Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/7/1986 12:00:00 AM

INOCENTE POR AHORA

Por qué fue sobreseído Pablo Escobar en el caso del asesinato de Rodrigo Lara

INOCENTE POR AHORA INOCENTE POR AHORA

EI final espectacular que casi todos esperaban, parece que no va a llegar. Pablo Escobar Gaviria y los grandes capos acaban de ser exonerados de todos los cargos en el caso del asesinato del ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla. El martes 3 de junio--curiosamente después de que el Noticiero 24 Horas le dedicara una semana a un completo informe sobre el caso Lara, en el que todos los caminos conducían a Escobar-- los colombianos se encontraron con la noticia de que el Tribunal Superior de Bogotá lo había sobreseído temporalmente por falta de pruebas. Aunque muy pocos creían en la posibilidad de ver a Escobar tras las rejas, casi nadie pensaba que fuera a resultar inocente en ninguna providencia judicial relacionada con el asesinato del ministro. Inmediatamenít comenzaron a surgir los rumores que casi siempre acompañan este tipo de episodios: que posiblemente los magistrados habían sido comprados, que seguramente los narcotraficantes habían logrado destruir algunas de las pruebas, que ante las amenazas que debieron recibir los magistrados del Tribunal Superior, prefirieron curarse en salud. Al fin y al cabo se trataba de un proceso en el que hay muerto un ministro y luego el juez que investigaba el caso.

SEMANA pudo conocer algunas intimidades del expediente en el cual están consignados los elementos de juicio que llevaron a los tres magistrados de la Sala Penal del Tribunal de Bogotá, Pantaleón Mejía Garzón, Gonzalo Mejía Picón y Alvaro Moreno Perilla, a considerar a Pablo Escobar libre de cargos en el caso.

De este se desprende que los magistrados manejaron conceptos como el de que "a la persona hay que juzgarla por lo que hace y no por lo que es. Y lo que hace tiene que ver con lo que está plenamente probado en el proceso". Según la providencia, Pablo Escobar está vinculado como autor intelectual por algunos "indicios leves". Esto, en términos jurídicos, es una vinculación más indirecta de lo que su nombre indica. Concretamente, los "indicios leves" contra Escobar eran los siguientes: por tener "la capacidad moral para delinquir al haberse opuesto a la campaña moralizadora del ministro Lara Bonilla, quien tuvo que sacarlo de las toldas del Nuevo Liberalismo por su intervención en el narcotráfico". Otro indicio leve, según el Tribunal, es el argumento de la fiscalía en relación con las "facultades criminosas que se relievan en la patraña urdida contra la carrera política del ministro, consistente en la entrega del millón de pesos a través de Evaristo Porras".

Los magistrados argumentan que "no se le puede dar valor probatorio al rumor público. Y menos al sentimiento ya sea nacional o personal. No se puede confundir el proceso con los titulares de prensa".

Al margen de la culpabilidad o no de Pablo Escobar en el asesinato de Rodrigo Lara Bonilla, el Tribunal piensa que las pruebas aportadas al proceso son débiles, "se basan fundamentalmente en rumores y anónimos pero no existen pruebas legalmente constituidas. No existen testimonios serios, ni indicios graves".

En general el concepto que dan los magistrados sobre la investigación y el estudio hechos por el asesinado juez Tulio Manuel Castro Gil, del cual destacan su seriedad y honradez, es que "estuvieron mal enfocados y que el juez se equivocó". Tomó como pruebas los testimonios de quienes "habían oído decir" que en casa de Escobar se fraguó el crimen, o como indicio grave el hecho de que "su poderío económico facilitaba la búsqueda de venganza", o el comentario de algunos arzobispos de Medellín, quienes afirman "tener conocimientos aportados mediante el sigilo de la confesión". Todo esto, según un magistrado interrogado por SEMANA, es "haberse salido del cauce de la investigación y no consultar con el derecho".

Según el Tribunal, la mayoría de los testimonios en los que aparece el nombre de Pablo Escobar "no prestan mérito de credibilidad" y algunos "testigos que pudieran ser claves no fueron llamados a declarar".

De todas formas, aunque el fallo del Tribunal no tiene carácter de apelable, los magistrados parecen haber dejado una puerta abierta en relación con Escobar, pues el sobreseimiento temporal implica que se vuelve a la etapa sumarial y se reabre la investigación, porque así como no se encontraron méritos para llamarlo a juicio, tampoco se han encontrado para dejarlo libre de culpas definitivamente. Los Ochoa, por su parte contaron con mejor suerte y sí fueron sobreseídos definitivamente. En el caso de ellos no había nada diferente del rumor de que eran mafiosos y amigos de Pablo Escobar.

Todo esto no significa que Escobar no sea culpable, pero si es evidente, independientemente de rumores sobre presiones o amenazas que no le han podido encontrar, la prueba definitiva.--

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com