Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/9/1987 12:00:00 AM

LA HORA DEL DESCONTROL

El gobierno brasileño libera los precios de la mayoría de los artículos de consumo masivo

LA HORA DEL DESCONTROL LA HORA DEL DESCONTROL
Por lo visto, este cruzado tampoco se pudo quedar en la tierra santa. Apenas un año después de que fuera anunciado por el presidente José Sarney, el jueves millones de brasileños se enteraron de que el Plan cruzado, introducido con el fin de devolverle un poco de orden a la economía de su país en materia de precios, estaba siendo desmontado. La decisión de la semana pasada, fue tan solo la confirmación oficial de lo que ya en la práctica se había terminado.
El principio del fin para el Plan cruzado tuvo lugar en diciembre, cuando el gobierno de Brasilia se vio obligado a aumentar de un plumazo el precio de una serie de artículos de primera necesidad. La medida acabó con la columna vertebral del Plan -los precios estables- y condujo a presiones que acabaron siendo inmanejables.
Bajo las nuevas condiciones, se espera que los precios de prácticamente todos los artículos se eleven entre un 30 y un 40%. Tan sólo 65 productos de consumo masivo y 300 más de consumo industrial, quedaron sometidos a control de precios por parte de un comité interministerial. Si ese ritmo de incremento continúa los especialistas consideran que la inflación en Brasil para 1987 podría ubicarse entre un 400 y un 600%.
A cambio, el gobierno espera que se normalice el abastecimiento de productos. Aunque los controles de precios sirvieron para mantener la inflación a raya, el aumento de ciertos costos que los productores no podían trasladar a los consumidores condujo a que simplemente el mercado se desabasteciera.
Con el levantamiento de los controles, el gobierno espera que la normalidad se restablezca. Según el ministro de Hacienda brasileño, Dilson Funaro, la decisión representa "un regreso al régimen de las fuerzas del mercado, pero con un atento monitoreo por parte del gobierno".
Las medidas del gobierno ya eran esperadas por la opinión pública. Días antes del anuncio las tasas de interés llegaron a niveles del 550% anual, en anticipación a la espiral inflacionaria. La incógnita, por ahora, radica en el futuro. Por una parte no se sabe si el gobierno decide reinstaurar los controles de precios dentro de algún tiempo, una vez que el abastecimiento de productos se restablezca. Si no es así y se presenta la hiperinflación, la cosa no es tan grave ya que, aparte de 1986, durante más de diez años los brasileños han estado plenamente acostumbrados a tener tasas de inflación anuales superiores al 100%.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com