Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/2003 12:00:00 AM

Relevo en la punta

Sin los reconocidos Michael Jordan, Kobe Bryant y Shaquille O'Neal, los Nets de Nueva Jersey y los Spurs de San Antonio protagonizan la gran final de la NBA.

La ausencia de los Lakers, los Suns y los Maveriks en la final de la National Basketball Association (NBA) no es una simple coincidencia. Su camino hacia la gran final, en la que tantas veces han estado, se vio interrumpido esta vez por un equipo alejado de la filosofía defensiva y sin reconocidos jugadores que demostró quiénes eran los nuevos amos de la Conferencia Oeste.

De la mano de Tim Duncan, el jugador más valioso de la liga estadounidense, los Spurs de San Antonio no sólo dejaron por el camino a los más encopetados equipos de la liga sino que, con un nuevo estilo de juego que se basa en la ofensiva y en el cual sus principales protagonistas son los jugadores extranjeros, se metieron en la final.

Emanuel Ginobilli es la cuota latinoamericana de los Spurs. El novato argentino ha demostrado que no tiene nada que envidiarles a los mejores jugadores estadounidenses y que sin duda se ha convertido en el termómetro de su equipo. En el partido contra los Maveriks de Dallas, en el cual se adjudicaron la corona del Oeste, marcó 11 puntos y se metió en la historia de su país como el primer jugador que juega la final de la NBA.

Al lado de Duncan y Ginobilli, el veterano Steve Kerr, los ágiles Stephen Jackson y Malik Rose y el consistente francés Tony Parker, quien es la cabeza defensiva de los Spurs, el quinteto de San Antonio quiere demostrar porqué ha sido el mejor equipo de la temporada e intentará repetir la hazaña lograda hace cinco años, cuando por primera vez coronaron la liga.

Por su parte los Nets de Nueva Jersey partieron hacia San Antonio, en donde el primer partido el pasado miércoles favoreció a los locales. En una noche estelar de Tim Duncan y una para olvidar de Jason Kidd, la gran estrella de los Nets, los Spurs se impusieron 101-89. (Al cierre de esta edición no se conocía el marcador del segundo juego, también celebrado en San Antonio). Este resultado, sin embargo, no reduce para nada las posibilidades de los Nets de alzarse con el título. Para ellos este año las cosas van a ser diferentes pues ya tienen la experiencia adquirida en la final del año anterior, cuando fueron barridos por Los Angeles Lakers.

Jason Kidd, quien está totalmente recuperado de una lesión de tobillo sufrida en el cuarto partido contra los Pistons de Detroit en la final de la Conferencia Este, es sin duda el mejor jugador de la final y el cerebro de los Nets. Después de salir de Texas por su bajo rendimiento y de visitar muchos juzgados por violencia familiar, Kidd pasa por un excelente momento y está listo para recibir la copa. El y el alero Keynion Martin, que es uno de los cuerpos más fuertes de la liga y quien será el encargado de frenar a Duncan, con el que se ha enfrentado no sólo adentro de las canchas, son las dos armas clave del equipo de Nueva Jersey

Richard Jefferson, finalista el año pasado, y Rodney Rogers, son el otro par de elementos que conforman la columna vertebral del equipo que maneja Byron Scott, técnico tricampeón de la liga.

Los de Nueva Jersey no conocían la derrota desde el 26 de abril, cuando en la primera ronda perdieron ante los Buks de Milwaukee. Sus 10 victorias consecutivas en los playoffs los dejaron a dos de romper el récord de la liga, hazaña que no pudieron cumplir tras su derrota del pasado miércoles.

Muchos creen que los Spurs se beneficiarán de los 11 días que llevaban sin jugar los Nets (lo del miércoles les da algo de razón), pero los jugadores de los Nets opinan que el descanso ha sido bueno. "Nuestro equipo no se sale de forma tan fácilmente, somos profesionales y sabemos cuidarnos", comentó Richard Jefferson en entrevista hecha por la revista oficial de la NBA. ¿Quién tiene la razón? Se sabrá cuando la serie llegue a su punto culminante.

Estrategias de juego

Por primera vez en la historia la final de la NBA la protagonizan dos equipos procedentes de la antigua Asociación de Basquet Norteamericana (ABA). Los Nets, que ganaron dos títulos en la ABA, en 1974 y 1976, juegan en estos días, y por segunda vez consecutiva, la final de la NBA mientras que los Spurs, el único equipo procedente de la ABA, con un título en la NBA -lo consiguieron en 1999-, están en la final por segunda vez.

A pesar de que las estadísticas están a favor del Oeste, pues los cuatro últimos campeones han sido de esta Conferencia, este año las cosas pueden ser diferentes.

Los Nets, representantes de la Conferencia Este, vienen de una gran racha de victorias. Con sus excelentes armas defensivas intentarán ahogar a Duncan y seguramente estarán pendientes de vigilar con mucho cuidado las zonas de tiro de jugadores como Jackson y Kerr, quienes han aniquilado con su puntería y anotaciones de tres puntos a muchos rivales.

Kidd, el mejor armador de Estados Unidos, deberá ser un dolor de cabeza para Parker y Bowan que, como cabezas de área de los Spurs, tratarán de taponar sus pases y su vía de penetración.

Los Nets le apostarán a la experiencia de sus jugadores y a lo que aprendieron en la final del año pasado. Scott ya anunció que van a ser sumamente agresivos sin descuidar a Duncan y que con el gran grupo de jugadores que cuentan podrán demostrar que este deporte también da revanchas.

Los Spurs fueron sin duda el mejor equipo de la temporada y ya lo demostraron en el primer partido de las finales. Conducidos por Duncan y curtidos por su victoria sobre los equipos más imponentes, como los Suns y los Lakers, llegan a estas instancias con todo a su favor.

La continuidad puede ser su mejor arma. Su mayor mérito está en haber logrado mantener el nivel cumpliendo cuatro años sin cambios traumáticos en su plantilla y así haber llegado nuevamente a las finales.

Superiores en el juego interior por la presencia de Duncan, lo que más claro tienen los de San Antonio es la concentración que deben mantener sus jugadores en el juego exterior. La sincronización de Jackson y Parker es clave para el buen funcionamiento del equipo. "La estrategia estará en el ataque y en la sincronización de los movimientos de todo el equipo", afirmó Parker.

Los Spurs le seguirán apostando al talento de Duncan para llegar con una buena ventaja a los encuentros de visitante.

Mientras tanto los Nets tendrán que basarse en su temible contraataque si no quieren que se repita la tragedia del año pasado y si desean sorprender al mundo restableciendo la supremacía de la Conferencia Este, que no ha logrado sacar un campeón de la NBA desde aquellos tiempos en los que Jordan y sus socios eran imbatibles. Y el mundo tendrá que acostumbrarse, al menos por estos días, a una liga en la que las superestrellas no son los Kobe y los Shaks sino un tal Jason Kidd y Tim Duncan.

Resultados

Ultima actualización

Se empató la serie

En uno de los partidos más mediocres que se han visto en toda la historia de la NBA, Los Nets de Nueva Jersey empataron a dos en la serie de la final con Los Spurs de San Antonio.

Solo por un punto (77-76) lograron Los Nets ganar el partido de anoche para así no dejarse ampliar la ventaja que les llevaba San Antonio.

A un minuto de acabar el partido el argentino Ginobilli tuvo la oportunidad de empatar el con un lanzamiento de tres puntos que finalmente no entró.

El juego, fue fuertemente criticado por la afición y los periodistas quienes lo catalogaron de mediocre y aburrido.

El próximo viernes, se jugará el quinto duelo de la gran final.

San Antonio toma ventaja

Los Spurs de San Antonio tomaron ventaja tras vencer en la noche de ayer a los Nets de Nueva Jersey en el tercer encuentro de la gran final de la NBA

San Antonio se desquitó de la derrota en casa en el segundo partido de la serie. Anoche de visitantes vencieron a los Nets de Nueva Jersey 84 ? 79 y se pusieron en ventaja 2-1

El francés Tony Parker, fue la figura de la noche al anotar 26 puntos, combinados con los 21 de la super estrella Tim Duncan.

Los Nets por su parte tuvieron en Kenyon Martin, con 23 puntos, a su mejor encestador.

El argentino Emanuel Ginóbilli fue clave pues se encargó de aniquilar el partido con ocho cestas.

El cuarto encuentro de la serie se realizará el próximo miércoles también en Nueva Jersey. El viernes se jugará el quinto partido otra vez en casa de los Nets, que podrá cerrar la serie en caso de que San Antonio logre las próximas dos victorias. De lo contrario volverán a casa de los Spurs el domingo.

Vea los resultados de cada fecha en Semana.com







EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.