernando Quintana, de Bogotá, de convocar a todos los representantes de esa nueva generación de pintores latinoamericanos, de quienes se espera que sean los máximos exponentes del arte de la región ante el mundo en el año 2000. La idea de Quintana es no sólo traerlos al país sino confrontarlos con la nueva generación colombiana, con la participación directa en foros y charlas, de varios críticos internacionales.
La exposición, titulada "Inventario de sueños", está compuesta por 20 de las obras más recientes del pintor mexicano radicado en Nueva York. En ella está expresada toda la tematica onírica del autor, para quien los seños no sólo son los creados cuando el hombre duerme, sino también los imaginados en la vigilia.
Una primera aproximación a la obra de Márquez lleva a pensar en la imagen del hombre como un ser acorralado en los rincones de una habitación, solo en mitad de sus acompañantes y siempre con la sensación de ser un arlequín en un mundo semejante a una obra teatral. En ella se nota la influencia de la poesía. Incluso, hay un cuadro inspirado en el poeta francés Arthur Rimbaud y dedicado a él.
Tal y como el mismo Márquez lo reconoce, no es una obra social. Más bien, se trata de una serie de testimonios pictóricos sobre el hombre (que bien puede ser él mismo autorretratado) y sus conflictos internos, de los cuales el espectador se puede llevar su propia impresión estética. Porque lo que interesa es sugerir algo, que puede ser no necesariamente belleza.

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.