atletismo

"Mi rival más fuerte es Caterine Ibargüen": La colombiana tras clasificar a la final del Mundial de Atletismo

La atleta colombiana no tuvo problemas para avanzar entre las doce mejores del mundo. La principal rival será la venezolana Yulimar Rojas el próximo sábado.


Caterine Ibargüen no tuvo problemas para clasificar a la gran final del salto triple del Mundial de Atletismo de Doha 2019. La colombiana tuvo el segundo mejor registro de las clasificaciones para asegurar su presencia entre las mejores ocho del mundo con un salto de 14,31 metros.

A Caterine le bastaron dos saltos para lograr el registro mínimo e instalarse en la gran final que será el próximo sábado a las 12:35 p.m. (hora de Colombia).

La principal rival de la colombiana en la final será Yulimar Rojas. La venezolana de 23 años este año tuvo un registro de 15,41 m., el mejor de las atletas que compite actualmente y superando la mejor marca personal de la antioqueña por 10 centímetros.

La colombiana fue operada por una fascitis plantar en agosto y dijo que se siente "psicológicamente al 100%" para buscar el sábado un tercer título mundial.

"Psicológicamente estoy al 100%, creo que mejor psicológicamente que físicamente, pero cuando salgo a la pista lo hago a guerrear y a dar lo mejor", declaró Ibargüen a la AFP al término de la prueba.

"Todas las que estamos en la final vamos a por el oro. Una nunca sabe lo que le depara el destino. Como buena competidora y con mi historial excelente me merezco pensar en el oro", apuntó.

La saltadora antioqueña de 35 años, que tras su operación únicamente había competido en salto largo en la Liga de Diamante de Bruselas, con un discreto octavo lugar, ya no continuó saltando para preservarse físicamente para el sábado.

"La verdad es que las sensaciones no fueron muy buenas, pero se consiguió el objetivo, que era la clasificación para el campeonato mundial aquí en Doha. Ahora a trabajar para el sábado estar en mejores condiciones", explicó.

Ibargüen, vigente campeona olímpica y cuatro veces medallista en Mundiales (bronce en 2011, oros en 2013 y 2015, plata en 2017), consideró que sería "excelente" poder recuperar la corona que cedió en Londres-2017 a la venezolana Yulimar Rojas, pero advirtió de que el nivel de su prueba está este año "muy, muy alto".

"Mi rival más fuerte es Caterine Ibargüen. Tengo que salir a competir y a estar bien conmigo misma. Lo otro que venga será por añadidura", concluyó.

La también colombiana Yosiris Urrutia no alcanzó un lugar al final de la prueba. Tras tres saltos su mejor marca fue de 13,77 m., insuficiente para instalarse en la siguiente ronda de la competencia.

Ibargüen estaba inscrita también para el salto largo en este Mundial, una prueba cuya ronda clasificatoria tiene lugar el sábado, el mismo día que la final de triple salto, por lo que no competirá en esa otra prueba, algo que en su opinión se debe a "una mala programación de las pruebas" de este evento.

*Con información de AFP.