Home

Deportes

Artículo

El técnico Jorge Luis Pinto hace un análisis de la primera semana del Mundial Qatar 2022,

mundial

Qatar 2022: así pinta el mundial para el ‘profe’ Jorge Luis Pinto

Jorge Luis Pinto hace un análisis de la primera semana del Mundial Qatar 2022, que empieza a mostrar protagonistas que buscan el título.

Brasil regular, no tan táctico pero con un talento brillante. Un primer partido que no es claro y no permite ver su nivel en realidad. Faltó fútbol por momentos, faltó presión adelantada, juega muy distante al arco contrario, lo que dificulta un buen volumen de ataque, pero tiene el talento y la improvisación de los mejores jugadores del mundo.

Francia es un equipo equilibrado, compuesto en una dinámica de juego al estilo europeo, rápido en su accionar con hombres de gol que pueden definir en cualquier momento un partido y una clasificación. Con orden táctico excelente y un manejo de pelota, que aunque no es tan creativo, es muy rápido y colectivo.

España es lo mejor que he visto en el mundial. Si España llega a jugar como jugó contra Costa Rica, se hará imbatible en la Copa y puede ser protagonista número uno del título. Colectivo, táctico y dinámico. Impresiona con su accionar de sociedades por zonas y de rotación con hombres de buen fútbol, pienso que es uno de los mejores protagonistas hasta ahora.

Jorge Luis Pinto dice que Brasil estuvo regular, pero con un talento brillante.

No sé cuál es Argentina. Si la que jugó con Arabia Saudita o la que jugó en las eliminatorias con Colombia y con todos los países sudamericanos. Irreal, pero con talento que descompone en cualquier momento. De pronto Argentina se asustó al ver que Arabia Saudita la presionaba en su campo y le adelantó las líneas y eso la confundió. El equipo demostró que la posesión del balón no es lo mejor y único para el triunfo, es parte de lo bueno, pero no es el todo para el éxito. Países Bajos tiene una mezcla en el posicionamiento táctico defensivo de marcaciones al hombre y en zona, pero con grandes sorpresas. No piensa sino en atacar, en un juego simple y profundo. Podría decir que es el equipo más directo en ataque, busca el espacio contrario y el área del rival de cualquier forma.

Inglaterra con un posicionamiento defensivo, es bastante conservador, pero con una gran dinámica de juego y una buena posesión del balón. Tiene un hombre como Harry Kane que en cualquier momento convierte, concreta los partidos y gana clasificaciones. Vamos a ver qué pasa con el proceso de esta selección, si es que es tan segura en la parte defensiva que le cuesta a cualquiera hacerle un gol.

Bélgica es alegre, combativo, táctico como lo hace Roberto Martínez desde hace cuatro años, pero sin la contundencia del equipo en Rusia 2018. Un onceno de muy buenos posicionamientos tácticos y alternativas de ataque. Es la selección que mejor propone con posicionamientos tácticos diferentes en cada partido.

Portugal con jugadores que son protagonistas en Europa y con un goleador como Cristiano Ronaldo, que de alguna manera tiene su presencia ofensiva. No sé si le aguante el aire para competir a lo largo del torneo y buscar los primeros lugares, pero es importante en la segunda serie. Al igual que Ecuador, encontré un equipo muy colectivo, de mucha fortaleza física, de mucha dinámica y de buen trato de pelota.

Japón y Corea, los más dinámicos del mundial con derroche de energía en sus transiciones de defensa a ataque, pero que se regulan en la parte posterior; se agrupan supremamente bien y rápido a diferencia de nosotros los sudamericanos. Poseen un gran contragolpe y una velocidad de juego extraordinaria.

Lionel Messi en el marco del partido disputado con Arabia Saudita, el el que la selección argentina perdió 1-2.

Polonia, México y Estados Unidos. Tres equipos de los que podríamos decir que tienen el mismo modelo, aunque Polonia representa un poco más el europeo. Un equipo fuerte y agresivo, que controla bien la pelota y que es mucho mejor que el de hace cuatro años en Rusia. Buen comportamiento táctico, agresivos al momento de recuperar. Cambian de ritmo, pero también se defienden y son contundentes en defensa.Vienen, posteriormente, equipos como Uruguay en un posicionamiento táctico totalmente desacostumbrado al del maestro Tabárez con un 1-4-3-3 que genera buen fútbol con sus volantes mixtos creativos y tres hombres en ataque que se distribuyen bien.

Estados Unidos colectivo y dinámico que quiere ser protagonista. Arriesga con cuidado pero tiene cosas importantes en ataque con hombres rápidos y desequilibrantes.

Junto a estos, están los dos europeos que llamo “los guerreros.” Croacia y Dinamarca. Dos equipos muy compactos tácticamente de extraordinaria dinámica de juego, agresivos tanto colectiva como individualmente. No permiten acomodar al contrario, pero les ha faltado por ratos fútbol en esta primera presentación. Tienen cosas importantes para pasar y ser protagonistas de la segunda fase.

Los demás vienen a competir, buscan ganar uno o dos partidos y quedar bien en su rendimiento, pero no tienen las condiciones y la base futbolística. Podría ser entre este grupo de atrás, Canadá que vislumbra cosas importantes sobre fútbol rápido, más europeo que latinoamericano, pero que compite con este grupo. Esa es la radiografía rápida de este Mundial que todavía no descubre quién puede ser hoy un gran ganador. Vemos fútbol bien llevado, táctico pero que falta algo más de seguridad, de profundidad y de estatus futbolístico.

En lo cultural, después de recorrer más de 10 mundiales encontramos uno sin licor en los estadios. No sé si permita la alegría del pueblo, pienso que a los latinoamericanos, los ingleses, los alemanes y a otros les da muy duro no convivir con este estímulo. Es innegable la emoción y el sabor que se da a causa del licor. Ya no hay tantas opciones, solo agua y gaseosa. Poca comida, falta la lechona tolimense, el pastel cucuteño o el palacio del colesterol, en fin, no hay nada de eso. Las distancias, a pesar de que es un país supremamente pequeño, son largas.

Nos movemos todos en metro, la mejor vía y hay que reconocerle a este país que tiene un servicio de excelente nivel con una organización extraordinaria, una buena orientación de las barras, pero que quedan pequeños a la salida de 70.000 personas de un estadio. Es una locura andar, se ve gente atropellando a otra. Tengo que decir que falta la mujer, no creo que haya un 5 por ciento de mujeres y especialmente las de origen árabe. Algunas latinas y unas europeas, otras occidentales, pero muy poca presencia femenina. Qué pesar.

Los estadios, espectaculares, modernos, cómodos, bien posicionados, de una vista con un ángulo de inclinación perfecto, ni tan extendidos ni tan verticales. La tribuna está muy cerca a la cancha, lo que permite ver un fútbol de calidad y bien jugado.