Home

Deportes

Artículo

"No se puede describir lo que se siente. No hay palabras para algo así. La velocidad a la que se llega es increíble” - Foto: Escudería Telmex

automovilismo

Más rápida que Fernando Alonso: Así fue la primera experiencia de Tatiana Calderón manejando un F1

La corredora colombiana hizo historia al convertirse en la primera latinoamericana en manejar un monoplaza de Fórmula 1.

A sus 9 años, Tatiana Calderón se montó en su primer auto de carreras. Paula, la hermana mayor de la pequeña,  la invitó a Karts con sus amigos para divertirse en una tarde. Lo que no sabía esa niña era que este era el inicio del camino que la iba a llevar a ser la primera latinoamericana en manejar un auto de Fórmula 1.

En contexto: "Sueño correr un premio en la Fórmula Uno"

La colombiana de 25 años cumplió su sueño de conducir un monoplaza de Fórmula 1 este martes en el Autódromo Hermanos Rodríguez de Ciudad de México. Una oportunidad que se ha ganado a pulso gracias a sus buenos resultados como piloto de desarrollo y de prueba de la escudería Sauber Alfa Romeo.

Aunque la bogotana lleva cerca de dos años haciendo uso del simulador, montarse en un auto que puede llegar a costar USD 15 millones es totalmente distinto. Antes de que la joven prodigio ingresara al monoplaza de 1.500 libras sintió las “pulsaciones altas”. Todo el mundo en el circuito mexicano estaba pendiente de cada uno de sus movimientos.

Pero apenas se subió al auto toda la presión se fue y lo único que estaba en su mente eran las instrucciones que le habían dado sus ingenieros y la sapiencia producto de más de 15 años corriendo autos de carreras y superando a los hombres con una increíble facilidad.

Puede leer: Tatiana Calderón: “Voy por buen camino para ser piloto de Fórmula Uno”

Poder manejar un auto que va de 0 a 100 kilómetros por hora es una experiencia reservada para pocos y Tatiana sintió esta potencia desde la primera vez que pisó el acelerador. “La primera vez que aceleré sentí como si fuera un videojuego de lo rápido que se pasa todo”.

Pero lo más asombroso fue la frenada.  En la recta principal de este circuito se pasa de 350 kilómetros por hora a solo 115 en la primera curva y a la hora de frenar se experimentan las miles de horas pruebas de ingeniería que se gastan en el desarrollo de estos vehículos.

“No se puede describir lo que se siente. No hay palabras para algo así. La velocidad a la que se llega es increíble”, fueron las palabras de Tatiana.

Le sugerimos: La hazaña de Tatiana Calderón que la tiene cada vez más cerca competir en la F1

La instrucción del equipo era que fuera paso a paso debido a que las fuerzas G que experimentan los corredores en este tipo de vehículos llevan al límite al cuerpo y más al de una mujer. Sin embargo, Tatiana no tuvo problemas y demostró que el trabajo que ha venido realizando en este aspecto le permite estar lista para este tipo de exigencia física.

La idea de esta prueba era que la corredora fuera ganando confianza y poco a poco fue mejorando los tiempos que debía realizar. Sin embargo, dejó boca abiertos a todos los presentes en el circuito mexicano cuando empezó a lograr tiempos más rápidos que los de Fernando Alonso y Sergio Pérez en la carrera del fin de semana pasado, como señaló Beat Zehnder, manager del equipo Sauber.

Zehnder fue muy elogioso con la colombiana. El mandamás de la escuadra destacó que ella hizo lo que se esperaba como la piloto profesional que es y la felicitó por esta primera experiencia.

Vea: Histórico: Tatiana Calderón será la primera latinoamericana en manejar un auto de Fórmula 1

La colombiana dio 23 vueltas en el circuito en el que corrió en un auto de verdad por primera vez.  Pese a que ya tenía experiencia en el simulador solo había recorrido la pista en el safety car y mostró gran conocimiento en este exigente recorrido que necesita de un gran manejo para superar las complicadas curvas.

Después de hacer historia convirtiéndose en la primera latinoamericana en manejar un auto de F1, en la mira de Tatiana está el objetivo de cerrar la temporada de GP3 con Jenzer Motorsport lo mejor posible con las carreras que quedan en Abu Dhabi.

En su temporada, la bogotana, que es apoyada por la Escudería Telmex, ha ido de menos a más y sumó puntos en las últimas pruebas cosas que eserpa repetir en las dos carreras que restan de la campaña.

El objetivo de Tatiana para el 2019 será tener más oportunidades de manejar el monoplaza de Sauber y conseguir el apoyo que le permita subir a GP2, la categoría automovilística previa a la Formula 1.

Puede interesarle: El show que se robó el piloto de 19 años en el gran premio de Brasil

La colombiana dejó un mensaje de motivación a las mujeres a las que representa muy bien siendo la que está más cerca de ser piloto de Fórmula 1 desde Giovanna Amati en 1992.

“Cuando uno quiere algo y encuentra su pasión tiene que trabajar duro y seguir porque las recompensas llegan en grande”, dijo la corredora que busca seguir los pasos de su ídlo, Juan Pablo Montoya.