Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/22/1986 12:00:00 AM

200 X 1

Aunque el dólar supera la barrera de los doscientos pesos, las expectativas de devaluación para el 86 siguen siendo muy inferiores a las del 85.

200 X 1 200 X 1
Es una de esas cifras que le hacen pensar a la gente que todo tiempo pasado fue mejor. Por esa razón, cuando el dólar supere esta semana la barrera de los 200 pesos, no faltarán quienes se apresuren a recordar los días en los que la moneda norteamericana estaba mucho más cerca de la colombiana. La atención que genera el precio del dólar es normal en el país. Entre todas las cifras que se publican sobre economía, la de la devaluación es posiblemente la que más le interesa al colombiano común y corriente. Aparte de ser definitivo para el comportamiento del comercio exterior, el nivel del dólar se utiliza como marco de referencia para operaciones que van desde la fijación de precios internos hasta la simple interpretación de la situación del país.
Coincidencialmente, el paso de la marca de los 200 pesos sucede en el momento en el cual existe una vez más en algunos círculos, la expectativa de que la carrera del peso frente al dólar aumente. El precedente de 1985, cuando la tasa de devaluación fue del 51.2% y los hechos recientes en Ecuador y Venezuela han hecho pensar a ciertos observadores que el gobierno nacional debería apretar el acelerador, si quiere mantener constantes las condiciones de competitividad entre los productos nacionales y los extranjeros, especialmente en la zona de fronteras.
Sin embargo, a pesar de semejantes previsiones, todo parece indicar que las autoridades económicas no ven la necesidad de desviarse de la ruta trazada desde comienzos del año. Aunque se reconocen los trastornos que se han originado como consecuencia de los problemas de los países vecinos, la fijación del ritmo de devaluación tiene en cuenta factores adicionales que contrarrestan el posible efecto de lo que suceda con el bolívar o el sucre .
Tal como ha sido explicado en diferentes oportunidades por los integrantes del equipo económico, la tasa de devaluación la definen el gerente del Banco de la República y el ministro de Hacienda, con base en un cronograma de devaluación mensual preparado por la subgerencia técnica del emisor. Este cronograma se diseña teniendo en cuenta una serie de prioridades de política económica, orientadas básicamente a mantener la competitividad de los productos de exportación colombianos en los mercados internacionales. Para tal efecto, el Banco de la República ha venido utilizado una canasta de monedas ponderada de los 18 países principales con los cuales Colombia mantiene relaciones comerciales. En esa ponderación del comercio exterior del país se excluyen las exportaciones de café y se tiene en cuenta, como factor adicional, la inflación interna en cada una de las naciones determinadas. Una vez hechos esos cálculos, el emisor define un índice del valor del peso. En diciembre de 1985, el valor al que se llegó fue 100 y desde ese momento se escogió como prioridad que el ritmo de devaluación asegurara que -en lo posible- no se iba a bajar de esa cifra.
Según todo parece indicar, el objetivo se ha logrado hasta el momento. Hasta abril, mes para el cual existe el dato más reciente, el índice llegó a 98.84 como consecuencia del aumento inesperado en la inflación interna. No obstante, esa situación se comenzó a equilibrar a partir de mayo cuando la espiral de precios se detuvo. Ahora, se estima que se ha recuperado el nivel deseado y que, incluso, para lo que queda del año se podrá disminuir el ritmo de devaluación. Aun lo sucedido con el Ecuador no debe influir sustancialmente. La partición de ese país dentro de la canasta de monedas es del 2.9% y, por lo tanto, una devaluación del 56% en el sucre, apenas si se siente en el comportamiento del peso colombiano frente al dólar.
Con base en esos hechos, los estudiosos calculan que la tasa de devaluación en Colombia para 1986 no debe superar el 25%, lo cual daría para diciembre 215 pesos por dólar. Teniendo en cuenta que en lo que va del año se ha tenido una devaluación equivalente al 26% anual, se estima que el ritmo debería bajar al 23% durante los próximos cuatro meses para alcanzar la meta anotada.
Con esa cifra, los entendidos aseguran que se garantiza la estabilidad del comercio exterior colombiano. A pesar de los problemas que ha venido atravesando el país, este ha sido un buen año para el sector externo. Aparte de la bonanza cafetera, las exportaciones de los demás productos han respondido y aun la famosa ventanilla siniestra ha aumentado sus ingresos (de 21.7 millones de dólares a julio de 1985 a 203.4 millones de dólares a julio de 1986). Como consecuencia de esos factores, las reservas internacionales del país superaban, a finales del mes pasado, los 2.500 millones de dólares, casi un 25% más que el nivel registrado a diciembre 31. Esa cifra debe quedar muy atrás cuando entren al país los recursos del primer tramo del crédito jumbo, finalmente refrendado por el contralor hace un par de semanas. Adicionalmente existe la posibilidad seria de que los precios del café vuelvan a los niveles de comienzos del año como resultado de la pobre cosecha brasileña, confirmada oficialmente por el Instituto brasileño del café el miércoles pasado. El viernes, la libra del grano ya se estaba cotizando a 1.98 dólares en el mercado de Nueva York (40 centavos de dólar más que a comienzos de agosto).
Gracias a ese buen comportamiento de las exportaciones, la llegada del dólar al nivel de los 200 pesos no debería preocupar a nadie. Aunque es de esperar que dentro de unos dos años se cruce la marca de los 300, todo hace pensar que, débil y todo, el peso seguirá por mucho rato. En comparación, son pocas las monedas latinoamericanas que pueden decir lo mismo. En los meses recientes han "muerto" el peso argentino (reemplazado por el austral), el cruzeiro brasileño (reemplazado por el cruzado), el sol peruano (reemplazado por el inti) y para enero de 1986 llegará el cóndor reemplazando al peso boliviano. Como queda claro, todavía está lejano el día en que, tal como sucede en Bolivia, el dólar se cotice a 1.900.000 pesos. Como dice el viejo refran, mal de muchos...

PONDERACIONES DE LOS 18 PRINCIPALES PAISES EN EL
COMERCIO EXTERNO COLOMBIANO(1)
PAIS PARTICIPACION %
Estados Unidos ............................................38.12
Japón .....................................................10.70
Venezuela .................................................10.26
Alemania Occidental ........................................5.30
Italia .....................................................4.40
Brasil .....................................................4.13
Antillas Holandesas ........................................3.42
Canadá .....................................................3.35
Francia ....................................................3.05
Ecuador ....................................................2.88
España .....................................................2.43
Reino Umdo .................................................2.37
Perú .......................................................2.32
México .....................................................1.82
Países bajos ...............................................1.45
Suiza ......................................................1.42
Suecia .....................................................1.35
Chile ......................................................1.23
TOTAL ...................................100.00

(1) Valor del comercio externo sin café durante 1982-1983. según manifiestos de aduana.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com