Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/31/1990 12:00:00 AM

LA CONQUISTA DEL OESTE

Con la compra de MCA, los japoneses asumen el control de la industria cinematográfica de EE.UU.

LA CONQUISTA DEL OESTE, Sección Economía, edición 448, Dec 31 1990 LA CONQUISTA DEL OESTE
Los japoneses les sonsacaron la semana pasada a los norteamericanos un muñeco de su más preciada colección: ET, El Extraterrestre. La criatura gangosa, que batió récord de taquilla en la historia del cine, pasará a ser patrimonio de Matsushita Electronic Industrial, junto con la mayoría de acciones y el resto de películas de Un Universal Studios, una de las más grandes industrias cinematográficas de Estados Unidos.
En lo que se considera la mayor compra que han hecho los japoneses de una compañía estadounidense, Matsushita, conocida por sus marcas Panasonic, Quasar y Technics, pagó seis mil millones de dólares en efectivo a la MCA Inc., propietaria de Universal Studios y de otros negocios del espectáculo.
Con esta adquisición, Matsushita se pone a la par de Sony, la compañía rival que compró hace un año a Columbia Pictures por cinco mil millones.
La conquista de más de la mitad del mundo cinematográfico de Estados Unidos que consolida en manos de los japoneses el control del medio -equipos de video y del mensaje -películas de cine, series de televisión y casas editoras-, ha puesto a temblar el orgullo cultural americano.
Para los ejecutivos japoneses el paso que se ha dado cierra simplemente un círculo industrial, "Los equipos y los programas se han ido desarrollando simultáneamente, son como ruedas de un mismo automóvil", dijo Akio Tanii, presidente de Matsushita.
Pero para los norteamericanos la cosa es distinta. El hecho de que las dos ruedas sean del mismo carro ha despertado el temor de que los nuevos conductores no resistan la tentación de meterle mano a los guiones de Hollywood para favorecer sus intereses polrticos o económicos. Los productores japoneses ejercen en su país cierto grado de autocensura que supera el usual en occidente. Temas como las atrocidades cometidas por el Japón en las invasiones a Corea y China no son objeto de un extenso tratamiento fílmico en el Japón.
Los directivos de Matsushita se han anticipado a la preocupación americana. Por ahora, parece que ET no saldrá con ojos rasgados en las próximas películas, ni Tiburón, otra de las grandes producciones de Universal, se alimentará de chinos o coreanos.
Las acciones de la imaginación seguirán en poder de los genios de Hollywood, han anunciado los ejecutivos japoneses, pero la advertencia ha sido tomada con beneficio de inventario en Estados Unidos, porque en la práctica el presidente de Matsushita no ha dado señales claras de que la compañía no tendrá el control ideológico o cultural de las producciones cinematográficas.
Tanii se negó a responder a un periodista que le preguntó la semana pasada si su compañía permitira la producción de una película considerada desfavorable a los japoneses por criticar la sociedad de ese país o sus prácticas económicas. "Nunca soñó con que me haría esa pregunta", se limitó a responder el ejecutivo japonés.
Ante el temor de la interferencia cultural, la MCA ha contratado cabilderos en Washington para que soliciten al gobierno de Estados Unidos medidas o legislaciones que garanticen la distancia cultural de los japoneses.
Respondiendo al mismo temor, la Sony garantizó hace un año, cuando adquirió Columbia Pictures, que no intervendría en la selección del tema de las películas ni los guiones.
La conquista japonesa parece incontenible. La de MCA es sólo la más reciente. Los japoneses han gastado más de 45 mil millones de dólares en la compra de inmuebles que incluyen símbolos de concreto como el edificio de la Exxon, el Rockefeller Center, las oficinas de la ATST en Los Angeles, el 666 de la Quinta Avenida de Nueva York y el de Unión Bank. Los acreedores de más del 20 por ciento de la deuda externa de Estados Unidos son banqueros de Tokio.
En el mundo cinematográfico sólo quedan libres de inversión extranjera Walt Disney y Paramount Communications, una independencia que ha salvado al Donald de tener que contar su
fortuna en yenes.

PROPIEDADES DE LA MCA
La compañía MCA obtuvo el año pasado utilidades por 191 millones de dólares, sobre unas ventas superiores a los 3.400 millones. La MCA tiene intereses en casi todas las ramas de la industria del entretenimiento.
Películas: E.T.,Tiburón, Regreso al futuro, Wlllow y Nacido el 4 de julio.
Series de televisión: Miami Vice, Reportera del Crimen y Quantum Leap (de gran éxito en Estados Unidos).
Música: Distribución, publicidad musical, conciertos y mercadeo de artistas como Tom Petty, Bobby Brown, George Strait, Sheena Easton, Elton John y Tiffany.
Industria editorial: Derechos de autor de Tom Claney, Robert B., Parker y Charles Kuralt.
T.V. Cable: USA Network (50 por ciento) y WWOR-TV.
Mercadeo: Almacenes de regalos Spencer y A22, y Joyerías intrigue.
Otras empresas: Estudios Universal de la Florida, (Orlando), Estudios Universal para el sur de California, Yosemite y Cwry Co. (concesiones de alimentos en el Parque Natural: Yosemite, teatros Odeón (49 por cienlo) y finca raíz.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com