Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/2/1999 12:00:00 AM

FUERA DEL CLUB

Afectados por la crisis económica los cacaos colombianos salen de la lista de los 200 más ricos <BR>del mundo de la revista 'Forbes'.

FUERA DEL CLUB FUERA DEL CLUB
Como ya es costumbre, la revista norteamericana de negocios Forbes acaba de publicar su
edición de los 200 empresarios más ricos del mundo. Para formar parte de este selecto grupo hay que tener
un patrimonio personal superior a 1.600 millones de dólares. La lista de este año -encabezada por Bill Gates
cuya fortuna asciende a 90.000 millones de dólares- incluye 66 europeos, 64 asiáticos, 54 norteamericanos,
15 latinoamericanos y un africano. Los patrimonios combinados de estos 200 personajes alcanzan el billón de
dólares (US$1.000.000.000.000).
Entre los multimillonarios de América Latina brillan este año por su ausencia los tres magnates colombianos
-Julio Mario Santo Domingo, Luis Carlos Sarmiento y Carlos Ardila Lülle-, quienes desde hace ya varios años
eran miembros regulares del club de Forbes. Según cálculos de la revista los tres empresarios presentaron
disminuciones importantes en su patrimonio durante el último año. Aunque la tendencia ya era evidente
desde 1997 se acentuó en 1998, según Forbes, por el desplome de las bolsas colombianas, las cuales
perdieron más de 30 por ciento de su valor en dólares. La devaluación del peso también afectó negativamente
los patrimonios de estos empresarios, pues la mayoría de sus activos se encuentran en Colombia. La
publicación estima que durante los últimos 12 meses la fortuna de Sarmiento cayó 36 por ciento, de 2.500 a
1.600 millones de dólares; la de Ardila 38 por ciento, de 2.100 a 1.300 millones de dólares, y la de Santo
Domingo 27 por ciento, de 1.500 a 1.100 millones de dólares.
Medir las fortunas de los cacaos no es cosa fácil. No solo tienen muchos activos cuyo valor no es de
conocimiento público _como los capitales que puedan tener los tres por fuera del país_ sino que en algunos
casos sus compañías no cotizan en bolsa, y aun entre las que cotizan muchas no tienen mayor liquidez y,
por lo tanto, su capitalización de mercado puede no ser muy diciente de su valor real. Por este motivo hablar
con exactitud de la disminución en su patrimonio es complicado.
En el caso de Santo Domingo y Sarmiento, como sus principales empresas cotizan directa o indirectamente
en bolsa, el valor bursátil de las mismas se puede utilizar como un parámetro razonable de su patrimonio
personal, pues indica el valor que el mercado está dispuesto a pagar por ellas en un momento dado. De
hecho, el valor del 65 por ciento que tiene Santo Domingo en Bavaria y Valores Bavaria _porcentajes que en
bolsa valían 1.419 millones de dólares y 1.198 millones de dólares a 31 de mayo de 1998 y 1999_ se
acerca mucho a su patrimonio según lo estima Forbes para ambos años (las fechas de corte son razonables
de acuerdo con la fecha de circulación de la revista). Sin embargo nadie duda que los activos que el
barón cervecero tiene fuera de estas holdings son significativos.
En el caso de Sarmiento, sin embargo, los valores estimados por Forbes están lejos del valor de sus
empresas en bolsa para 1998 y la pérdida patrimonial que estiman para el último año parece exagerada. El
valor de sus participaciones en las seis principales empresas de la Organización que preside que cotizan en
bolsa _Banco de Bogotá, Banco de Occidente, Banco Popular, Las Villas, Ahorramás y Corficolombiana_
era de 1.432 millones de dólares a fines de mayo de 1998 y de 1.337 millones de dólares a fines de mayo de
este año. Finalmente, en el caso de Ardila, es difícil estimar su riqueza pues casi ninguna de sus compañías
está en el mercado bursátil y por lo tanto resulta complicado valorarlas. No obstante, así sea difícil cuantificar
su impacto con precisión, resulta evidente que ni siquiera los hombres más ricos del país han salido ilesos
de la profunda crisis que vive Colombia en la actualidad.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com