Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/9/2006 12:00:00 AM

Triste final

Luego de un partido aburrido, Italia ganó su cuarto título mundial en la lotería de los lanzamientos desde el punto final. Zidane se hizo echar de manera muy tonta y se fue de la Copa del Mundo por la puerta de atrás.

Triste final, Sección Deportes, edición online, Jul  9 2006 Triste final
Fue una triste final. Porque definir un campeón del mundo en la instancia de los lanzamientos desde el punto final siempre deja un sabor amargo. Porque Francia mereció ganar el partido. Porque el juego fue malo. A ratros muy malo. Porque Italia volvió a ser el equipo mezquino y sin ideas que empató con Estados Unidos y venció injustamente a Australia, y no la escuadra brillante que superó a Ghana, Ucrania, República Checa y Alemania. Porque Zidane, hasta hoy la gran figura de la Copa del Mundo, se dejó provocar por Materazzi y reaccionó como un adolescente.

Se fue por la puerta de atrás. Porque, una vez más, rondaron en el estadio de Berlín los fantasmas de los grandes jugadores que le fallaron al mundo: Ronaldinho, Kaká, Ronaldo y Adriano. Lampard, Gerard y Rooney. Riquelme. Raúl. Los llamados a darle brillo a un mundial que al final premió el oficio y el esfuerzo más que el talento y a fantasía.

Un triste final que, de todas maneras, deja un muy justo campeón del mundo. Italia jugó muy buenos partidos a lo largo del torneo. Tuvo en sus filas a jugadores que hicieron méritos de sobra para salir campeones: Buffon, Cannavaro, Grosso y Pirlo. Hoy no tenían suficientes arrestos físicos y prefirieron esperar. Les funcionó.
Francia, que arrancó muy mal en el torneo, logró la hazaña de eliminar nada menos que a España, Brasil y Portugal. También habrían sido unos dignos campeones del mundo. Pero esta vez le tocó a Italia.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.