deportes

Ronaldo Nazário fue víctima de un millonario robo, ¿qué pasó?

Joyas, dinero y objetos de valor hacen parte de los objetos hurtados.


Ibiza es una de las islas Baleares del archipiélago de España donde generalmente los famosos van a descansar o invierten por el destino turístico y potencial económico que representa.

De hecho, Leonel Messi y su esposa Antonela Roccuzzo, Luis Suárez y su pareja Sofia Balbi y otros más, se han divertido recientemente en este lugar.

Pero, mientras estos cracks del fútbol y sus enamoradas se divierten, otra estrella del balompié internacional no la pasa nada bien. Se trata de Ronaldo Nazário, el presidente del Real Valladolid que consiguió el ascenso con su equipo a LaLiga Santander.

Según un diario de Ibiza, el brasileño fue víctima de un millonario robo en su villa, ubicada en Cala Jondal, terreno que hace parte del municipio Sant Josep.

Aunque él no estaba su propiedad al momento del hurto, si estaba alojado el italiano del París Saint-Germain, Marco Verratti, y su mujer, Jessica Aïdi.

Con pocos detalles conocidos, se reveló que los ladrones lograron hacerse a un botín cercano a los tres millones de euros entre dinero y objetos de mucho valor como joyas.

Medios internacionales hablan de una ola de robos para los futbolistas. Además de Ronaldo, días atrás el jugador Dani Olmo, centrocampista en el RasenBallsport Leipzig, de la Bundesliga de Alemania, fue asaltado en Valencia por dos hombres que le arrebataron un reloj valorado en 30.000 euros.

David Beckham, en Inglaterra, también es otra de las víctimas. Fue objeto de un robo y, pese a que el exdeportista se encontraba en la vivienda, en compañía de su esposa, la cantante y empresaria Victoria Beckham, y su pequeña hija Harper; no se percataron de la presencia del delincuente, ni del robo.

El incidente solo fue evidenciado por los Beckham cuando a la residencia arribó Cruz, uno de los hijos menores de la pareja, quien llegaba después de asistir a una fiesta y, al subir a la segunda planta de la casa, se percató de que habían saqueado una de las habitaciones, hallando vidrios rotos, gavetas revueltas y otros rastros del millonario hurto.

Según detallan medios británicos, la presencia del ladrón al interior de la casa, avaluada en 40 millones de libras esterlinas, fue planeada por expertos en el tema.