Home

Deportes

Artículo

Argentina  Australia
El estratega habló después de la derrota ante el equipo de Leo Messi, a quien considera como “uno de los más grandes de todos los tiempos”. - Foto: REUTERS

mundial 2022

Director técnico de Australia expresa “orgullo”, pero también “decepción”

El estratega habló después de la derrota ante el equipo de Leo Messi, a quien considera como “uno de los más grandes de todos los tiempos”.

Graham Arnold, seleccionador de Australia, eliminada este sábado por Argentina (2-1) en octavos de final del Mundial de Catar, expresó su orgullo por su pupilos, aunque también “un poco de decepción”, pese a caer ante el equipo de Leo Messi, a quien considera como “uno de los más grandes de todos los tiempos”.

Les dije a los chicos que no podía estar más orgullosos de ellos y de todo lo que me han dado a mí y al país. Ha sido un largo y duro viaje de cuatro años y medio. Por supuesto, estoy un poco decepcionado, porque pensamos que podríamos haber obtenido algo más. Pero estoy seguro de que el país está muy orgulloso de estos chicos”, afirmó Arnold.

No todos los días juegas contra el tercer mejor equipo del mundo y creo que lo hicimos muy bien. Estoy orgulloso de los sacrificios que han hecho a lo largo de este camino”, prosiguió el técnico, quien también se dirigió contra aquellos que han criticado al equipo: “Hemos oído que somos el peor equipo de ‘Socceroos’ de la historia. Y hemos llegado a los octavos de final, como en 2006, consiguiendo seis puntos en la fase de grupos, lo que nunca había sucedido.”

Arnold también alabó a Lionel Messi, uno de los mejores jugadores de la historia. “¿Messi? Es increíble. Es uno de los más grandes de todos los tiempos. Es extraordinario. Tuve el privilegio de jugar contra Diego Maradona y ser entrenador (de la Australia que ha jugado) contra la Argentina de Messi. Son dos jugadores excepcionales, Argentina debe estar orgullosa y contenta de haber tenido dos jugadores de este calibre”, aseveró el seleccionador.

En cuanto al fútbol en el país oceánico, Arnold señaló que es un deporte que une a su nación. “Los aficionados estarán muy contentos de estar en una Copa del Mundo. Pero, debería ser así cada vez”, al mismo tiempo que “necesitamos que el gobierno ponga dinero para desarrollar este deporte”, concluyó Arnold.

Vale la pena recordar que este sábado se escribió una nueva página en la historia futbolística de la selección de Argentina, esa que en el pasado tuvo a Diego Armando Maradona ganando la Copa del Mundo de México 86. Ahora, la ilusión vuelve a estar una vez más en manos de Lionel Messi, quien comandó a su país en los octavos de final del Mundial de Qatar 2022.

Después de una fase de grupos algo compleja, en la que el nerviosismo se apoderó de los argentinos porque se clasificaron hasta la última fecha, la Argentina de Messi volvió a ser la misma del último tiempo en el partido ante Australia, válido por los octavos de final.

En el Ahmad bin Ali Stadium, Argentina llegó como favorito en la llave ante los oceánicos, que ante la Fifa representa a Asia porque pertenece a esa confederación desde 2006. Al tratarse de la última Copa del Mundo de Lionel Messi, este certamen tiene algo especial que en cada salida de la Albiceleste se siente nostalgia y deseo de verlo levantar la copa.

Aunque iniciaron perdiendo en el Mundial cuando se enfrentaron a Arabia Saudita en la fecha 1 de la fase de grupos, después se recompusieron con las victorias ante México y Polonia para asegurar el pase a los octavos de final, siendo líderes del grupo C.

Antes de perder ante los asiáticos, la Albiceleste sumaba 36 partidos sin conocer la derrota, algo que terminó sorpresivamente el martes 22 de noviembre en su debut en el Mundial de Qatar 2022. El récord histórico entre las selecciones lo sigue manteniendo Italia, que entre 2018 y 2021 llegó a 37 juegos sin perder.

Ya en el partido de este sábado, Argentina encontró la manera de controlar el juego para hacerse con la posesión del balón, pero con el pasar de los minutos no encontraban el camino al gol. Después de media hora de juego, una vez más los nervios se apoderaron del entorno del seleccionado argentino, pues no querían correr riesgos ante Australia.

Pero la historia cambió cuando, sobre el minuto 35, Messi recibió en el área un balón de Nicolás Otamendi y con su clase lo mandó al fondo de la red. El futbolista del PSG ubicó el balón al costado derecho del arco defendido por Mathew Ryan.

Ya en la segunda mitad, al minuto 57, llegó la anotación que le dio más calma a los argentinos. Julián Álvarez fue a presionar al arquero de Australia junto a Rodrigo De Paul, generando así el error para que el delantero del Manchester City quedara solo frente al arco y poner el 2-0 parcial para ir asegurando la clasificación albiceleste.

Aunque parecían tener todo bajo control, con más del 60 % de posesión, Argentina se vio sorprendida al minuto 77 con la anotación de Australia, Con algo de suerte, pues el balón golpeó en Enzo Fernández, Craig Goodwin logró descolocar al arquero Emiliano ‘Dibu’ Martínez, quien no pudo hacer mucho para impedir la caída de su arco.

Con el sonido del pitazo final se confirmó que la selección de Lionel Messi, quien jugó en su partido número 1.000 como profesional, se clasificó a los cuartos de final del Mundial de Qatar 2022 y se enfrentará a Países Bajos por un cupo a las semifinales.