Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/12/2003 12:00:00 AM

Los 4 grandes

Al igual que el resto de la economía, los principales grupos empresariales se recuperan, pero lentamente.

En términos generales a los cuatro grupos más grandes del país les fue bien en 2002. En conjunto, tuvieron ingresos por 18 billones de pesos, casi una décima parte del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Los resultados reflejan que siguen creciendo a pesar del estancamiento de la economía. Algunos, como Santo Domingo, incluso han empezado a extender sus brazos hacia otros países.



Al igual que el resto de empresas colombianas, los grupos económicos han tenido que salir de los negocios que no son rentables y concentrarse en lo que saben hacer mejor para poder afrontar las nuevas realidades del mercado. El año pasado el Grupo Santo Domingo vendió su participación en Sofasa, dejó Caracol Radio en manos del Grupo Prisa de España y salió de Presto y Vise. El Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) se retiró de Criogas, Electroquímica Colombiana, Proleche, La Parcela y, en general, su consigna es salir de sus inversiones en las categorías que no pertenecen a las actividades principales del grupo. La Organización Ardila Lülle tuvo que ceder la mayoría accionaria de Leona a Bavaria y le buscó un socio a Peldar. La Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo emprendió una reestructuración para simplificar gastos que afectó a 54 empresas, 10 de ellas en liquidación. El GEA, a pesar de la caída en las ventas a Venezuela -uno de sus principales mercados de exportación- sigue siendo el conglomerado que más vende y gana del país. El año pasado emprendió la tarea de desenrocarse para hacer más transparente el sistema de inversiones cruzadas y consiguió recursos frescos por 350 millones de dólares de la IFC (el brazo financiero del Grupo Banco Mundial) para trabajar conjuntamente en este propósito. Santo Domingo, en cambio, fue el único de los cuatro grupos que arrojó pérdidas. A pesar de que las cosas marchan viento en popa para el Grupo Empresarial Bavaria (cerveza, jugos y negocios relacionados), otra historia muy diferente es la que viven las compañías subordinadas de Valores Bavaria, la holding que agrupa al resto de empresas de Julio Mario Santo Domingo. ValBavaria arrojó pérdidas consolidadas por 482.000 millones de pesos en 2002. El resultado no es tan malo si se tiene en cuenta que representa una reducción cercana a 50 por ciento frente a las pérdidas del año anterior. Este grupo empresarial se encuentra en plena reestructuración y ya está empezando a hacer nuevas inversiones (como un canal de televisión en Perú), por lo que cabe esperar mejores resultados en los años que vienen. El Grupo Ardila mostró unas utilidades operativas bastante buenas (457.327 millones de pesos). No obstante los resultados finales se vieron opacados por la devaluación, y por eso las ganancias netas de sus empresas sumadas fueron de 89.000 millones de pesos. Su talón de Aquiles sigue siendo la caída en el consumo per cápita de gaseosas, un negocio del cual proviene 30 por ciento de sus ingresos totales. La Organización Sarmiento Angulo fue la que tuvo mayor dinamismo. El buen comportamiento del sector financiero y la reactivación del crédito le ayudaron a recuperar el terreno perdido en los años pasados y restablecer el equilibrio en utilidades, dada la magnitud del patrimonio invertido en los últimos años.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.