ciclismo

Tour de Francia: Alexey Lutsenko ganó la sexta etapa y Egan Bernal es quinto

El corredor de Kazajistán se impuso en una jornada montañosa. Hay cuatro colombianos en el top 10: Chaves es séptimo, Nairo, octavo y López, décimo.


Alexei Lutsenko se impuso en la sexta etapa del Tour de Francia, coronando una heroica fuga. Entre los favoritos no hubo cambios y los colombianos se mantienen a 13 segundos del líder, que es Adam Yates.

Egan Bernal sigue siendo el mejor de los colombianos ocupando la quinta posición de la carrera. Esteban Chaves es séptimo; Nairo Quintana, octavo, y Miguel Ángel López, décimo. Mientras que Rigoberto Urán es 14 también a 13 segundos del líder.

La fuga del día estuvo conformada por Jesús Herrada (Cofidis), Nicholas Roche (Team Sunweb), Rémi Cavagna (Deceuninck-Quick Step), Greg van Avermaet (CCC Team), Neilson Powless (EF Education First), Edvald Boasson Hagen (NTT Pro Cycling), Daniel Oss (Bora-Hansgrohe) y Alexey Lutsenko (Astana Pro Team).

A pesar de que los escapados alcanzaron más de 6 minutos de diferencia, la máxima ventaja del tiempo de los fugados desde el inicio del Tour, no tuvieron mucha oportunidad debido al trabajo del Mitchelton en la primera parte de la carrera y del Team Ineos cuando inició el ascenso.

El equipo de Egan Bernal decidió controlar la carrera con la idea de favorecer la intención del campeón defensor del Tour de aprovechar esta escalada y mantener control de la carrera.

El primer ataque en el grupo de favoritos fue de Fabio Aru en el Col de la Lusette, puerto de primera categoría que iba a ser definitivo para el desenlace de la etapa. Sin embargo, Aru no pudo sacar diferencia con su ataque y fue retomado en el cierre del puerto.

El ritmo del Ineos fue fuerte y Sergio Higuita, del EF, estuvo en riesgo de descolgarse, pero supo tomar un segundo aire y regresar al reducido grupo de favoritos que fue totalmente controlado por el Team Ineos, que a pesar de no ir a fondo pudo controlar la escalada y evitar ataques de sus rivales.

Entre los escapados, el más fuerte fue Alexey Lutsenko, del equipo Astana, que subió a un fuerte ritmo y supo mantener una ventaja con el pelotón de favoritos superior a los 3 minutos con lo que logró imponerse en la etapa.

Luego del ascenso de primera categoría, Tadej Pogacar, tercero de la general y líder de los jóvenes, tuvo un fallo mecánico y se llevó un susto tras descolgarse, pero contó con la ayuda de Davide Formolo para regresar al grupo de los líderes.

Los favoritos llegaron juntos a la meta y no se marcaron diferencia en otra jornada de montaña. El único que atacó fue Julian Alphilippe, que apenas recuperó un segundo con sus rivales, después de haber perdido la camiseta amarilla en la anterior jornada.

La etapa del viernes

La séptima etapa puede ser una jornada "trampa" con recorrido de 186 kilómetros entre Millau y Lavaur.  A pesar de que hay tres puertos de montaña —dos de cuarta y uno de tercera categoría a más de 40 kilómetros de la llegada— el viento puede causar estragos en los grupos de punta y los trenes de los pasistas se pueden prender buscando generar abanicos. La clave, para los favoritos, será estar bien ubicados y contar con gregarios atentos a posibles emboscadas.