Home

Economía

Artículo

Personal del Ministerio del Trabajo sellando el almacén de ropa Jon Sonen en el centro comercial La Serrezuela en Cartagena.
Personal del Ministerio del Trabajo sellando el almacén de ropa Jon Sonen en el centro comercial La Serrezuela en Cartagena. - Foto: A.P.I.

laboral

Este es el número de denuncias por presunta violación a derechos laborales que ha recibido el MinTrabajo en 2022

Las denuncias se han presentando desde enero hasta la fecha, según informó dicha cartera.

El Ministerio del Trabajo ha revelado el número de denuncias por presunta violación a los derechos laborales, que se han presentado en Colombia durante este año que está próximo a terminar, y que se aproxima a los 7.500 casos, según datos recopilados desde enero hasta la fecha.

Según esta cartera, las denuncias interpuestas están relacionadas con el no pago de salarios, inadecuadas formas de contratación, no pago de seguridad social, no afiliación a riesgos laborales; como también, tratos inhumanos por parte de algunos empleadores.

“Se acaba el silencio que hay frente a las violaciones de los derechos para las trabajadoras y trabajadores”, expresó la jefa del MinTrabajo, Gloria Inés Ramírez Ríos, quien destacó que estas cifras son la muestra de que, cada día, son más los trabajadores que elevan su voz y toman acciones ante los presuntos atropellos de los que son víctimas por parte de sus empleadores o exempleadores.

“Tendremos cero tolerancia con los empleadores que violen los derechos laborales”, enfatizó la alta funcionaria, luego de un incidente que se hizo rival por redes sociales y que se presentó en Cartagena en una de las tiendas de Jon Sonen.

En las imágenes difundidas se evidencia cómo una mujer, que al parecer, trabajo en el establecimiento, fue sacada a la fuerza con su pequeño hija, luego que ésta fuera al establecimiento comercial a reclamar por el pago de unas prestaciones sociales.

“Inspectores de la Dirección Territorial Bolívar del Ministerio del Trabajo, pudieron verificar que efectivamente le debían el pago de su liquidación, y frente a esto, la actitud agresiva y grotesca con la que la empresa acudió. Además, pudimos verificar que hay otros trabajadores del almacén que no cumplen, pues están contratados incumpliendo la norma, razón por la que hemos ordenado el cierre de manera preventiva hasta que los dueños del establecimiento comercial cumplan con lo estipulado de la norma”, expresó Ramírez Ríos.

Por su parte, Jon Sonen, se generó un pronunciamiento en torno a lo sucedido a través de un video difundido en la cuenta oficial de la marca. “Las redes sociales están invadidas con noticias que escuchamos de una parte y no hemos escuchado la otra. Se presentó un evento realmente lamentable en Cartagena en uno de nuestros puntos de venta”, sostuvo.

En las declaraciones dadas por el empresario, éste manifiesta que a la fecha ya le fue consignada una suma de tres millones de pesos, sin embargo, debido al proceso legal que se encuentra abierto, este dinero se encuentra retenido. “Están completamente canceladas -la deuda-, no desde ayer, no desde hace una semana; hace más de tres meses. Las pruebas lo dicen porque hay que hablar con hechos”, aseveró.

Según el documento expuesto por Sonen, el pago fue realizado el pasado 15 de septiembre de 2022, mismo mes en el que fue interpuesta la demanda por parte de la extrabajadora. “A través de una demanda laboral, la señora no ha podido tener acceso. Ella dice que se deben dos millones, el recibo está por tres millones de pesos”, señaló.

De acuerdo con datos reportados por el área de Inspección, Vigilancia y Control del Ministerio de Trabajo, de los 7.500 denuncias que se han radicado por presunta violación a derechos laborales, entre abril y junio se efectuaron 389 sanciones contra empresas por incumplir la normativa laboral. Las sanciones impuestas han representado multas económicas que superan los $5.130 millones de pesos.

Así mismo, se evidencia que las sanciones se ha impuesto, en su mayoría, a empresas del sector del comercio y de la reparación de vehículos (62), manufacturas (62), construcción (56), transporte y almacenamiento (50), y actividades de servicios administrativos y de apoyo (37). Mientras que a nivel de departamentos, las mayores sanciones se impusieron a empresas en Antioquia (109), Santander (81) Meta (30), Atlántico (23), Bolívar (23) y Boyacá (22).