deportes

El falso video de la censura a las atletas en la televisión iraní

La grabación en la que varias mujeres están cubiertas por franjas negras mientras corren se hizo hace tres años y no corresponde al Mundial de Atletismo que se lleva a cabo en Doha, Catar.


Aunque en Irán existen duras restricciones sobre la vestimenta que deberían usar las mujeres, según su cultura y religión, un video que circula por estos días en redes sociales hizo parecer que el conservatismo del país llegó a niveles extremos.

En medio del Mundial de Atletismo en Doha, Catar, se viralizó cómo transmitía -supuestamente- la televisión iraní la prueba deportiva de las mujeres. La grabación parecía un claro ejemplo de censura. En las imágenes no se ven las extremidades de las atletas porque unas franjas negras tapan las partes del cuerpo que no alcanzan a cubrir los uniformes de la disciplina. Mientras ellas corren, la franjas se convierte en equis y de nuevo, solo se ve su silueta en la arena.

Ante la viralización del video, muchos comenzaron a criticar la cultura iraní y a cuestionar si los vetos de vestimenta eran excesivos, sobre todo, tratándose del deporte. Sin embargo, algunos portales web se dieron a la tarea de buscar la procedencia de la grabación y descubrieron que se trataba de un fake.

La carrera que se observa no corresponde al Mundial de Atletismo en Doha, sino a una prueba de los Juegos Olímpicos de Río 2016. El portal Truth or Fiction rastreó cuándo se publicó la grabación por primera vez y encontró que un usuario en Youtube subió el video el 18 de agosto de 2016 con un mensaje que decía: "Juegos olímpicos Rio, Arabia Saudita Tv".

Junto a la descripción, el usuario añadió que "inicialmente este video fue compartido como iraní por varias páginas en Facebook". No obstante, en los comentarios algunas personas desmintieron que se tratara de una transmisión real de alguno de los dos países. 

"Esto ni siquiera se muestra en la televisión iraní, los censores negros fueron hechos por otra persona para burlarse de nosotros. Confía en mí. He estado viendo los Juegos Olímpicos en vivo desde Teherán. A veces no muestran escenas, por ejemplo, cuando se quitan las camisetas de fútbol para mujeres, pero nunca censuran el uso de esas cosas negras que se muestran en el video anterior. Las mujeres pueden hacer cualquier deporte que quieran aquí, por cierto. Esto no es Arabia Saudita", decía uno de los usuarios. 

Censura sí hay, pero no de esa forma

En 2008, el portal Slate publicó un artículo explicando: ¿cómo manejan los países conservadores a los atletas olímpicos con poca ropa? En él, se relata que, a diferencia de lo que muchos piensan, las competencias deportivas sí se transmiten abiertamente en la televisión satelital de Arabia Saudita o Irán, sin importar que las mujeres estén demasiado descubiertas para el código de vestimenta de su país, pues estos canales no pueden ser controlados por los gobiernos.

Sin embargo, dentro de las cadenas de televisión dominadas por los gobiernos, se muestras imágenes de mujeres que no llevan el hijab, siempre y cuando no estén tan ligeras de ropa. 

"En Irán, los pantalones cortos parecen estar bien, pero los trajes de baño y los leotardos están fuera. (Eso significa que no hay natación, gimnasia o voleibol de playa). Los eventos en los que los cuerpos de los atletas están cubiertos en su mayoría, como montar a caballo y judo, siempre son aceptables", explica el medio. 

En caso de que la señal de televisión esté bloqueada, los iraníes cuentan con distintas plataformas de streaming que les permite ver los eventos deportivos sin restricción. Incluso, tienen acceso a portales como BBC o Al Jazeera.

Atletas molestas por cámaras que las graban desde ángulos íntimos

Durante el Mundial de Atletismo de Doha, las novedades en materia de transmisión sí han provocado un malestar en algunas atletas. Cuando la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo dijo que los fanáticos estarían "más cerca de la acción que nunca", las mujeres que compitiría no pensaron que la idea abarcaba poner cámaras justo debajo de sus glúteos, en la línea del partida de la carrera. 

Las diminutas cámaras están ubicadas dentro de los tacos de salida de los atletas, tanto para hombres como para mujeres, pero son ellas quienes se han quejado de lo incómodo que es estar pensando que la audiencia puede acercarse tanto a sus partes íntimas. Gina Lückenkemper, atleta alemana, fue una de las primeras en manifestar su rechazo. En declaraciones al medio Sport Bild, retomadas por Daily Mail, la deportista dijo: "¿Hubo mujeres involucradas en el desarrollo de estas cámaras? No lo creo".