mundial de rusia 2018

Las peligrosas y alocadas celebraciones de los franceses tras el triunfo de su selección

El país galo alzó su segunda copa en un mundial de fútbol y durante toda la noche, en la capital francesa, los triunfadores han decidido llevar la fiesta a otro nivel.


Gente volando, carros siendo destruidos en la mitad de las calle y locales saqueados, son algunos de los desmanes que se vieron en las calles de Paris, en medio de los festejos por la Copa del Mundo.

Si en el estadio Luzhniki, donde la selección nacional se enfrentó en la final contra Croacia, hubo euforia, lo de la capital francesa fue una histeria desenfrenada. Las imágenes compartidas en internet muestran un exceso de destrucción poco antes visto en el país europeo.

Las calles parisinas no solo se envolvieron en los colores representativos de su camiseta. Propios y ajenos festejaron con excentricidades y descabelladas hazañas el título que no conseguía su selección desde  1998. Estas son algunas de las imágenes: 

Ni las patrullas de la policía se salvaron. 

En la ciudad más poblada de francia también hubo disturbios que alertaron a las autoridades.


Miles de vehículos quedaron destruidos en medio de las calles llenas de basura y banderas rotas. 


La fiesta fue desenfrenada. En redes sociales circularon las imágenes de ciudadanos felices y eufóricos que aprovecharon el momento para irrumpir en algunos establecimientos.