Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/7/1996 12:00:00 AM

MATRIMONIO POR CONVENIENCIA

Con la fusión de Colseguros y la Nacional de Seguros el grupo Santo Domingo quedará con la compañía de mayor facturación en el sector.

MATRIMONIO POR CONVENIENCIA, Sección Economía, edición 749, Oct  7 1996 MATRIMONIO POR CONVENIENCIA
Como si se tratara de una unión que el destino siempre ha querido, Colseguros y La Nacional de Seguros, dos hijas de Julio Mario Santo Domingo, decidieron al fin presentar papeles para fusionarse en una sola compañía. Esto ocurre después de dos años de estar integradas. Es decir, de tener el mismo presidente, pero diferentes nombres, distintos representantes legales y sucursales independientes. Ahora, en manos de la Superintendencia Bancaria está la opción de darle luz verde al matrimonio que crearía la nueva entidad, cuyo nombre aún no se ha decidido. Una vez se formalice la unión, el país tendrá un gigante con ingresos por 1,3 billones de pesos, superiores a los de cualquier otra aseguradora en el país, incluso a los de Suramericana, la empresa insignia del Sindicato Antioqueño. No obstante, el conglomerado paisa seguirá muy por encima en cuanto a activos y patrimonio (ver cuadro). En lo que tiene que ver con participación de mercado, si se tiene en cuenta que Colseguros cuenta con el 13,1 por ciento y La Nacional con el 7,4 por ciento, es posible deducir que la nueva firma va a tener más del 20 por ciento del total, lo cual resulta envidiable para el resto de las compañías del sector -ver gráfico-. Así, Santo Domingo encontró la forma de fortalecer su presencia en un mercado cada vez más competido. A diferencia de la mayoría de las fusiones, la historia de ésta tiene más de una década. De hecho, hacia los años 80, Colseguros, que era la compañía aseguradora más antigua del país, tenía el privilegio de contar dentro de sus accionistas tanto al grupo Santo Domingo como a empresas que hoy son del Sindicato Antioqueño. No obstante, como la unión entre ambos conglomerados no duró mucho, ni en seguros ni en ningún otro negocio, las empresas que eran del grupo paisa vendieron sus acciones, y así fue como Santo Domingo quedó con un porcentaje mayoritario en Colseguros. La decisión de los paisas también ayudó a consolidar a Suramericana, que hoy es un verdadero monstruo, pues no hay ninguna otra aseguradora que le pueda competir en tamaño. Al fin y al cabo, si se unen los negocios de seguros de vida, generales y capitalización, los activos de la empresa líder del Sindicato llegan a 3,6 billones de pesos y su patrimonio a 1,8 billones de pesos. En cuanto a sus ingresos, éstos alcanzan los 1,1 billones. Pero aparte de lo que ocurrió entonces en Colseguros y de las implicaciones que pudo tener en el fortalecimiento de Suramericana, por la misma época había otra compañía de seguros en la que Santo Domingo también tenía participación, en un principio junto con unos accionistas franceses, pero luego prácticamente solo, pues también se adueñó de un porcentaje mayoritario. Se trata de La Nacional.

Hacia la fusion
Así, poco a poco se llegó a una situación en la que Julio Mario Santo Domingo quedó con dos hijas dentro del sector asegurador, aunque aún había otros accionistas privados con participaciones importantes en Colseguros. Sin embargo, en 1990 la Superintendencia Bancaria modificó algunas normas del sector, lo que obligó a las compañías a realizar capitalizaciones considerables. Colseguros hizo una emisión de acciones con el propósito de cumplir las normas, pero los inversionistas minoritarios no entraron. De manera que Santo Domingo debió comprarles las acciones, con lo cual quedó también en ésta con una participación mayor al 90 por ciento. Tuvieron entonces que seguir Colseguros y La Nacional como si se tratara de dos hermanas que viven en diferente casa. Sin embargo, no resultaba difícil darse cuenta de que esa situación era muy costosa y, no muy conveniente para sus propietarios. Fue entonces cuando en 1994 los altos directivos del grupo Santo Domingo decidieron integrar a las dos compañías, proceso que tomó un año. Lo que se hizo fue dejarlas funcionando en forma similar a como operan Avianca, Sam y Helicol, es decir, con un mismo presidente pero con contabilidad independiente. Lo que siguió fue un proceso gradual para uniformar las políticas y procedimientos, de manera que las dos compañías funcionaran bajo los mismos criterios, normas y procedimientos. Pero la situación del sector asegurador, que se complicó el año pasado, en gran parte por el aumento de la competencia, evidenció que una simple integración no era suficiente. De hecho, en 1995 llegó a Colombia la española Mapfre, que antes tenía solamente una participación minoritaria en Seguros del Caribe. Al mismo, la italiana Generali, que estaba en el país a través de Granadina de Seguros, le compró a la inglesa Royal su participación en La Andina, con lo que entró a competir activamente en el mercado colombiano. "Eso implicó una desaceleración del crecimiento del sector, en tanto que la criminalidad del país aumentaba, con lo que se incrementaron los gastos para las aseguradoras, de manera que tuvimos que buscar mecanismos para optimizar nuestra operación y consolidarnos dentro del sector", dijo a SEMANA el presidente de Colseguros, Bernardo Botero. Y es que 1995 fue un año especialmente difícil para las aseguradoras. La Nacional, por ejemplo, sólo logró utilidades en su capitalizadora (ver cuadro), de manera que necesitaba una salida de emergencia. Lo mejor, tanto para ella como para Colseguros, era buscar la forma de fortalecerse, lo que la haría menos vulnerable a la competencia. Fue entonces cuando surgió la idea de pasar de la integración a la fusión, la cual se consolidó hace un mes. Lo que siguió después fue la presentación ante las respectivas asambleas de accionistas y la preparación de los papeles para adelantar los trámites necesarios ante la Superintendencia Bancaria. La meta es que todo esté listo el 31 de diciembre de este año, para arrancar con la nueva compañía en 1997. Mientras tanto, Colseguros seguirá siendo la segunda compañía de seguros más grande del país, después de Suramericana, aunque en seguros de vida está por encima de ella Seguros Bolívar, además de la del grupo paisa. Su gran fortaleza es la reaseguradora, que funcionará como holding de la nueva firma que se cree después de la fusión. La Nacional, por su parte, se mantendrá como la quinta de mayores activos en lo que a seguros generales se refiere, la séptima en el negocio de seguros de vida y la quinta entre las ocho sociedades de capitalización del país. Entre las dos tienen 2.800 empleados, y aunque los rumores dicen que la fusión implicará la salida de muchos de ellos de la compañía, Bernardo Botero afirmó a SEMANA que al respecto no se ha tomado ninguna decisión. "Obviamente estamos en un proceso de reorganización, y eso puede implicar una depuración, pero al respecto no hay nada definido". Independientemente de lo que pase al respecto y de lo que logre la nueva empresa de seguros, lo cierto es que con la fusión, el Grupo Santo Domingo logrará poner en duda la arraigada idea de que nadie puede destronar el tigre asegurador del Sindicato Antioqueño.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com