deportes

Pedro Causil: “Al principio fue muy duro dejar de ser el referente, dejar de ser uno de los fuertes”

El patinador cartagenero decidió pasar al hielo y volver a comenzar de cero, después de haber sido campeón mundial de patinaje sobre ruedas, todo con tal de lograr participar en unos olímpicos. SEMANA habló con él.


Pedro Causil competirá en la prueba de los 1.000 metros de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang  a las 5:00 a.m. de este viernes (transmite Claro Sports). Semana habló con el patinador que prefirió dejar el deporte en el que era el mejor del mundo con la intención de lograr la gloria olímpica. 

SEMANA: Usted era campeón mundial de patinaje sobre ruedas. ¿Por qué decidió cambiar de disciplina en su mejor momento?
Pedro Causil: Era un momento de mi carrera donde necesitaba un reto nuevo, donde necesitaba una motivación extra, y lo más cercano era el patinaje sobre hielo.

SEMANA: ¿Qué tan duro es adaptarse al pasar de un deporte a otro?
P. C.: Sin duda es muy duro, más por la trayectoria que yo tuve en el patinaje sobre ruedas. La adaptación, cambiar prácticamente de vida es muy complicado. Estar en otro país, más allá de que Estados Unidos sea un país muy accesible en muchas cosas, no deja de ser difícil. Y hablando del deporte en sí, la técnica es algo que es muy complicado de adquirir, más cuando tu cuerpo ya está acostumbrado naturalmente a otras cosas. Hacer la nueva técnica no es algo natural para el cuerpo, es muy complicado.

SEMANA: ¿Cómo ha sentido el apoyo de la Federación y Coldeportes para una disciplina que en Colombia es nuevo y tiene pocos deportistas?
P. C.: El apoyo de la federación siempre ha sido muy bueno. La verdad es que ellos se metieron en este reto conmigo. Yo empecé solo y ellos vieron que estaba por mi cuenta y decidieron apoyarme, apostar por este proceso, y luego se fueron agregando otros deportistas, cuatro o cinco más. Ellos han hecho lo que han podido. No es fácil empezar con un deporte en el que uno no tiene resultados, donde la proyección es muy baja porque sabemos que estar en un podio olímpico es muy complicado, pero digamos que ellos han hecho su mayor esfuerzo. Yo en este momento no me voy a poner a profundizar en qué me falta sino a agradecer lo que nos han dado, tanto la Federación como Coldeportes. Obviamente somos pocos los que tomamos el riesgo al principio, pero mientras los que estamos vayamos abriendo camino, seguramente el resto lo va a querer hacer.

SEMANA: ¿Qué tuvo que hacer para empezar a entrenar sobre hielo?
P. C.: Me tuve que venir a Estados Unidos la primera vez, a la ciudad de Milwaukee, me vine con un amigo de Medellín que trabajaba acá, que era entrenador de una niña de acá. Después mi amigo le transmite la intención mía a la familia de la deportista que él entrenaba, y ellos accedieron a que yo viniera. Ese fue un apoyo muy grande porque ellos me invitaron y digamos que ese fue el paso para poder empezar.

SEMANA: Cuando patinaba sobre ruedas usted estaba acostumbrado a los podios, a los oros. ¿Qué se siente ya no ser el mejor, el favorito?
P. C.: Al principio fue muy duro dejar de ser el referente, dejar de ser uno de los fuertes, pero también de eso se trata, de estar probando el cuerpo, la mente, llegar a unos límites donde realmente nunca pensé que iba a estar. Uno no se acostumbra, porque uno no se puede acostumbrar a estar en la posición que estoy yo hoy en día, y eso se vuelve una motivación, algo extra para poder seguir adelante.

SEMANA: Es difícil que en sus primeros Olímpicos gane un oro. ¿Con qué resultado sentiría que cumplió en este primer intento?
P. C.: Dar una posición en este momento, no sé, pero yo digo que entre más corta la brecha entre el ganador y mi persona va a ser algo que me va a tener muy contento. Quiero tener carreras muy limpias, mejorar mis marcas personales si es posible, pero la verdad no tengo un resultado que me haga sentir bien o no, todo depende de la carrera.