Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/18/1995 12:00:00 AM

LA HISTERIA SE REPITE

Otra vez, debido a la incertidumbre política que se vive en el país, los especuladores quieren hacer su agosto.

LA HISTERIA SE REPITE LA HISTERIA SE REPITE
A MEDIADOS DE AGOSTO LOS PERIODICOS que se venden en Nueva York salieron al mercado con un nuevo anunciante en sus páginas: la República de Colombia. En el texto de un aviso de media página que circuló en The New York Times y The Wall Street Journal se subrayaban los éxitos de la administración del presidente Ernesto Samper, cuyo gobierno logró desmantelar al cartel de Cali, conocido como una de las organizaciones criminales más grandes del mundo.
Sin embargo, a pesar de lo impactante del mensaje publicitario, el efecto, al parecer, duró poco. "Aquí lo que importa es el tema de la estabilidad del gobierno y lo que pueda pasar con la economía", le dijo a SEMANA un analista de una firma de Wall Street. Y es que una de las múltiples aristas de la crisis que por estos días afecta al país es la creciente atención que despierta Colombia en los mercados financieros, que va mucho más allá de un interés meramente informativo.
la razón es simple: por primera vez en su historia el país ha vinculado a un buen número de inversionistas que sigue de cerca el tema del riesgo. Existen 135 fondos de capital extranjero que han sido autorizados para operar en Colombia por la Superintendencia de Valores y que han invertido cerca de 750 millones de dólares, principalmente en acciones de sociedades nacionales. Además, ocho empresas colombianas han emitido papeles para financiarse en el exterior, los cuales han sido negociados en el mercado internacional y se transan en Nueva York, entre otros lugares. Por último, la Nación ha salido con bonos en los últimos meses, que también han comprado compañías norteamericanas, japonesas o europeas. En total, se estima que el monto combinado de esos recursos asciende a unos 3.000 millones de dólares.
Buena parte del éxito obtenido por esas operaciones tiene que ver con la tradición de solidez de la economía colombiana, más allá de los problemas de violencia que ha sufrido el país. Esa seriedad ha sido reconocida por las agencias calificadoras de riesgo que colocan a Colombia y a Chile como los dos únicos países de América Latina cuyos papeles son lo suficientemente seguros, aun para los inversionistas más cautos y exigentes.
Todos esos elementos han influido para que cualquier noticia que salga de Colombia se siga ahora con particular atención. Esa fue seguramente la razón por la cual el miércoles pasado los teléfonos empezaron a repicar en las oficinas de representación de los diferentes bancos extranjeros que operan en el país. Las informaciones preliminares indicaban que el precio del dólar se había disparado en el mercado cambiario y que la bolsa estaba de capa caída.
Al cierre de ese día los peores temores parecían estarse confirmando. La divisa norteamericana había terminado a 944 pesos, después de haber rondado la marca de los 970 pesos, y las acciones en la Bolsa de Bogotá habían perdido un 3,6 por ciento de su valor. A primera vista parecía como si algunos inversionistas hubiesen decidido salirse del país a toda costa. Sin embargo, después de la tempestad, vino la calma. Los días siguientes dejaron en claro que lo que comenzó a verse como una debacle en los mercados cambiario y bursátil no dejó de ser el intento de varios pescadores que quisieron especular en un río revuelto. "Esto es por cuenta de los 'yuppies' que manejan las tesorerías de los bancos", dijo el ministro de Hacienda Guillermo Perry, en alusión a los jóvenes profesionales que intervienen en el negocio.
Tal impresión acabó siendo confirmada por las cifras. Los volúmenes de las transacciones no fueron significativos y revelaron la fragilidad de mercados en los cuales con poco dinero se puede producir mucho impacto.
Por ahora, los grandes están tranquilos. Aunque es innegable que el clima político ha generado mucha incertidumbre, ningún inversionista importante está sacando conclusiones sobre el desenlace. Según un estudio del Bankers Trust "el resultado final de esta crisis será positivo". Agrega además que "estos desarrollos no deberían afectar ni las posibilidades ni la voluntad de Colombia para honrar sus obligaciones externas".
Puesto de otra manera, existe el convencimiento de que los signos vitales de la economía siguen siendo buenos. Y que, como ha sido usual en la vida colombiana, los problemas políticos y el crecimiento económico siguen sendas separadas.
Este análisis se mantiene a pesar de que hay escepticismo sobre las posibilidades del gobierno. La semana pasada la publicación Emerging Markets Debt le daba al presidente Samper un 50 por ciento de probabilitlades de permanecer en su puesto. Pero más allá de lo que suceda en ese escenario, el consenso general es que el panorama se tiene que despejar relativamente rápido. "El riesgo más grande sería una investigación lenta y larga", sostiene Bankers Trust. "La incertidumbre de los inversionistas crecería y los mercados podrían languidecer". agrega el informe.
Y mientras esa situación se resuelve, lo más posible es que los especuladores le sigan metiendo ruido al mercado. Dicho factor puede ocasionar alzas espectaculares y caídas abruptas en la bolsa, pero no mucho más. Sin embargo, las respuestas se esperan más temprano que tarde. "Los inversionistas extranjeros ya conocen un poco este país y no se van a apresurar. Pero esperan que la incertidumbre no se prolongue por más de seis meses", sostiene un comisionista de bolsa bogotano.
Cosas de la crisis. Quizás como sucede pocas veces en la vida, los dueños del dinero y la opinión pública colombiana coinciden en un mismo diagnóstico: la necesidad de respuestas rápidas y definitivas para dejar atrás una situación que, por ahora, ha producido más de un ataque de nervios.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    close
  • "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    close
  • Álex Saab, el hombre de Maduro

    Álex Saab, el hombre de Maduro

    close
  • Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    close
  • ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1903

PORTADA

¿Quién es el colombiano prófugo y socio del régimen de Maduro?

Esta es la increíble historia del empresario Álex Saab, el hombre que hizo llave con el presidente de Venezuela para ejecutar operaciones por cientos de millones de dólares en el mundo con la comida de los venezolanos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1903

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.