consumo

Hogares de ingresos altos, los de menor aumento en consumo con más movilidad

Un estudio realizado con datos de movilidad y gasto en el país durante la pandemia reveló, además, que, contrario a lo esperado, los lugares con mayores contagios son los que mantienen mayor movilidad de sus habitantes.


Los economistas Diego Zamora, del Banco Interamericano de Desarrollo; Nicolás Pineda, de Bancolombia, y el exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, demostraron en el estudio que, en promedio, “un aumento del 10% en el tiempo que las personas pasan por fuera del hogar se traduce en un incremento del 7,9% en las compras realizadas”.

Sin embargo, hay diferencias entre los hogares colombianos si se les divide según sus ingresos mensuales. Por ejemplo, entre más aumenta el nivel de ingreso, menor es la recuperación en movilidad tras el final de la cuarentena en el país.

Además, de acuerdo con los expertos, el consumo de los hogares con ingresos inferiores a un salario mínimo mensual se recuperó más rápido que el de quienes perciben ingresos superiores a los 10 salarios mínimos, que para noviembre había consumido “un 23% por debajo del nivel de 2019”, mientras los del primer grupo, para el mismo mes, ya demostraban un consumo incluso superior al del año anterior.

Recomendado: Las oportunidades en los cambios de hábitos del consumidor colombiano

Consumo por ingresos en Colombia

Los datos demuestran que, en marzo y abril, el consumo se deprimió en todos los hogares como consecuencia de la pandemia y sus medidas de contención, aunque quienes reciben menos de un salario mínimo fueron quienes menos disminuyeron su nivel de gasto.

Para noviembre de 2020, con una recuperación que inició en mayo, el consumo de los hogares de menores ingresos ya reportaba un crecimiento del 38% frente al mismo mes del año anterior, quienes reciben entre uno y dos salarios mínimos tenían un crecimiento del 9% y los demás hogares seguían reportando variaciones negativas frente a 2019.

La mayor depresión de consumo era la de los hogares que reciben más de 10 salarios mínimos, con una variación de -23%, pero entre más se reduce el nivel de ingreso, más aumenta el consumo.

Puede interesarle: El 56% de los colombianos se ha cambiado a marcas más baratas para ahorrar

Sin embargo, pese a representar una mayor proporción de la población, los colombianos con menores ingresos son también quienes representan menor consumo en el país. En efecto, “quienes devengan menos de dos salarios mínimos mensuales representan el 85% de la población, el 57% de los ingresos y el 56% de los tarjetahabientes de Bancolombia, pero solo el 20% de las compras realizadas por los medios de pago de Bancolombia”, destacó el estudio.

Por esta razón, los expertos sugirieron al Gobierno que implemente medidas para aumentar la confianza en los hogares de mayores ingresos, de modo que recuperen más movilidad y por lo tanto aumente su consumo.

Lea también: Coronavirus: así se comporta el consumo de los colombianos