Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/23/1998 12:00:00 AM

EL IMPERIO QUEDO FRIO

Estados Unidos llegó como favorito a los Olímpicos de Invierno en Nagano y terminó cumpliendo un discretísimo papel.

EL IMPERIO QUEDO FRIO EL IMPERIO QUEDO FRIO
En los Juegos Olímpicos de Invierno de Nagano, Japón, que finalizaron este domingo, hubo de todo. Desde el descrédito en el que quedó la perfección japonesa al no poder evitar, con toda la famosa tecnología nipona, los repeti-dos apagones de la antorcha olímpica, hasta impresionantes y cinematográficos dispositivos de seguridad, que incluían sistemas de identificación personal por medio del análisis del iris de los ojos en lugar de las huellas digitales. Estas no fueron, sin embargo, la únicas curiosidades de las últimas olimpíadas invernales de este siglo, ni las que se robaron el show. Lo más insólito del evento fue el resultado obtenido por uno de los países participantes. Pero contrario a lo que podrían imaginar los seguidores de los deportes de invierno, el centro de todas las miradas no fue la tropical Jamaica, que repitió, esta vez con poco éxito, la participación en trineo olímpico o bobsled que diera lugar a la famosa película Jamaica bajo cero. El show y los comentarios corrieron por cuenta de Estados Unidos.Cuando comenzaron las olimpíadas, el pasado 7 de febrero, la delegación estadounidense, con sus 200 deportistas _de los 2.500 que asistieron al certamen_ imprimió en el ambiente un aroma de invencibilidad y favoritismo que pocos pusieron en duda. Al fin de cuentas Estados Unidos llevó a la pequeña ciudad japonesa lo más selecto de sus atletas _la artillería pesada_, con el fin de demostrarle al mundo no sólo que ellos son los reyes del olimpismo, sino con la firme intención de borrar su actuación en las olimpíadas de hace cuatro años en Lillehammer, Noruega, en las cuales terminaron en el cuarto puesto de la medallería. Las cosas, sin embargo, no salieron como querían. Hasta el viernes pasado, 14 días después de la inauguración y a dos del final de los juegos, el equipo estadounidense estaba hundido en el sexto lugar de la medallería, a seis inalcanzables preseas de oro de los virtuales ganadores de las justas: los rusos. Las grandes luminarias estadounidenses permanecieron como focos fundidos en las olimpíadas. Pero sin duda alguna la mejor y más dramática demostración del fiasco que representó la olimpíada para Estados Unidos la dio el hockey sobre hielo.Después de muchos años de lucha este deporte recibió en Nagano el pasaporte para formar oficialmente parte del olimpismo. Junto con las ligas profesionales de baloncesto _NBA_, béisbol _NBL_ y fútbol americano _NFL_, su liga de hockey sobre hielo _NHL_ ha sido considerada por los estadounidenses como la mejor del mundo. Al permitirse en Nagano la participación de jugadores profesionales, Estados Unidos seleccionó a sus mejores hombres y conformó un equipo que sobre el papel parecía invencible, y al que denominaron el Dream Team. Los comentaristas daban como un hecho que ese equipo, conformado por 23 jugadores de la NHL, arrasaría con sus rivales y se llevaría el oro olímpico, al igual que ha sucedido desde que los profesionales de la NBA debutaron en las olimpíadas de verano en Barcelona 92 con el Dream Team de baloncesto. Pero no fue así. A pesar de los millones que ganan sus estrellas, Estados Unidos cayó goleado por los equipos de Suecia, Canadá y República Checa. Frente a los resultados, el capitán del seleccionado estadounidense sólo atino a decir a los medios de comunicación que "es algo frustrante, duro de creer ya que teníamos expectativas muy elevadas".Pero ¿cuál fue la razón para que el imperio quedara frío en Nagano? En los múltiples debates que ha desatado el tema ha sobresalido un factor: a Estados Unidos le sucedió algo parecido a lo que le pasó a la Selección Colombia en el Mundial de Fútbol USA 94: basados en los buenos resultados previos _sobre todo en los de la Copa Mundo de Invierno de 1996_, los estadounidenses llegaron a Japón menospreciando a sus rivales y con las medallas colgadas aun antes de iniciar las competencias. Y el precio de la soberbia lo pagaron con la derrota.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com