magnates

El multimillonario divorcio de un aliado de Putin que tiene en vilo al Reino Unido

El país está a la expectativa por el divorcio entre el millonario Farkhad Akhmedov y Tatiana Akhmedova. Están en juego más de US$600 millones.


Los principales medios ingleses le han dado una especial relevancia a la batalla legal entre Tatiana Akhmedova y Farkhad Akhmedov. Y no es para menos, pues este divorcio es considerado como uno de los más caros de la historia de ese país.

Esta semana se definirá en un tribunal de Londres el segundo round de este conflicto legal que empezó hace varios años. El tribunal determinará si queda en pie una primera sentencia de 2016, que ordena al multimillonario a dejarle el 41 % de su fortuna a su expareja.

El multimillonario, que es conocido por ser aliado del presidente de Rusia, Vladímir Putin, inició su fortuna en el negocio de los cueros, pero después entró a la industria del gas en Siberia.

Increíblemente, Tatiana Akhmedova acusó a su propio hijo Temur Akhmedov, de 27 años, de estar confabulado con su padre para ocultar su fortuna. Esto luego de que se conociera que el joven universitario perdiera US$50 millones en un tiempo récord haciendo inversiones de riesgo.

Temur dijo que se encuentra sorprendido por la posición de su madre, quien ha indicado que iniciará acciones legales contra él.

En un principio, según informó el Daily Mail, el magnate le ofreció US$133 millones, pero Akhmedova se rehusó e insistió en recibir el 41,5 % de la fortuna que se calcula podría alcanzar los US$1.330 millones.

Farhad espera que un tribunal ruso confirme que él ya estaba divorciado antes de que su exesposa iniciara el proceso ante la justicia de Reino Unido. Si esto llegara a pasar, el tribunal inglés no tendría derecho a fallar al respecto, esto teniendo en cuenta que la pareja se divorció hace 20 años en Moscú antes de tener la nacionalidad inglesa.

Pero no solo se libra una batalla legal en Londres. Según informaron medios ingleses, la pareja ha tenido procesos legales en Liechtenstein, Rusia, Dubái y las Islas Marshall.

Los bienes en disputa

Según el Daily Mail, dentro de los activos que se encuentran en juego hay varias propiedades, autos, armas, obras de arte, un jet y barcos.

Uno de los bienes más preciados para la familia es un yate de 115 metros llamado “Luna”. Tiene un valor comercial de US$469 millones y cuenta con dos helipuertos, un mini submarino, un spa y un sistema de detección de misiles. Si bien la demandante ha pedido que este barco sea vendido, su exesposo ha indicado que prefiere que este se convierta en chatarra antes de pensar en venderlo.

También poseen una colección de obras de arte donde se encuentran piezas de famosos artistas como Mark Rothko, Andy Warhol y Damien Hirst, avaluadas en US$140 millones.

Asimismo, dentro de las propiedades se encuentra un lujoso departamento de US$30 millones que el magnate le regaló a su hijo y que está ubicado en el edificio más costoso de Gran Bretaña, el One Hyde Park. Para la madre, esta fue una jugada para ocultar los bienes de la familia.

Dentro de los bienes más curiosos se encuentra el escritorio de Napoleón, valorado en 40 millones de dólares, una escopeta Holland & Holland y un Aston Martin de colección.