Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/28/1997 12:00:00 AM

UNA OBRA QUE NUNCA TERMINA

Para Jorge Ortiz, el espacio y elproceso son los soportes de la idea.

UNA OBRA QUE NUNCA TERMINA UNA OBRA QUE NUNCA TERMINA
La obra del antioqueño Jorge Ortiz ejemplifica muchos de los valores artísticos de las nuevas generaciones. Es un trabajo que nunca puede considerarse terminado puesto que su efectividad depende de los cambios que sufre con el transcurso del tiempo y los efectos de la luz. Es también un trabajo que evita los valores que asumen la obra de arte como un producto comercial, decorativo y supuestamente eterno; una obra en la cual lo que cuenta es la idea que originó su ejecución y el proceso que implica enunciarla y transmitirla.
Después de unos experimentos iniciales sobre el comportamiento de las nubes, el artista abandonó la cámara paro retuvo los demás elementos del medio fotográfico, sobre todo la consideración de tiempo implícita de más de una manera en la fotografía (tiempo congelado, duración de la exposición). Con base en ellos y en las posibilidades del espacio, Ortiz crea ambientes y propicia imágenes inducidas por su mano pero en las cuales el azar también es protagonista. Su muestra en la galería Santafé de Bogotá constituye una especie de escenografía que cubre las paredes y el piso, realizada con cartones a los cuales aplicó los químicos propios de la fotografía en blanco y negro. Su título, Un bosque, un jardín, se refiere a las insinuaciones de árboles que, gracias a los brochazos verticales con que fue aplicado el bromuro de plata, van apareciendo en el recubrimiento de los muros a medida que aparece el color blanco, y a las sugerencias del césped y de flores que ofrecen los brochazos horizontales y circulares de los químicos sobre los cartones dispuestos en el suelo.
La exposición se recorre a través de un sendero que atraviesa la sala y que desemboca en una ventana donde se divisan, precisamente, árboles y flores naturales, permitiendo establecer un parangón entre la naturaleza y la obra del hombre, un paralelo entre arte y vida que conduce inevitablemente a interrogantes sobre el papel del artista en la sociedad contemporánea.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com