Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/24/2009 12:00:00 AM

Río, la esperanza de que una olimpiada llegue al fin a Sudamérica

El objetivo de Brasil es presentar una de las mejores en cuanto a organización y seguridad.

Río, la esperanza de que una olimpiada llegue al fin a Sudamérica Río, la esperanza de que una olimpiada llegue al fin a Sudamérica
Sudamérica nunca ha organizado unos Juegos Olímpicos. Si Río de Janeiro se convierte en la sede para el 2016, el escenario difícilmente podría ser más espectacular.

Los brasileños han prometido transformar la región y cautivar al mundo con unos juegos bien organizados, que se realizarían cerca de las maravillosas playas y los lugares más característicos de la ciudad.

Río espera ansiosamente la elección de la sede olímpica, prevista para el 2 de octubre en Copenhague, especialmente desde que la ciudad se considera favorita, ante una evaluación positiva de parte del Comité Olímpico Internacional (COI), en su último reporte sobre las cuatro candidatas finalistas.

Miles de cariocas se congregarían en la playa de Copacabana para ver el anuncio del
COI, con la esperanza de desatar un gran festejo, al pie del peñasco conocido como Pan de Azúcar y de la estatua de Cristo Redentor, que se yergue en la cumbre del Corcovado, el otro monte más famoso de la ciudad.

Río, que compite contra Chicago, Madrid y Tokio, recibió elogios del COI por tener gran apoyo público, garantías financieras de todos los niveles del gobierno y experiencia tras organizar exitosamente los Juegos Panamericanos en el 2007. Brasil será también sede del mundial de fútbol en 2014.

Además, la candidatura de Río tiene a su favor la economía estable de Brasil y el apoyo pleno del carismático presidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien estaría en Copenhague junto con Pelé, el ex presidente de la FIFA Joao Havelange, el plusmarquista mundial de natación César Cielo y el presidente del comité que busca la sede Carlos Arthur Nuzman.
"Para Brasil, organizar los Juegos Olímpicos del 2016 y los Paralímpicos no sólo sería un honor, sino también un catalizador maravilloso de la transformación social en nuestro país y en Sudamérica", dijo Lula recientemente.

El martes, al hablar en Nueva York durante su visita para participar en la Asamblea General de la ONU, Lula fue incluso más vehemente.

"Ninguna otra ciudad necesita organizar unos Juegos Olímpicos", dijo. "Brasil los necesita".

Nunca un país sudamericano ha sido sede olímpica. La única vez que los juegos se realizaron en América Latina fue en 1968, en la Ciudad de México.

"Este es un elemento que podría influir", reconoció el presidente del COI, Jacques Rogge. "¿Es el factor principal o uno menor? Eso lo debe decidir cada miembro del COI".

El informe del COI elogió a Río por considerar los juegos una oportunidad de utilizar el deporte como "catalizador de la integración social" y por abrazar la idea de que la olimpiada puede transformar la región y dejar " un legado duradero y asequible".

Río espera ganar votos con su belleza natural y sus habitantes, siempre dispuestos a divertirse. Las autoridades destacaron por ejemplo una encuesta reciente de la revista Forbes, la cual muestra que Río es la ciudad más feliz del mundo. La visión olímpica de la ciudad se desarrolla alrededor del eslogan "Vive tu pasión", con base en los conceptos de celebración y transformación.

Pese a que Río tiene mucho a favor y recibió el menor número de críticas directas en el reporte del COI, hay un tema relevante en el que marcharía a la zaga de sus tres competidores, la seguridad.

El COI destacó que Chicago, Madrid y Tokio son "capaces de aportar el nivel de seguridad que se requiere para los juegos", pero no hizo tal mención acerca de Río.
Sin embargo, las autoridades cariocas han destacado que el crimen violento es grave en los barrios marginales que rodean la ciudad, pero no necesariamente en ésta, y han asegurado que tratarán de controlar el problema.

Además, quienes apoyan la candidatura insisten en que la ciudad suele organizar exitosamente grandes eventos, incluido su famoso carnaval.

Los Juegos Panamericanos de 2007 se mencionan siempre como una historia de éxito, sin incidentes negativos entre los participantes ni entre los 700.000 visitantes. Y el hecho de que la FIFA haya elegido a Brasil como sede mundialista se considera un voto de confianza.

"Los Juegos Panamericanos son una referencia para nosotros", dijo el ministro brasileño del deporte, Orlando Silva. "Río mostró técnicamente que puede organizar los juegos. Mostramos que es posible".

La mayoría de las sedes ya se construyeron y muchas competiciones se realizarían cerca de algunas de las mejores playas de la ciudad.

Las ceremonias de inauguración y clausura se llevarían a cabo en el mítico Maracaná, mientras que las competiciones de atletismo tendrían lugar en el Estadio Engenhao, construido para los Panamericanos, cuya capacidad se elevaría temporalmente de 45.000 a 60.000 espectadores.

"Los Juegos Olímpicos en Río no son sólo otro suceso. Serán 'el suceso'. Se tratará de una ocasión transformadora para una ciudad, para un país y para involucrar a un continente", dijo Carlos Osorio, secretario general del comité que busca la sede.

 
AP.

EDICIÓN 1959

PORTADA

¿Qué hay detrás del paro nacional del 21 de noviembre?

Razones, realidades y mitos de la movilización social del 21 de noviembre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.