Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/17/1989 12:00:00 AM

BUENA COSECHA

Muchas empresas colombianas están ganando mucha plata, a juzgar por los balances que empiezan a conocerse.

BUENA COSECHA BUENA COSECHA
Para haber sido un año calificado de "turbulento", a los empresarios no les fue tan mal. Eso, por lo menos, es lo que se concluye cuando se miran las cifras sobre utilidades de las principales compañías del sector productivo colombiano en 1988 que se comenzaron a hacer públicas a principios del mes. Aunque todavía falta que centenares de empresas celebren su asamblea de accionistas, antes de finalizar el mes de marzo las cifras que ya se conocen dejan en claro que las cosas siguen bien. Con excepción notoria de las textileras más grandes -cuyas utilidades fueron menores que las de 1987- las demás empresas del sector real tuvieron, en general, buenos resultados.
Esa impresión es sustentada por las cifras. El análisis hecho por SEMANA para una treintena de las compañías más importantes indica que el aumento promedio de las ventas fue de un 34% y el de las utilidades estuvo cercano al 45%. Una vez más, el sector de alimentos y bebidas lideró la marcha, pero también se destacaron las papeleras y las fábricas de cemento que tuvieron un desempeño muy llamativo.
La serie de buenos resultados es de alguna manera sorprendente, sobre todo si se tiene en cuenta que 1988 fue un año problemático. Aparte de la subida de la inflación, muchas industrias tuvieron dificultades con el aumento en las tasas de interés y la relativa iliquidez del sector financiero. No obstante, tal parece que la mayoría de las grandes empresas pudo aguantar bien el chaparrón. "En los años anteriores ya se habían saneado los problemas y por eso no pasó nada grave a pesar de los altibajos", le dijo un dirigente empresarial a SEMANA.
Como es corriente en estos casos 1988 tuvo también su cuota de vencedores y vencidos. En el campo de los héroes el caso más llamátivo es el de Cerromatoso, la planta de producción de ferroníquel ubicada en Montelíbano, Córdoba. Al cabo de pérdidas acumúladas por más de 40.500 millones de pesos entre 1983 y 1987, la empresa se benefició de los buenos precios del níquel en el mercado internacional y obtuvo ganancias por más de 22 mil millones de pesos el año pasado .
Las cifras positivas se vieron también en otros balances. Dentro de las empresas privadas de capital colombiano el primer lugar le volvió a corresponder a Bavaria que en 1988 tuvo utilidades netas por 7.696 millones de pesos. Como ya se ha vuelto costumbre, la cervecera mantuvo un buen ritmo de crecimiento en ventas que se tradujo en la rentabilidad de la empresa.
A su vez, las caras largas fueron para los que perdieron. A la cabeza de ese grupo se ubicó Ecopetrol, víctima de una cincuentena de atentados terroristas que ocasionaron que la empresa estatal registrara pérdidas por más de 13 mil millones de pesos. Dentro de los balances conocidos hasta la fecha, también fue llamativo lo ocurrido con Sofasa, que registró un saldo en rojo por 694 millones de pesos, como consecuencia de una huelga de cerca de dos meses de duración.
Sin embargo, los descalabros ocasionales no alcanzan a borrar la impresión sobre la buena cósecha del 88. Lo sucedido en el sector real de la economía confirma que la época de vacas gordas continúa, a pesar de los problemas del país. Y esas no son las únicas empresas que ganaron. El sector financiero registró también utilidades récord al cabo de años de estancamiento. En los bancos las utilidades superan los 30 mil millones de pesos y aunque buena parte de esa suma deberá capitalizarse obligatoriamente, indica que al cabo de una dura década el sector comienza a ver la luz al final del túnel.
Toda esa cadena de buenos resultados debería continuar en 1989. Por el lado del sector productivo no hay razones para pensar en una desaceleración del ritmo de actividad económica. En cambio, los conocedores creen que se superarán los problemas del año pasado, con lo cual la ruta para el porvenir es todavía más despejada.
Ese diagnóstico es bueno también para las entidades financieras que siguen en proceso de recuperación. Paulatinamente se ha logrado reducir el monto de la cartera de dudoso recaudo, al tiempo que se ha fortalecido el patrimonio de la mayoría de instituciones.
Semejante parte de normalidad le puede parecer extraño a las personas que creen que el futuro del país es oscuro debido a los problemas de seguridad y orden público. Sin embargo, aunque es evidente que el panorama no es color de rosa, también es innegable que los buenos resultados de las empresas se han constituido en un factor estabilizador en un país que convulsionado y todo, aún encuentra el tiempo suficiente para demostrar que aqui también hay oportunidad de hacer buenos negocios.

LAS DE MAYOR UTILIDAD...HASTA AHORA
(Cifras en millones de pesos)

Empresas Utilidad Var.
1988 %

1. Cerromatoso 22.000 N.A
2. Bavaria 7.696 32.5
3. Cartón de Colombia 6.461 76.9
4. Paz del Río 5.240 18.1
5. Fabricato 5.024 -4.8
6. Coltejer 4.844 -12.7
7. Peldar 4.559 110.6
8. Promigas 4.409 24.2
9. Propal 4.073 24.3
10. Mineros de Antioquia 3.227 21.5






EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com