Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/13/1996 12:00:00 AM

EL SECRETO DEL EXITO

La clave de los buenos resultados y las espectaculares jugadas de Michael Chang no está sólo en su preparación, sino también en su raqueta.

EL SECRETO DEL EXITO, Sección Deportes, edición 728, May 13 1996 EL SECRETO DEL EXITO

MICHAEL CHANG es de los tenistas de menor estatura de todo el circuito profesional de la ATP. De hecho, de los que están ubicados en los 150 primeros lugares de la lista de la ATP, él y Mauricio Hadad son los más bajitos. Inclusive, dentro de los tenistas del Top 10 el que más se le acerca es su compatriota André Agassi, quien con sus 1,80 metros supera a Chang por cinco centímetros. Sus demás rivales tradicionales en el circuito profesional lo sobrepasan por más de 10 centímetros.
Con esta desventaja pocos entienden cuál ha sido el secreto de Chang para lograr ubicarse en los últimos años dentro de las mejores posiciones del tenis internacional. Algunos afirman que se debe fundamentalmente a que Michael es uno de los jugadores más rápidos dentro de la cancha. Otros creen que su buen desempeño es fruto de haber dedicado 18 de sus 24 años a jugar tenis, casi a diario, sumado a una buena técnica. Todo esto es cierto, pero si en la historia sagrada el secreto de la fuerza de Sansón residía en su melena, en el caso de Chang la clave está en su raqueta.
Desde abril de 1993 y durante un año Chang utilizó una raqueta común y corriente, del tamaño tradicional de 68,5 centímetros de longitud. En ese entonces estaba clasificado en la octava posición del ranking de la ATP, con unas estadísticas por temporada de 265 aces, 171 dobles faltas y un 69 por ciento de puntos vencidos partiendo de su primer servicio. En abril de 1994 el estadounidense de origen asiático cambió de raqueta y comenzó a jugar con una conocida como la 'Precision Grapithe Michael Chang', de 73,66 centímetros de longitud, y 12 meses más tarde ya ocupaba el cuarto lugar en el escalafón mundial, con unos registros de 366 aces (un 43 por ciento más), 156 dobles faltas (un 9 por ciento menos) y un 72 por ciento de puntos ganados partiendo de su primer servicio (un 3 por ciento más).
Con esta raqueta desarrollada para él por la marca Prince, Chang compensa los problemas que le trae su baja estatura al enfrentar a jugadores más altos. Con ella logra cubrir hasta un 13 por ciento más de pista, a la vez que convierte simples golpes de defensa en potentes cañonazos ofensivos. Por cada pulgada adicional que tiene el cuello de la raqueta (2,54 centímetros) es posible conseguir un 10 por ciento más de potencia, con las favorables consecuencias que eso supone para golpes como la volea o el servicio, en donde Chang ha logrado aumentar la velocidad de su saque en 10 kilómetros por hora. Pero los beneficios no paran ahí, ya que al alargar la distancia entre la mano del jugador y la pelota, al momento de golpear la raqueta, se reducen considerablemente las vibraciones del brazo.
Aunque sería injusto decir que el secreto del éxito de Chang radica exclusivamente en su raqueta, es imposible desconocer que, como en cualquier deporte, los tenistas buscan compensar aquello que la naturaleza no les ha dado, mejorando sus herramientas de trabajo. Y en este caso Chang encontró que lo que no logra con su estatura lo puede conseguir simplemente utilizando una raqueta más larga.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com