Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/30/1989 12:00:00 AM

EL PECADO DE LA CARNE

La situación de orden público acentúa la crisis del sector ganadero.

EL PECADO DE LA CARNE EL PECADO DE LA CARNE

En un país donde todo sube es un acontecimiento que el precio de un bien de primera necesidad disminuya. Pero eso exactamente es lo que le está pasando a la carne de res que se ha descolgado en las últimas semanas, ahondando así una crisis que cumple por lo menos dos años. Porque ya se sabía que los ganaderos estarán --valga la expresión--en época de vacas flacas. No obstante, la situación de orden público empeoró mucho más una coyuntura que era definitivamente mala. Indagaciones del gobierno han demostrado que la oferta de reses para sacrificio aumentó sustancialmente en respuesta a las medidas de orden público que incluyen el decomiso de semovientes de aquellas fincas asociadas al narcotráfico. Para nadie es un misterio que la compra de tierras y ganado era una actividad favorita de ciertos capos y ante la ofensiva del Estado muchos salieron a vender a lo que les ofrecieran.

Tal circunstancia se ha notado en mercados formalmente establecidos, tal como la Feria Ganadera de Medellín. Mientras el 9 de agosto, por ejemplo, el kilo de macho cebado en pie se cotizaba a 295 pesos, a mediados de septiembre este se pagaba a unos 285, un precio similar al registrado en junio de 1987. Otros reportes sostienen que en poblaciones como La Dorada--en el Magdalena Medio--la caída en precios es sustancialmente mayor.

Toda esa situación coloca en serios aprietos a los ganaderos tradicionales, quienes han visto reducidos sus márgenes de utilidad. Eso ha llevado a que para obtener liquidez muchos hayan sacrificado reses hembras, aumentando así la duración y fortaleza del ciclo recesivo.

Para colmo de males, esa reducción en precios no se le ha transmitido al consumidor, para quien la carne sigue aumentando. Como consecuencia, el consumo de carnes rojas en Colombia ha venido disminuyendo desde comienzos de esta década. A lo anterior se le suma que otros mecanismos para regular la oferta--como las exportaciones-- no han resultado, debido, entre otras razones, a la epidemia de fiebre aftosa. La única venta importante al exterior este año ha sido la de unas seis mil toneladas de carne al Perú.

En consecuencia, el Ministerio de Agricultura ha adoptado un "plan cárnicos de corto plazo", que incluye aspectos como el crédito, la tecnología, el mercadeo (40 puntos de ventas a través del IDEMA en 15 ciudades) y la adecuación de praderas. Aunque por ahora se sabe que se está atravesando por circunstancias muy particulares, también se espera que una vez se normalice la situación de orden público, la calma retorne al mercado ganadero. Si eso es así es probable que dentro de unos meses el sector recobre el apetito para conseguir que, una vez más, se vuelva a hablar de un período de vacas gordas en la cria de vacunos.--

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com