Home

Fútbol

Artículo

James Rodríguez llega a la Casa Blanca del Real Madrid procedente del Mónaco de Francia. El club español habría pagado una cifra cercana a los 80 millones de euros.

deportes

Sin regreso: las razones por las que James no volvería al Madrid pese a Ancelotti

Carlo Ancelotti, el técnico que mejor ha explotado las virtudes de James, vuelve al Real Madrid. Pero si quisiera llevar al colombiano la tendría imposible.

La mejor temporada que James Rodríguez (Cúcuta, 29 años) firmó en Europa fue precisamente la de su debut en el Real Madrid (2014/2015): 17 goles y 18 asistencias en 48 partidos. Ni Zinedine Zidane, en su primera temporada con la camiseta blanca (2001/2002), consiguió igualar esas cifras, pues marcó 12 goles y puso 14 asistencias en los 48 partidos que disputó.

James, que con 6 tantos venía de ser el goleador del mundial de Brasil (2014), deslumbró a la exigente afición madridista, que creyó tener en el 10 colombiano a un jugador para el futuro, que liderara al equipo en el momento en que Cristiano Ronaldo decidiera poner fin a su historia con el Real Madrid.

Temporada 2014/15. Cristiano Ronaldo disfrutó la mejor versión de James Rodríguez en el Real Madrid - Foto: EFE

En aquella prometedora temporada de James, el banquillo del Madrid estaba ocupado por el italiano Carlo Ancelotti, y aunque el fútbol de su equipo era del paladar de los forofos merengues, no consiguió repetir título en la Champions League y quedó segundo en la liga española. Un año sin levantar títulos no se perdona en el Santiago Bernabéu, por lo que el italiano dejó de ser el timonel.

Cristiano Ronaldo, James Rodríguez y Gareth Bale - Real Madrid. Foto: Anadolu Agency/Getty Images
MANCHESTER, UNITED KINGDOM - APRIL 25: Cristiano Ronaldo (3rd R), James Rodriguez (C) and Gareth Bale (R) of Real Madrid attends training session prior to the UEFA Champions League semi-final match at the Etihad Stadium in Manchester, United Kingdom on April 25, 2016. (Photo by Howard Walker/Anadolu Agency/Getty Images) - Foto: Anadolu Agency/Getty Images

En la semifinal de aquella Champions, James tuvo para liquidar la eliminatoria frente al Juventus, cuando, a marco vacío, falló un gol cantado. Su testazo se estrelló rebeldemente en el horizontal. Real Madrid perdió por un gol. Los hinchas lamentaron mucho la opción que dilapidó el colombiano.

Antes, el 7 de febrero de 2015, Atlético de Madrid goleó 4-0 a los de Ancelotti. James no pudo participar del juego por lesión, al tener fracturado el quinto metatarsiano (dedo meñique) de su pie derecho. Aún así se le vio, en la noche, en la fiesta del 30 cumpleaños de Cristiano Ronaldo, que amenizó el reguetonero caleño Kevin Roldán. A partir de ese momento la afición del Real Madrid empezó a ver con recelo el profesionalismo del futbolista colombiano.

La temporada siguiente no fue la mejor. El español Rafa Benítez reemplazó a Ancelotti y James empezó a perder protagonismo. Benítez fue cesado por malos resultados, y Zinedine Zidane asumió el cargo. Parecía que el entonces 10 recuperaría la titular, con un técnico que de antemano sería partidario del estilo de fútbol del colombiano. No fue así. Con el francés, James empezaría su calvario en el Real Madrid.

- Foto: Getty Images
Zinedine Zidane nunca tuvo a James Rodríguez entre sus jugadores de confianza. Prefirió a Isco, muy cuestionado por la tribuna. - Foto: AP

A la falta de confianza que le transmitió su entrenador, se sumó el viacrucis de las lesiones. Once partidos fuera por un desgarro muscular; seis ausente por lesión en la pantorrilla. En su primera etapa en el Real Madrid, James acumuló ocho lesiones.

Para la temporada 2017/2018, el Madrid decidió cederlo en préstamo al Bayern Múnich, a solicitud expresa de Carlo Ancelotti, entonces técnico del poderoso equipo alemán. El entrenador italiano no tuvo buenos resultados y fue despedido. James se quedaba sin su técnico talismán. Aunque el Bayern consiguió dos títulos de la Bundesliga con el colombiano en sus filas, su rendimiento no convenció a los directivos para renovarle su contrato. Las lesiones, doce en total con la camiseta del Bayern, condicionaron su temporada. James tuvo que comprar tiquete de regreso a Madrid.

Y de nuevo, con Zidane. Parecía que la segunda parte de la historia de James en el Real Madrid sería exitosa, pues su comienzo en la temporada 2019/2020 fue fulgurante, con goles y asistencias. Pero todo pareció ser flor de un día. Cuatro lesiones lo relegaron al banco de suplentes, o a la tribuna. A pesar de que la afición del Real Madrid, según encuestas de diarios partidistas como AS y Marca, prefería al colombiano por encima de Isco Alarcón, el malagueño sí gozaba de la confianza del francés. Cansado de ver los partidos desde las gradas, James le pidió a Zidane no volver a ser convocado. Aunque muchos respaldaron su decisión, para la mayoría de los hinchas fue un desaire que el Real Madrid no podía permitir. La puerta de salida se abrió de par en par.

James Rodríguez, volante colombiano
James Rodríguez, volante colombiano - Foto: Everton Oficial

Y fue cuando Carlo Ancelotti volvió a echarle un capote al colombiano. Pidió al Everton que lo fichara y James pareció volver a sonreír. En las cinco primeras fechas de la Premier League, los azules de Liverpool consiguieron puntaje perfecto y se pusieron líderes. James brilló con asistencias y tres goles. Ancelotti y James parecían volver a ser un exitoso binomio.

Hasta que, de nuevo, las lesiones. Cuatro en menos de diez meses que lo dejaron fuera durante 12 partidos con el Everton. Por más condiciones futbolísticas, esa circunstancia puso en duda la rentabilidad del fichaje del colombiano.

Jugador y entrenador del Everton.
Jugador y entrenador del Everton.

Ahora, Ancelotti vuelve a abandonar a James, pero recala en el equipo en el que ambos se conocieron y donde brillaron juntos. Pero el colombiano ya no es el mismo de hace siete años. Es discutido en la Selección Colombia, y acumula un currículo de 30 lesiones. Demasiadas para un jugador de 29 años.

Por más que Ancelotti reclame el regreso de James al Madrid, pues un jugador de las condiciones del colombiano no lo tiene la plantilla blanca en la actualidad, aquel fallo ante la Juventus, la fiesta del cumpleaños de Cristiano Ronaldo cuando estaba lesionado y tras una derrota en el derby madrileño, el desaire que le hizo al club en la temporada de la pandemia, y la frustración que supuso que el jugador para el futuro no diera la talla esperada, son motivos suficientes para que la afición del Real Madrid rechace el regreso del futbolista colombiano que más títulos ha conseguido en la historia: 24 en total.

El presente inmediato de James parece tener la camiseta del Everton, aunque para más inconvenientes, la prensa inglesa afirma que Rafa Benítez, con quien el colombiano empezó su debacle en el Real Madrid, sería el más opcionado para suceder a Ancelotti. Por eso James, como la canción de Shakira, hace rato dijo “te dejo Madrid”.