economía

Gobernador (e) de Antioquia rompe el silencio sobre el caso Hidroituango

Tras la situación desatada en EPM, Luis Fernando Suárez asegura que el proyecto es clave para la reactivación económica, por lo cual llama a la mesura.


Varios y quizás muchos han sido los pronunciamientos alrededor de Empresas Públicas de Medellín (EPM) y, en particular, sobre Hidroituango, luego de la situación institucional que se desatara en Antioquia, la cual tuvo su punto de partida en una billonaria demanda anunciada por el alcalde de Medellín, Daniel Quintero.

Este miércoles hay que resaltar el pronunciamiento del gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez, pues había permanecido en silencio hasta ahora y su llamado es a la mesura.

El contexto de ese momento crítico de la institucionalidad en Antioquia es que el mandatario de Medellín, como presidente de la junta directiva de EPM, anunció que demandaría por 9,9 billones de pesos, argumentando que los constructores, interventores, diseñadores y aseguradores del proyecto hidroeléctrico Hidroituango deberían ser los responsables de asumir los sobrecostos de esta obra.  

De ahí, la junta directiva de EPM se apartó de dicha posición y terminó por renunciar, lo que puso a EPM, la joya de la corona en Antioquia, en un enredo institucional que muchos catalogaron con tintes muy políticos.

Por ello, el funcionario Suárez, tras enfatizar en que "gobernar requiere momentos de audacia, pero, sobre todo, muchos momentos de reflexión y mesura", indicó que no se había pronunciado por considerar que era inconveniente hacerlo al calor de los hechos.

Expresó que el tema es de alta complejidad e implicaciones para el futuro de Antioquia, ya que el departamento es el propietario mayoritario de la obra, la cual calificó como estratégica para el futuro energético del país.

Suárez contó que, en días pasados, se realizó una reunión extraordinaria de junta de la Sociedad Hidroituango, en busca de tomar las decisiones en defensa del patrimonio de los antioqueños.

Clave para la reactivación económica

El mandatario departamental indicó que "Hidroituango es una obra fundamental para la reactivación económica" en el actual contexto de la pandemia.

Agregó que el proyecto representa miles de empleos, la revitalización de muchas áreas y actividades económicas y la garantía de sumar pronto más energía al sistema eléctrico interconectado nacional.

"Tenemos que seguir avanzando en la construcción de la obra, terminarla y solo lo podremos hacer si estamos unidos todos los actores involucrados en su desarrollo", sostuvo Suárez.

El gobernador encargado recordó que, en el pasado, Medellín y Antioquia pudieron superar los momentos más duros de la violencia provocada por el narcotráfico y el conflicto armado, con participación la academia, el sector público, el empresariado, el sector social y la ciudadanía.

Este es el mismo llamado que hace ahora, para salir airosos de la situación alrededor de Hidroituango.