Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/25/1996 12:00:00 AM

EL ULTIMO TANGO

Con el retiro de Gabriela Sabatini del profesionalismo desaparece la única exponente del tenis femenino latinoamericano en la élite mundial del deporte blanco.

EL ULTIMO TANGO, Sección Deportes, edición 756, Nov 25 1996 EL ULTIMO TANGO
El jueves pasado, en una concurrida rueda de prensa en el Madison Square Garden de Nueva York, Gabriela Beatriz Sabatini anunció su retiro oficial del tenis profesional. Para muchos aficionados la noticia fue lamentable y sor-presiva. Sin embargo para los expertos la decisión de la argentina era algo que, como las revoluciones políticas, venía gestándose de tiempo atrás y sólo necesitó de un pequeño detonante para estallar. En el caso de 'La Reina de las Pampas', como llaman cariñosamente a Sabatini dentro de la WTA, la gota que rebosó la copa fue su derrota de hace dos semanas frente a la estadounidense Jenniffer Capriati en el abierto de Zurich. Ese día Sabatini comprendió que no tenía sentido continuar con la peregrinación de los últimos cuatro años por el circuito profesional en busca de algún título. La última vez que salió victoriosa frente a una Top 10 del escalafón fue en 1992, cuando derrotó en el Abierto de Roma a Mónica Seles. Desde ese entonces y hasta hace dos semanas Gabriela participó en más de 43 torneos y tan sólo logró sobresalir en el Master de Nueva York en noviembre de 1994, cuando ganó el torneo al derrotar a Lindsay Davenport, y el año pasado al coronar el torneo de Sidney venciendo coincidencialmente a la misma rival. Argumentos para explicar la crisis que la llevó a abandonar a los 26 años hay muchos. Algunos afirman que su juego ya no tenía el dinamismo que requiere el tenis moderno para enfrentar con éxito a las nuevas generaciones lideradas por Anke Huber, Martina Hingis o Chanda Rubin. Otros creen que simplemente no tiene las condiciones de sus contemporáneas Steffi Graf, Mónica Seles o Arantxa Sánchez. Mientras otro tanto piensa que no estaba entrenando lo suficiente por dedicarle demasiado tiempo al modelaje y a la promoción de su perfume, actividades que, precisamente, la mantendrán ocupada de ahora en adelante .Aunque estas tesis tienen algo de valor, la realidad parece ser que el problema estuvo fuera de las canchas. Entre 1992 y 1996 Sabatini cambió de entrenador en cinco oportunidades. Cada nuevo técnico quiso imponerle su propio estilo, lo que acabó por despersonalizar y estancar el juego de Gabriela. Pese a las circunstancias, la argentina logró mantenerse hasta el año pasado y a lo largo de una década como una de las 10 mejores del mundo. En este tiempo Gabriela no sólo logró ganar un poco más de ocho millones de dólares en premios, sino que se consolidó como una de las mejores tenistas de la época (ver recuadro).Ahora, pese a tener tan sólo 26 años, Sabatini parece haber perdido la pasión por el tenis. Y hasta cierto punto es comprensible, ya que después de 12 años de dejar la vida en las canchas del mundo el deseo de una vida normal le ha ganado el partido al deporte blanco.Los expertos afirman que con el retiro de Sabatini de las canchas uno de los mayores perdedores será el tenis latinoamericano, pues se quedará sin representantes dentro del exclusivo club de las Top 10 de la WTA. Y tal parece que esta situación se prolongará pues por ahora no existe una tenista de la región que tenga las herramientas y la clase para pelearle a las estadounidenses, españolas y alemanas los lugares de honor del tenis femenino. Pero sin duda los más tristes con el adiós de Gabriela serán los fanáticos. La argentina no sólo fue una gran animadora del circuito sino que ha sido, de lejos, la tenista más atractiva de las últimas décadas.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com