Home

Economía

Artículo

- Foto: Publicaciones Semana

economía

Desempleo en Colombia volvió a superar el 20 por ciento en julio

Aunque el Dane dice que se viene reduciendo la pérdida de puestos de trabajo, en julio se destruyeron 4,1 millones de empleos. La reactivación, clave para recuperar el mercado laboral. La cifra de ahora fue mayor a la registrada en junio. ¿Qué ven a futuro los analistas?

El desempleo en Colombia sigue afectando a millones de ciudadanos y la reapertura de las actividades económicas que viene avanzando, no mejoró la cifra de julio. Por el contrario, la tasa de desocupación fue de 20,2 por ciento, un número que es 9,5 puntos porcentuales mayor a la registrada un año atrás

Puntualmente, en julio se perdieron 4,15 millones de empleos, cifra que si bien es elevada, es menor a la que se registró en mayo: 21,4 por ciento, cuando el país estaba en plena cuarentena. 

Aunque para el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, "mes a mes, las reducciones de la población ocupada se han venido ajustando en el total nacional, en respuesta a las medidas de reapertura secuencial de varios sectores", entre los analistas ronda la preocupación, toda vez que en julio se frenó la mejoría que se vio en junio, cuando la tasa de desempleo fue de 19,8 por ciento y se tenía la expectativa de que a medida que el aparato productivo prendiera motores, la desocupación continuara por la senda reduccionista.

Abril, con los datos que hay hasta ahora, parece ser el mes en el que el desempleo tocó fondo. En ese momento se perdieron más de 5 millones de plazas laborales, por cuenta del cierre nacional decretado para mitigar la expansión del coronavirus, pero las cuarentenas zonales en Bogotá y la estrategia 4x3 en Medellín que se dieron posteriormente, debido a los rebrotes del virus, según estima Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank, le pegaron al resultado de julio. No en vano, el analista estima que estas dos ciudades fueron en esencia las que presionaron la cifra de desempleo al alza en el séptimo mes del año y, lo más preocupante es que los mayores afectados son los empleos formales y los puestos de trabajo de la zona urbana.

En julio, sectores como las industrias manufactureras, el comercio y algunos servicios ya se habían reactivado. En dicho mes, la tasa de desempleo desestacionalizada (es decir, la que quita el efecto que produce el hecho de que haya festivos, que reducen la actividad) fue de 19,8 por ciento. Este dato es importante, ya que permite comparar mes a mes el comportamiento de la desocupación.

Pero, si se analiza el desempleo solo en las 13 principales ciudades y áreas metropolitanas, que es donde se concentra la mayor parte del mercado laboral que mueve la economía, la tendencia de la desocupación sigue al alza, como se observa a en esta gráfica presentada por el Dane.

La tasa desestancionalizada (comparable mes a mes) revela una reducción del desempleo a nivel nacional. No obstante, muestran un leve repunte en las principales ciudades del país.

Qué sucedió en julio

Julio registró cifras críticas de desocupación en Colombia, según los datos presentados por el Dane. La pérdida de puestos se mantiene por encima de los 4 millones. Si se mira por sectores, los que más perdieron en el séptimo mes del año fueron:

    • Comercio y reparación de vehículos: 848.000
    • Actividades artísticas y entretenimiento: 690.000
    • Alojamiento y servicios de comida: 636.000
    • Industrias manufactureras: 504.000
    • Administración pública, educación y atención en salud: 502.000

"Cuando estamos hablando de comercio y reparación de vehículos tenemos una contracción de todos los tipos de comercio: minorista, especializado, no especializado, de víveres, etc. Es decir, no hay un sesgo específico, lo cual llama la atención, ya que con la reactivación es de esperarse que veamos unos movimientos de los volúmenes de población ocupada", añadió Oviedo.

Ahora, si se mira según la posición ocupacional, los puestos que más se perdieron en julio fueron de empleados particulares (2,3 millones), seguidos de trabajadores por cuenta propia (905.000). Estos son dos de los segmentos que más absorben mano de obra en el país y, durante la pandemia, también los más afectados con las medidas que señalan el aislamiento social.

Claro está, hay que tener en cuenta las distintas categorías con las cuales el Dane hace el retrato del mercado laboral. Desde esa perspectiva, la inactividad juega un papel importante, pues cuando vuelven a intentar encontrar una oportunidad, presionan las cifras del desempleo. "En la medida que en julio se afianzaron todas las reaperturas, puntualmente en comercio minorista, vemos cómo las personas inactivas regresaron a la ocupación o ingresaron al desempleo", dijo el director del Dane.

Las cuentas actualizadas revelan que los independientes están aportando en menor medida a la menor ocupación que sigue registrando Colombia, lo que quiere decir que están regresando a su actividad.