Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/10/2007 12:00:00 AM

Contra la corriente

La plata de la venta de Isagén no es para Isagén: es para la Nación. ¿Acaso no deberían ir esos recursos a la expansión del sector eléctrico?

Contra la corriente, Sección Economía, edición 1293, Feb 10 2007 Colombia necesita generar en los próximos 10 años unos 2.500 megavatios adicionales de capacidad para generar electricidad. Hoy el país consume al año más de 9.000 megavatios. Por eso es indispensable empezar nuevos proyectos de infraestructura en el sector. En la foto, la hidroeléctrica Porce II
Tradicionalmente, el objetivo de una emisión de acciones es el fortalecimiento de las compañías con la inyección de plata adicional que ponen los nuevos socios. Por ejemplo, eso es lo que se busca con la venta de una parte de Ecopetrol y eso fue lo que se logró con ISA: recursos frescos que apoyaron nuevos proyectos de las firmas y el crecimiento de las mismas. Y esta norma general es aun más válida para sectores neurálgicos como el energético, que exige de modernización permanente, pues la demanda de electricidad viene creciendo a ritmos importantes.

Pues todo lo contrario es lo que va a pasar con el proceso de enajenación de acciones de Isagén, que empieza el próximo 19 de febrero, con la oferta al sector solidario: ingresarán 592.000 millones de pesos, y la mayor parte irá directamente a financiar el presupuesto general de la Nación, sin una destinación específica. Sólo 59.200 millones de pesos, el 10 por ciento, se utilizarán en inversión en la región de influencia de la compañía.

El viceministro de Minas, Manuel Maiguascha, asegura que Isagén no necesita fortalecer su capital, pues su nivel de deuda es reducido y sus necesidades de más recursos hoy son limitadas. Por su parte, el gerente de la compañía, Luis Fernando Rico Pinzón, dice que la firma tiene caja para dos años. Según éste, eso muestra la solidez financiera de Isagén y las buenas perspectivas.

Aunque nadie discute que actualmente la compañía está en buen estado, la pregunta del millón es otra: ¿son esos indicadores suficientes para cantar victoria y dejar que 530.000 millones de pesos pasen derecho al presupuesto de la Nación? ¿Y qué va a suceder en el momento en que la compañía necesite plata para hacer nuevas inversiones? ¿Acaso el país no necesita generar 2.500 nuevos megavatios de aquí a 2010?

El senador Hugo Serrano, a pesar de que se mostró optimista con el proceso de enajenación de Isagén y dijo que era una buena decisión, se mostró sorprendido cuando conoció que los recursos de la venta de acciones pasan directamente al presupuesto.

"Deberían robustecer la empresa. El sector necesita fortalecerse, pues las últimas ampliaciones en infraestructura se hicieron hace seis o siete años. Hoy, aparte de Porce III de EPM, no hay ningún proyecto de ampliación ambicioso", explicó Serrano.

Actualmente, los colombianos utilizan unos 9.000 megavatios de los 13.500 megavatios que puede producir el sistema energético colombiano, así que el país cuenta con un colchón importante en generación, para enfrentar situaciones críticas, como por ejemplo, un fenómeno de El Niño muy fuerte. Sin embargo, esta situación no es sostenible por el aumento en la demanda de energía, impulsado por el crecimiento de la economía. Por eso, antes del año 2010 se deberán construir otros 2.500 megavatios adicionales de capacidad. Esto equivale a dos hidroeléctricas como la de San Carlos, que pertenece a Isagén y que es la más grande del país. O también es igual a casi cuatro veces la capacidad de Porce III. Esta última hidroeléctrica, que es de EPM y apenas está en construcción, generará 660 megavatios adicionales, pero todo el proyecto se llevó más de 10 años y apenas entrará en funcionamiento en 2010. Así que definir las prioridades y las inversiones del sector no es algo que se dé de la noche a la mañana. Sobre todo porque construir una hidroeléctrica tarda, en el mejor de los casos, una década entera.

Además, hay mucho trabajo por hacer en otros frentes como la infraestructura para el transporte de gas, insumo fundamental de las plantas de generación térmica. Los expertos reconocen que el balance es muy peligroso: si algún día el país necesitara emplear todas las termoeléctricas -que funcionan con este combustible-, probablemente habría un colapso, por los pocos gasoductos con que cuenta el país. Así que ya es hora de empezar a ponerles números a los plazos que tiene el sistema para ampliarse y a identificar los proyectos necesarios para cumplir esas metas.

Todo esto hace más evidente el contrasentido de que los recursos originados por esta venta no se destinen directamente al sector. Es más, uno de los argumentos para que el gobierno mantenga presencia mayoritaria en la compañía y no la privatice totalmente, es que los empresarios privados no han hecho la ampliación debida y por eso es necesario que se garantice una política expansiva con la presencia del Estado.

Pero de ahí mismo surge otra inquietud: si no es una privatización definitiva, ni es una capitalización de la empresa, entonces ¿cuál es la jugada, además de que lleguen unos recursos al presupuesto nacional sin destinación específica? ¿No será más bien que lo que se está cocinando es una reforma tributaria tapada, que sirva para cubrir algunos huecos que tiene hoy el presupuesto?

El negocio

Pero los reparos generales no logran tapar una realidad: la venta de estas acciones de Isagén es una muy buena posibilidad para los inversionistas. Según el plan oficial, saldrán a la venta 523,9 millones de acciones, que corresponden al 19,22 por ciento del total en circulación. Cada papel tendrá un precio de 1.130 pesos y generará un dividendo privilegiado de 31,63 pesos para este año.

En una primera etapa, que se inicia el 19 de febrero, los papeles estarán a disposición del sector solidario, donde también pueden participar los fondos de pensiones, que han mostrado interés en diversificar sus inversiones, no en vano estuvieron a punto de hacerse a Ecogás. Quienes compren en este plazo, que va hasta abril, no podrán vender sus acciones antes de dos años. Así que esto podría condicionar el ingreso de varios inversionistas en esta primera etapa, por tratarse de una acción que al no poderse negociar, será de baja bursatilidad. No obstante, cuando la oferta se amplíe al público en general, la posibilidad de negociar el papel en Bolsa es inmediata. La Corporación Financiera Internacional (IFC, sigla en inglés), firmó un compromiso con el gobierno colombiano, con el objetivo de comprar el remanente de las acciones que no se vendan en las etapas uno o dos.

Es claro que los indicadores financieros de la compañía son muy sólidos hoy. Y además cuenta con socios fuertes, como el gobierno nacional, las Empresas Públicas de Medellín, y otros minoritarios como Epsa, FEN y la Empresa de Energía de Bogotá.

Además, la compañía saneó su balance en 2005, gracias a que logró modificar su perfil de deuda con un crédito por 250 millones de dólares a 20 años, lo que evidentemente le quitó de encima mucha presión financiera.

Los resultados igualmente son muy positivos. En 2006, las utilidades netas estimadas fueron de 171.000 millones de pesos, superiores a los 117.000 millones de 2005. Así que por donde se mire, ésta va a ser una muy buena compra para los inversionistas, quienes van a recibir dividendos importantes de una empresa que está en un sector en permanente crecimiento.

Si bien Isagén es una de las empresas para mostrar en el sector, las dudas generales sobre el futuro del sector eléctrico permanecen. No tomar medidas para que la capacidad instalada crezca rápidamente en los próximos años podría ser una mala decisión. El país aún está a tiempo de tomar medidas y apoyar inversiones clave en el sector, para evitar que las que se enciendan próximamente sean las luces de alerta.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    close
  • El abecé del duquismo

    close
  • "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    close
  • Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    close
  • "Los procesos judiciales no han refutado mis pruebas sino que las han enriquecido": Petro

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.