deportes

Condenan al exfutbolista Samuel Eto’o a casi dos años de cárcel en España

El exjugador del Barcelona reconoció fraude fiscal entre los años 2006 y 2009.


Samuel Eto’o, exfutbolista camerunés, fue condenado a una pena de 22 meses de prisión en España luego de haber reconocido un fraude fiscal por 4 millones de dólares, es decir, 3,8 millones de euros a la Hacienda Pública de España, entre 2006 y 2009, cuando fue jugador del Barcelona. Asimismo, su exrepresentante, José María Mesalles, quien también admitió el delito, fue condenado a un año de prisión.

En su declaración en el Juzgado Penal número 11 de Barcelona, Eto’o asumió el fraude, pero responsabilizó del mismo ―sin citarlo directamente― a Mesalles, al que siempre ha definido como un “segundo padre”.

De igual manera, el exdelantero de la Selección de Camerún, en su declaración escrita indicó a su exrepresentante por presuntos delitos de estafa y apropiación indebida en la gestión de su patrimonio, un asunto que aún se encuentra en fase de instrucción.

“Reconozco los hechos y voy a pagar, pero que conste que entonces era un niño y que siempre hice lo que mi padre me pedía que hiciera”, indicó Eto’o.

Mesalles, por su parte, ha decidido no declarar antes de admitir los hechos en un juicio de conformidad en el que el tercer imputado, Jesús Lastre, administrador de una de las sociedades instrumentales utilizadas en el fraude, ha quedado absuelto.

Por otra parte, en su escrito de acusación, la fiscalía solicitó penas de 4 años y 6 meses de cárcel para el exjugador y Mesalles, que finalmente quedaron a casi dos años de cárcel para Eto’o, como autor de cuatro delitos contra la Hacienda Pública, y un año para para su exagente como cooperador necesario.

De igual forma, el exdelantero ha sido condenado a pagar cuatro multas, una por cada delito, las cuales ascienden a 1,8 millones de euros y a Mesalles a otras cuatro, por un valor total de 905 mil euros.

Samuel Eto'o. Foto: Instagram oficial Samuel Eto'o (samueletoo).
Ronaldinho, Lionel Messi y Samuel Eto'o. - Foto: Instagram oficial Samuel Eto'o (samueletoo).

Sin embargo, las penas quedaron en suspenso ya que ninguno de los dos tiene antecedentes penales y fueron atenuadas por el Ministerio Fiscal al examinar ambos los hechos y haber reparado parcialmente el daño con la devolución de parte de las cuotas defraudadas.

Los hechos, que este lunes han sido juzgados en la Ciudad de la Justicia de Barcelona, se produjeron en 2006 y 2009, ejercicios en los que Eto’o obtuvo importantes ingresos derivados de la cesión de sus derechos de imagen a la marca deportiva Puma, al FC Barcelona. Los cuales debían haber tributado como rendimientos del capital mobiliario en sus declaraciones del Impuesto, sobre la Renta de las Personas Físicas, pero que el futbolista no declaró.

El exjugador simuló que dichos derechos habían sido cedidos a dos sociedades residentes en Hungría y España, de manera que las rentas desviadas hacia la sociedad húngara, administrada por Latre, no tributaron a Hacienda, mientras que las desviadas a la sociedad española, dirigida por Mesalles, lo realizaron en un monto muy inferior al que correspondía en el IRPF.

Esta condena no es la única que le ha traído problemas al exjugador en los tribunales españoles, debido a que hace poco menos de un mes, Adileusa Dee Dee do Rosario, madre de la hija que tuvo en Madrid, lo acusó de no haber pagado jamás los 1400 euros mensuales de manutención que dictó la justicia. Se calcula que esa suma acumuló un total de 40.000 euros, es por eso que se solicitó el embargo de los bienes del africano.

Cabe mencionar que el exjugador del Barcelona, ya había vivido una situación similar en Mallorca, donde la justicia en 2019 le indicó que debía reconocer como su hija a una joven de 18 años llamada Annie, fruto de una relación de tres meses de duración.