Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 1/26/2019 3:00:00 PM

Lo bueno y lo malo que ven los analistas internacionales en la economia colombiana para 2019

Mientras que el país logró una histórica emisión de bonos en Wall Street, las calificadoras y los analistas económicos ven un panorama más crítico para la economía colombiana. ¿Razones para el optimismo o para el pesimismo?

Economia colombiana para 2019: ¿que piensan los analistas? El panorama mundial luce turbulento y espera una desaceleración de la economía. Por eso, algo podría salir mal para Colombia, dicen expertos.

La noticia es contundente: el país logró esta semana que 300 inversionistas internacionales presentaran ofertas por 12.600 millones de dólares, en la puja por un paquete de bonos con vencimiento en 2029 y en 2049 del Gobierno colombiano. Se trata de un hito histórico en las emisiones de deuda pública de Colombia en el exterior. En total, la administración Duque logró recoger, a una muy buena tasa, 2.000 millones de dólares para financiar su plan de gastos de este año.

Tras el éxito de la colocación de bonos país, queda la pregunta de si los mercados saben algo que ni los analistas ni otros actores conocen.

Parece contraintuitivo que un grupo de inversionistas vea a Colombia como una buena opción para hacer negocios, cuando el debate económico nacional está aumentando y muchos esperan resultados no tan halagüeños este año… y en 2020.

Puede leer: Recomendaciones de inversión para 2019

Hay varias razones para la prudencia: el panorama mundial está bastante turbulento y espera una desaceleración de la economía global. La acompañará una política monetaria más restrictiva, con aumentos de tasas de interés en Estados Unidos y Europa. Y una serie de ventas masivas de activos financieros de los bancos centrales de los países desarrollados, lo que va a sacar mucho efectivo del mercado.

A esto hay que sumarle lo que le pasará específicamente a Colombia. Los agentes económicos nacionales cerraron 2018 con algún nivel de incertidumbre por cuenta del debate tributario. Y con la idea de que las cuentas fiscales no cuadran y que esto se va a agudizar la próxima vigencia. Si se suma el ataque terrorista del ELN en Bogotá, la percepción negativa sobre 2019 se agravó en este comienzo de año.

Aun así, el logro de Colombia en Wall Street envía una señal muy positiva: no es un asunto menor que un país despierte tal interés de los inversionistas foráneos por una emisión de deuda a 30 años. ¿Qué está pasando?

Foto: El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, se anotó un hit con la reciente colocación de bonos. Pero Richard Francis, de Fitch, cree que la cautela manda.

Richard Francis, director de riesgo soberano de Fitch, una de las más importantes agencias calificadoras del mundo, explicó que, sin lugar a dudas, muchos factores han aumentado las probabilidades de que algo salga mal para Colombia. El más reciente, el retorno del terrorismo, que si escala en los próximos meses, podría convencer a más de un inversionista de que el país está dando marcha atrás.

Pero ese no es el único factor. El ajuste fiscal, la incertidumbre internacional y los casos de corrupción ahora mismo están afectando a la economía colombiana. En general, el país sigue teniendo expectativas de crecimiento moderadas.

El LatinFocus Consensus, que reú-ne las proyecciones de 28 analistas nacionales e internacionales sobre el crecimiento, espera en promedio un aumento en el PIB de 3,14 por ciento para este año y de 3,09 por ciento para el próximo. En un escenario de desaceleración mundial, esos guarismos no son extraordinarios, pero al menos confirmarían un proceso paulatino de recuperación. No obstante, algunos consideran alegres esas cuentas.

¿Un lío aplazado?

Quinn Markwith, especialista para Colombia de la firma londinense Capital Economics, explicó que su firma no es tan optimista como el promedio de los pronósticos del LatinFocus Consensus: prevé un crecimiento de apenas 2 por ciento para 2019 y para 2020. Para Markwith, la recuperación del país “ha perdido ‘momentum’ en 2018 y solo vemos razones para que pierda más este año, ya que la política fiscal y la monetaria están más apretadas”. En sus cuentas incluye la disminución en los ingresos petroleros, que podría causar más dolor fiscal en los próximos dos años, así como la baja inversión. En su análisis observan que el amplio déficit en cuenta corriente combinado con la proyección de unos menores ingresos petroleros golpearán al peso este año, empujando hacia arriba la inflación y propiciando un ciclo de aumento en tasas de unos 75 puntos básicos. “Entonces, esperamos que el crecimiento sea lo suficientemente lento como para que se ponga al fin al ciclo de ajuste en 2020”, asegura.

Le sugerimos: ¿Cómo manejar su dinero en 2019?

Por su parte, Francis, de Fitch, se pronunció en la misma línea, pues ve que el país va a enfrentar un tema más crítico en 2020. “El problema llegará en 2020, más que todo por el asunto fiscal otra vez. Ese año, el Gobierno va a perder 0,8 por ciento del PIB por los recortes de tasas corporativas y los incentivos propuestos en la Ley de Financiamiento. Al mismo tiempo, la regla fiscal dice que hay ajustes adicionales en 2020, 2021, 2022. Por eso vemos un hueco de casi 1 por ciento del PIB en 2020, para llegar a 2 por ciento en 2022. Así que nos parece muy difícil cumplir la regla fiscal”. La agencia Fitch espera un crecimiento de 3,3 por ciento, dice.

La dura situación prevista para 2020 llevó a Mario Castro, analista de Nomura Holdings en Nueva York, a decirles a medios internacionales que sin lugar a dudas en los próximos dos años el país podría enfrentar una caída en la calificación de deuda soberana, pues el problema fiscal sigue vigente.

¿Entonces por qué el éxito de la colocación? ¿Los mercados saben algo que ni los analistas ni otros actores económicos conocen? Probablemente, Colombia ha mostrado estar dispuesta a hacer cualquier cosa por mantener la confianza de los mercados. Lo prueban las dos más recientes reformas impositivas que han ayudado, así sea parcialmente, a mejorar el balance fiscal. Eso muestra claramente que tanto el Gobierno como el Congreso se ponen la camiseta del equilibrio fiscal cada vez que es necesario.

Le puede interesar: Las decisiones con las que arrancó el año el Gobierno Duque

Sin embargo, en el ambiente también queda la sensación de que habrá menos espacio en las próximas vigencias. En efecto, la fórmula tributaria recae siempre sobre los mismos contribuyentes, y la posibilidad de hacer recortes es limitadísima porque la mayor parte del Presupuesto General de la Nación es inflexible. Para Francis, de Fitch, si el Gobierno decide hacer un recorte, lo hará principalmente en el rubro de capital, lo que genera presiones a la baja para el crecimiento por la caída en el gasto público. Además, si quiere vender Ecopetrol, esta será una fórmula coyuntural y de una sola vez. Esa situación hace que el análisis sobre el futuro próximo de la economía local sea más crítico.

Es claro que Colombia ha hecho la tarea hasta el momento en materia fiscal. Sin embargo, esto no significa que los problemas hayan desaparecido. De lo que hagan el Gobierno Duque y el Congreso en materia de ingresos o gastos dependerá que el país siga teniendo éxito en financiar su déficit en el exterior. De lo contrario, parece inminente una baja en la calificación. Nadie quiere que se concrete esa posibilidad. 

EDICIÓN 1979

PORTADA

SOS a la economía

La crisis del coronavirus tiene a la economía colombiana en emergencia. Se requiere pensar en fórmulas rápidas y drásticas para evitar un colapso. ¿Cuáles son las opciones?

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1979

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.