Tendencias

Home

Deportes

Artículo

Britain's Prime Minister Boris Johnson leaves 10 Downing Street (AP Photo/Kirsty Wigglesworth)
Primer ministro británico, Boris Johnson. (AP Photo/Kirsty Wigglesworth) - Foto: AP

deportes

Superliga Europea: “Haremos todo lo posible para bloquearla”, aseguró Boris Johnson

Seis equipos ingleses harán parte de esta nueva competencia.

El anuncio de la creación de una nueva Superliga europea no ha caído bien en la mayor parte del mundo del fútbol, ni tampoco entre algunos líderes políticos, como el primer ministro británico, Boris Johnson, quien manifestó este lunes que hará todo lo posible para que no se realice como está planteada.

Vamos a ver todo lo que podemos hacer con las autoridades del fútbol para asegurarnos de que esto (la Superliga) no salga adelante como está planeado”, dijo en rueda de prensa Johnson, quien ya había manifestado en la noche del domingo su oposición a esta idea.

No es una buena noticia para los aficionados y tampoco para el fútbol en este país”, manifestó el premier ante la idea presentada el domingo en la noche por el Real Madrid y de la cual harán parte los seis grandes de la Premier League.

Federico Valverde (izquierda) y Eder Militao del Real Madrid celebran al término del partido contra Liverpool por los octavos de final de la Liga de Campeones, el miércoles 14 de abril de 2021. (AP Foto/Jon Super)
Federico Valverde (izquierda) y Eder Militao del Real Madrid celebran al término del partido contra Liverpool por los octavos de final de la Liga de Campeones, el miércoles 14 de abril de 2021. (AP Foto/Jon Super) - Foto: AP

No me gusta el aspecto de esa propuesta”, reiteró Johnson, quien añadió que, en su opinión, los clubes son “algo más que marcas globales”, por lo que hizo un llamado a que los equipos “mantengan un vínculo con los aficionados” y hagan un esfuerzo por mantener el espectáculo en los lugares en donde se originó.

De los seis clubes que juegan actualmente en la Premier League y que se unieron a “la revolución”, solo el Tottenham, cuyo multimillonario patrón Joe Lewis reside en las Bahamas, es de propiedad británica.

Los otros cinco grandes son de inversionistas extranjeros. El Manchester United está controlado por la familia Glazer, propietaria también de los Tampa Bay Buchaneers; el grupo deportivo Fenway, de John Henry, es dueño del Liverpool y de los Red Sox de Boston; y el multimillonario propietario del Arsenal, Stan Kroenke, controla los Rams de Los Ángeles y los Nuggets de Denver, según reportó la AFP.

Mientras que el City y el Chelsea son propiedad del jeque Mansour bin Zayed, oriundo de Emiratos Arabes Unidos, y del multimillonario ruso, Roman Abramovich, respectivamente.

La competición también generó críticas por parte de exjugadores. “Es pura codicia. Ellos (los propietarios del club) son unos impostores. No tienen nada que ver con el fútbol de este país”, reseñó el excapitán del Manchester United, Gary Neville.

La propuesta de la Superliga consiste en organizar una competición de 20 equipos, en que los 15 miembros fundadores tendrían su participación siempre garantizada, lo que les asegura los copiosos ingresos de derechos televisivos y patrocinio comercial.

Por su parte, en la mañana de este lunes, el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, señaló que la creación de la Superliga europea, impulsada por doce grandes clubes, es una “propuesta vergonzosa” de entidades “guiadas por la codicia” y “escupe en la cara a todos los que aman el fútbol”.

El máximo dirigente del fútbol europeo, que ve amenazada frontalmente su Liga de Campeones, reafirmó que los jugadores que formen parte de los clubes de la Superliga europea “serán vetados” para las competiciones internacionales y “no podrán representar a sus selecciones nacionales”, de acuerdo con la agencia AFP.

¿Cuál será el formato?

Cada temporada, los veinte clubes se repartirán en dos grupos de diez equipos y disputarán, a partir de agosto, partidos para cubrir 18 jornadas en la primera fase, según explicó la agencia AFP.

Los tres vencedores de cada grupo se clasificarán para los cuartos de final. Los dos últimos boletos para cuartos se distribuirán a los vencedores de eliminatorias entre los cuartos y quintos de cada grupo.

Como en la Liga de Campeones, los cuartos y semifinales serán a ida y vuelta, mientras que la final será a partido único.

Cada uno de estos equipos recibirá un monto de 3.500 millones de euros (US$4.190 millones), con la financiación del fondo de inversión estadounidense JP Morgan.