Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/8/1996 12:00:00 AM

PARA VOLVER A SOÑAR

Las transferencias de pilotos y los cambios tecnológicos en algunas escuderías auguran que el campeonato mundial de Fórmula 1 de 1996 será de los más reñidos de los últimos tiempos.

PARA VOLVER A SOÑAR PARA VOLVER A SOÑAR

LA FVNCION COMENZO EL DOMINGO pasado en Melbourne, Australia. Las carpas y toda la parafernalia empezaron a rodar desde ese día. Los artistas son los mismos de la última vez aunque, a diferencia del show del año pasado, algunos cambiaron los colores de sus trajes. El circo de la Fórmula 1 está listo y la funcion de 1996 apenas comienza.
Con la carrera del fin de semana pasado arrancó una temporada de automovilismo que, a juicio de los expertos, será una de las más emocionantes y prometedoras de los últimos tiempos. Al contrario de los dos últimos campeonatos para el de este año nadie se ha atrevido a asegurar el nombre del ganador.
Las transferencias de los pilotos de un equipo a otro y los cambios tecnológicos en algunas escuderías permitieron que en esta oportunidad la balanza se equilibre, asegurando de paso que este campeonato sea uno de los más parejos. En los dos años anteriores la Fórmula 1 tuvo el mismo problema del boxeo con Mike Tyson: todos sabían que él resultaría ganador aun antes de que comenzara el combate. Con Michael Schumacher sucedió algo parecido. Los aficionados al automovilismo estaban seguros antes de comenzar la carrera que al final verían al alemán en el podio. Durante las temporadas pasadas Schumacher tuvo todo lo necesario para ganar, al fin de cuentas era el piloto más rápido, tenía el mejor carro de todos y estaba con la Benetton, la escudería que durante los últimos años ha ganado el campeonato mundial de constructores. La diferencia entre su equipo y los demás siempre fue fundamental. Pero esta vez las cosas serán a otro precio.
Para comenzar, ni el mismo Schumacher está seguro de ganar por tercera vez el campeonato mundial de Fórmula 1. La semana pasada el piloto alemán dijo a los medios de comunicación de su país que "desde que comenzamos la pretemporada he dicho que no podemos ganar el campeonato de este año". Y es que sus dudas, no son en vano. Schumacher será el principal piloto de la Ferrari, que lleva 16 años sin ganar un solo título y 12 sin adjudicarse el premio de constructores. Pero el verdadero motivo de preocupacion del germano radica en que, tanto él como sus patrones y sus contrincantes, saben que el adecuado funcionamiento que requiere un equipo de las dimensiones de Ferrari no se logra de la noche a la mañana. Y es precisamente conseguir ese milagro lo que buscan los italianos. Ferrari no sólo probará suerte con dos pilotos nuevos, Schumacher y Eddie Irvine, sino que en una arriesgada maniobra tecnológica decidieron experimentar este año con un motor de 10 cilindros en V, abandonando su tradicional y afamada máquina de 12 cilindros.
Para los expertos este era un cambio necesario, pues está plenamente comprobado que la mayor eficiencia que se puede obtener en una cilindrada de 3000 cc, la de los Fórmula 1, se consigue con 10 cilindros, que es el motor que usan la mayoría de los equipos. Sin embargo el punto en contra consiste en que la Ferrari se arriesgó esta temporada a experimentar con varias cosas al mismo tiempo: motor y pilotos nuevos. En otras palabras, los italianos tendrán al campeón con ellos, pero nadie está completamente seguro de qué puedan hacer sus nuevas máquinas.

GRANDES INCOGNITAS
Pero si el panorama parece poco claro para Schumacher y los italianos, el de los demás equipos no es menos incierto. Por el lado de la Benetton la preocupación radica en que todo su prestigio y el título de campeones quedó en manos de los ex pilotos de Ferrari, Gerhard Berger y Jean Alesi. Durante la pretemporada el austríaco y el francés no pudieron conseguir los tiempos, ni mostrar el dominio que Schumacher tenía sobre los autos que hace cuatro meses terminaron como los mejores de todo el circo. Para Berger y Alesi se acabaron la excusas, pues los mediocres resultados que obtuvieron en años anteriores, corriendo para Ferrari, siempre habían sido atribuidos a la falta de competitividad de la escudería italiana. Ahora, que están corriendo con el mejor equipo, les llegó el momento de la verdad.
Otra de las grandes sorpresas de la temporada posiblemente estará por el lado de la Williams. Esta escudería se jugó un as con la importación del campeón de los Indy Cars, Jacques Villeneuve. Este canadiense de 24 años, quien debuta en la Fórmula 1, llegó para ocupar el puesto que tenía David Coulthard, quien fue extraditado a la McLaren. En concepto de algunos, es el prospecto por seguir este año, ya que sus excepcionales condiciones hicieron que durante su período de adaptación consiguiera registros de tiempo tan buenos como los de su nuevo compañero de equipo, el inglés Damon Hill.
Para los expertos, Hill tiene en esta temporada una gran oportunidad de aspirar al título. Disfruta de la ventaja de ser uno de los pocos pilotos que puede aprovechar los beneficios de la continuidad con su escudería. El inglés fue el único conductor que en los campeonatos anteriores acecho con peligrosidad a Schumacher, y este año tiene a su favor el que su archirrival prácticamente arranca de cero en su nuevo equipo.
Otra de las llamadas a ser una constante animadora durante esta temporada será la McLaren. Aunque para algunos los días de gloria de esta escudería ya pasaron, con seguridad dará mucho de qué hablar este año. Uno de sus autos estará piloteado por el escocés David Coulthard, quien, junto con Hill, dejó ver el año anterior que tiene las condiciones suficientes para ganarle en velocidad al bicampeón Michael Schumacher. Sin embargo la suerte de Coulthard dependerá, más que de su indiscutible habilidad, de la capacidad que tenga su equipo de ponerse a la altura de un piloto de su talla.

LOS OTROS
El resto de los miembros del club de la Fórmula 1 (ver recuadro) estará durante esta temporada a la caza de una oportunidad de mejorar sus actuaciones del año pasado. Pero las diferencias de recursos y tecnología entre ellos y las grandes escuderías harán que su papel se limite al de ocasionales animadores del espectáculo.
Dentro del grupo de los considerados pequeños se destacan los Jordan, quienes siguen con el brasileño Rubens Barrichelo y tienen como gran novedad al inglés Martin Brundle, quien ocupa el puesto dejado por Eddie Irvine.
Sea como fuere, la verdad es que como se presentan las cosas para esta temporada hacer vaticinios sobre ganadores y perdedores es prácticamente imposible. Lo único cierto es que la gran beneficiada será la Fórmula 1, que recuperó la rivalidad y emoción que había perdido en las últimas temporadas.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com