deportes

Video: Con himno de la Champions y gol, el último adiós a víctima de Samaniego

Campo Elian Benavides estaba a la espera del fin de la cuarentena para probarse en un equipo profesional en México. Lo homenajearon en la cancha donde surgió su pasión por el deporte.


En la cancha del pueblo, la misma en la celebró tantos goles y surgió su sueño de ser futbolista, fue homenajeado Campo Elian ‘Campito‘ Benavides, una de las ocho víctimas de la masacre de Samaniego, Nariño, que enluta al país.

Exclusivo: así departían los jóvenes de Samaniego minutos antes de la masacre

Benavides estaba esperando a que terminara la cuarentena para viajar a México para probarse en un equipo profesional.

Con la participación de sus compañeros de equipo, amigos y familiares, Campito fue protagonista de un sentido homenaje en el mismo lugar donde pasó los momentos más felices de su vida.

Con el himno de la Champions League, el féretro del joven de 19 años, que era estudiante del grado once del colegio Samaniego, ingresó al campo de juego cargado por sus coequiperos de club, que usaban la camiseta del equipo en el que demostró su habilidad para el fútbol.

El otro invitado especial al conmovedor acto fue la pelota con la que Campito disfrutó tantos momentos de su corta vida, segada en un acto de violencia.

Tomado de Facebook: Edwin Mora

“En nombre de todos los clubes de Samaniego. No perdió Campito, sino Samaniego, que perdió un gran futbolista, un amigo, un talento. Hoy le despedimos las personas que tanto gustan del fútbol y el microfútbol. Sabemos que estas categorías son las que más afición tienen en Samaniego”, dijo el encargado de conducir la ceremonia.

El momento más emotivo fue cuando el silencio se convirtió en júbilo, como si fuera un partido, y bajo el coro “Campos, Campos” y con el himno de la Champions, los jugadores se pasaron la pelota hasta que llegó al ataúd del joven que logró el gol.

Los compañeros del joven futbolista se lanzaron a su ataúd y el grito desgarrador no reflejó la alegría que trae una anotación, sino la tristeza de quienes perdieron un amigo para siempre.

Fue tal la emoción del momento, que uno de los participantes se desmayó, según contaron a SEMANA los asistentes. Por esto se debió interrumpir el homenaje mientras sonaba la canción "Amigo", de Los Enanitos Verdes.

El sentido acto terminó con un sonoro aplauso, como los que recibía Campito en la cancha donde nació el sueño de ser futbolista.

"Tenemos que hacer sentir la voz para que esto no se vuelva a repetir", dijo en medio del funeral Carlos Benavides, primo de Campo Elian ‘Campito‘ Benavides, la octava víctima, que era otro joven que soñaba con ser futbolista. "Esto no puede ser ajeno a nosotros porque en el momento que tocan las puertas de nuestras casas es que sentimos el verdadero dolor".

Este no fue el único joven cuya carrera quedó truncada por la violencia. Jhon Sebastián Quintero también quería ser futbolista. Su padre, Jesús Quintero dijo: "vendrá una terrible vida" tras haber enterrado al mayor de sus tres hijos, quien había buscado una carrera como futbolista. Viajó a Armenia, Bogotá y tuvo posibilidad de irse al exterior a practicar este deporte, pero el reencuentro con sus compañeros de colegio acabó con su posibilidad de triunfar en la cancha.

Hasta ahora han sido capturadas dos personas, pero aún no se ha revelado quiénes son los autores del cruento ataque que dio fin a la vida de varios jóvenes que soñaban con ser grandes y dar alegrías al país con la pelota.